miércoles, 28 de marzo de 2012

El acceso al mar: un sueño o una realidad

Jose Luis Flores
peflobur@hotmail.com

No siempre es facil escribir algunas lineas sobre éste tema, pues se ha escrito ampliamente, desde diferentes puntos de vista, tómemos uno de esos. Han pasado 133 años y aún no se tiene una idea clara de lo que hay que hacer para recuperar un acceso al mar. Y es que la mayoría de la población no tiene un conocimiento básico de los hechos históricos, que dieron lugar a la perdida de la costa marítima por una guerra entre Chile, Perú y Bolivia. Se conocen muy pocos datos de cómo fuerón los acontecimientos, lo que se imparte en las escuelas es muy escueto, hasta a veces muy simplista. Todos los bolivianos tienen derecho a saber a detalle todo lo acaecido, principalmente, cual era el statuo quo antes de la guerra, quienes eran los representantes del entonces parlamento que aprobó el documento, que ahora Chile pretende hacer valer en todos los foros internacionales. Finalmente el pueblo Boliviano deberá contar con un documento histórico, que sea el verdadero relato que demuetre que Chile tuvo cómplices en el país que permitieron la entrega del los puertos y territorios al enemigo de entonces; esta es la idea retrospectiva: la otra idea es: qué debemos hacer en el futuro?. Para cualquier alternativa, el país debe estar unificado, esto implica, que tanto los que estan en el gobierno y la oposición deben presentarse unidos en este tema en todos los foros internacionales, lo cual no se confirma cuando se escucha voces de algunos opositores, discordantes de la posición del gobierno, sin exponer cual sería la alternativa a la del gobierno.

La posibilidad de la demanda en contra de Chile en el tribunal de la Haya, es un paso muy importante para Bolivia, pues implica la decisión de buscar soluciones jurídicas civilizadas, ante un problema que se resolvió de forma agresiva y salvaje en la guerra de entonces; de esta forma Bolivia muestra su caracter pacifista que tuvo desde antes de la guerra, a la que tuvo que acudir forzada para defenderse. Chile solo cuenta con un documento que le impuso a firmar a bolivia, nada más, y por supuesto el botin de la guerra: la costa, el guano, y el cobre. Bolivia tiene a su favor muchas cosas, la principal: ser un país pacifista, en desarrollo, agredido por sus vecinos muchas veces. Chile debe recordar, al igual que Israel, que los territorios obtenidos en guerras salvajes deberán ser devueltas tarde o temprano. Tambien Chile debe recordar que hasta el muro de Berlin cayó, lo que parecía imposible.

Chile, no puede hablar de integración en el continente, mientras no resuelva, justamente el acceso maritimos de Bolivia, tán vital para su desarrollo, igualmente no puede sentarse en la mesa de negociaciones comerciales como si no tuviese un conflicto no resuelto con el país del cual desea sus recursos naturales para su futuro desarrollo. Eso se llama cinismo, pues no es otra cosa que permitirse comerciar con el país al cual agredió y mas aún cobrarle por la salida de sus productos por los territorios que le pertenecieron.

Chile, confirmó su vocación soberbia y agresiva, desviando las aguas del rio Lauca, utilizando arbitrariamente las aguas del Silala, minando finalmente el territorio fronterizo. Chile no puede subsistir rodeado de enemigos como lo está Israel. Tuvo conflicto con Perú, estuvo apunto de una guerra con Argentina, agredió a Bolivia. Cómo se puede pregonar una política de buenos vecinos? En el tribunal de la Haya saldrán a relucir estos aspectos.

Si desea Chile comerciar con Bolivia, debe aceptar definitivamente la posibilidad de una solución a su enclaustramiento, mientras tanto, BOLIVIA DEBE DESVIAR SU COMERCIO DE IMPORTACION y EXPORTACION VIA PERU, país que generosamente ofrecio el uso de un puerto por Ilo. Deberá recordarse que Perú, alguna vez expresó su disposición de dialogar para buscar una solución al enclaustramiento de Bolivia; lamentablemente, es cierto que nos unen muchos aspectos con el vecino Chile, pero su actitud soberbia y agresiva empaña esos detalles; probablemente, tengamos más afinidad con Perú y esa probabilidad habrá que desarrollarla, inclusive buscar la posibilidad de tratados mas cercanos, que nos puedan llevar a una union política más adelante. Con Chile eso sería imposible. mientras persista en su actitud.

Finalmente, la importancia estratégica de estar situado en el corazón del continente, ofrece una gran oportunidad para unir el tránsito del atlántico al pacífico del comercio, entre Brasil y Asia, y el interés por supuesto de Chile de exportar hacia el atlántico. Este tránsito por supuesto será via carretera y via ferrocarril; en éste aspecto es de mucha importancia decidirse hacerlo via Perú, si, no progresan las venideras conversaciones con Chile. En esta perspectiva es Chile quien perdería más. Estas son algunas ideas que se pueden discutir, la piedra está lanzada, espero comentarios.