viernes, 20 de abril de 2012

Bolivia en el puesto 146 del índice de libertad económica

Eduardo Campos Velasco
eduardocamposdc@yahoo.es


De un total de 184 países monitoreados el 2012 por la Fundación Heritage, Bolivia se ubica en el puesto 146 del ranquin mundial, con una ponderación de 50.2, sobre una escala de 100 puntos; muy detrás de la mayoría de países de Latinoamérica y sólo por delante de Ecuador (156), Argentina (158), Venezuela (174) y Cuba (177). Por el contrario, países como Chile y Uruguay, se sitúan entre los mejor ubicados en el ranquin mundial, el primero en el puesto 7 con una ponderación de 78.3/100 y el segundo en el puesto 29 con 69.9/100.

La clasificación mundial la encabeza Hong Kong con una ponderación de 89.9/100, se guida de Singapur (87.5/100), Australia (83.1/100), Nueva Zelandia (82.1/100), Canadá (79.9/100); Entre los países latinoamericanos, además de Chile e y Uruguay, se ubican Perú en el puesto 42 con 62.7/100, Colombia, puesto 45 (68.0/100), México puesto 54 (65.3/100), Panamá puesto 55 (65.2/100), Paraguay, puesto 79 (61.8/100) y Brasil, puesto 99 (57.9/100).

Entre los países peor ubicados a nivel mundial, se encuentran: Corea del Norte, puesto 179 (1.0/100), Cuba puesto 177 (28.3/100), Libia, puesto 176 (35.9/100) y Venezuela con 38.1/100, en el puesto 175.

El Índice de Libertad Económica (ILE) mide 10 indicadores agrupados en cuatro grupos; El Estado de Derecho, que mide el derecho de propiedad y libertad frente a la corrupción; Limitaciones al Gobierno, con indicadores de libertad fiscal y gasto gubernamental; Eficiencia Reguladora con las variables libertad comercial, libertad laboral y libertad monetaria y; Mercados Abiertos con comercio internacional, libertad de inversión y libertad financiera.

En el primer caso (Estado de Derecho), el informe señala se ha debilitado en términos globales. Algunos gobiernos continúan justificando las expropiaciones y nacionalizaciones, sobre la base de la inestabilidad económica y financiera actual.  Los índices de: el derecho de propiedad y la libertad frente a la corrupción, ha sufrido una baja en -02 y -01 respectivamente, en relación al anterior año. El promedio mundial del derecho de propiedad es de 43.4/100 y el de libertar frente a la corrupción de 40.0/100, superiores a los promedios de América del sud, centro y el Caribe de 40.9/100 y 39.3/100 respectivamente. En cuanto a las Limitaciones al Gobierno, muchos Estados ha tenido déficits presupuestarios, con deuda pública en aumento, incrementándose la tasa impositiva máxima individual y la carga impositiva total. El nivel promedio de gasto gubernamental como porcentaje del PIB es de 35.2%.

En el tercer grupo (Eficiencia Reguladora) numerosas economías han continuado racionalizando y modernizando sus marcos comerciales. A nivel mundial, establecer una empresa requiere de 7 procedimientos y 30 días. Las reformas laborales se han disminuido considerablemente y la libertad monetaria muestra una mejora constante como resultado de la disminución en las presiones inflacionarias.

Finalmente, en cuanto a Mercados Abiertos, la libertad de comercio internacional, está estancada, o lo que aún es peor, puede de hecho estar retrocediendo. El índice de inversión aumento términos globales, aunque el progreso no fue uniforme. A pesar de cierto progreso hacia la estabilidad, el sistema financiero global, ha estado sometido a una presión importante, en gran parte debido a la crisis provocada por la deuda soberana de Europa.

Entre otras conclusiones del estudio, se establece que la relación positiva entre libertad económica y prosperidad se ratifica nuevamente en el índice 2012. El PIB per cápita es mucho más alto en países con mayor libertad económica. Sin embargo, aún tres cuartos de la población mundial vive en países que tiene "controladas" o "reprimidas" las libertades económicas.

Se establece - también -  una relación estrecha entre la libertad económica más elevada y la eliminación eficaz de la pobreza. La intensidad de la pobreza es mucho menos menor, en promedio, en los países con mayor libertad  económica.

El avance de la libertad económica, es crucial para que las personas alcancen una mayor prosperidad. Un nivel mayor de libertad económica, no sólo está relacionado con un mayor ingreso per cápita, sino también aumenta la tasa de crecimiento de sus ingresos y acelera el progreso económico y social.

La libertad económica tiene un alto grado de correlación con las actividades empresariales. La tasa de crecimiento de ingresos per cápita es mayor en los países de mayor progreso (3.7%) y de 2.1% en los de menor progreso. La libertad económica facilita la actividad empresarial permitiendo la creación de nuevos empleos y aumenta las oportunidades y opciones de las personas para mejorar su bienestar.

La intervención gubernamental en la economía, alienta un excesivo crecimiento de la deuda pública, provocando desaceleración económica y crisis fiscal, lo que a su vez, desata un estancamiento económico y desempleo. En términos generales, más que cualquier otro factor, la intervención estatal, es responsable del decaimiento del dinamismo económico.

Bolivia - como creo que todos sabemos - tiene en la pobreza, la desigualdad, la baja producción y productividad y una lejanía de los circuitos económicos mundiales, sus principales problemas históricamente no resueltos que claramente son ratificados por los datos del estudio que mencionamos.