martes, 3 de abril de 2012

La Autonomía ¿una lucha que festejar?

Wilson Santamaria
santamar20@hotmail.com

Este 4 de abril por su puesto es trascendental para quienes embanderan la defensa del modelo autonomista de estado, hoy se cumple otro año de la consolidación de una gran conquista que irradio el País, LA AUTONOMIA; una fuerte corriente inicialmente critica al llamado CENTRALSIMO de occidente, que provenía del Oriente Boliviano y la pujante tierra Chapaca.

Para no olvidar ..

El desarrollo del Referéndum para la aprobación de los Estatutos Autonómicos- que por cierto le cuesta hoy procesos judiciales a diversas autoridades casualmente " opositoras" por malversación , -marca un hito distinto en la vida institucional Boliviana; curiosamente el impulso de estos Estatutos, que fue férreamente combatido por el partido de turno , calificándolo como separatista y poco solidario, es hoy por hoy una bandera para el oficialismo , que pretende por cierto jugando con los números irresponsablemente mentirle al país sobre aparentes beneficios dizque impulsados por ellos dentro la nueva vida autonómica.

La nueva Constitución estable el apremio de adecuar los Estatutos, pero lamentablemente poco se ha avanzado por lograr aquello, lo que desde luego demora una consumación adecuada, en todos los niveles sub-nacionales claro está.

El estancamiento en la Gobernaciones…

La Autonomía lamentablemente por ahora en algunos casos se ha disminuido a la aprobación de unas cuantas leyes autonómicas de mera declaración de un día festivo, de aprobación de los presupuestos y cosas parecidas en el ámbito departamental, púes el verdadero rumbo autonómico estará dirigido por los Estatutos Autonómicos, luego de sus paso por el control constitucional y su aquiescencia respectiva por la ciudadanía; quedando en claro que estos instrumentos debieran ser los instrumentos que establecen las lineamientos estratégicos y de administración que marcan un nuevo inicio para este régimen.

Tan desordenada es la implementación en este nivel que no se refleja mucho beneficio en los ciudadanos que debieran ser quienes sientan el cambio en la forma de conducir el Estado en los gobiernos sub-nacionales y desde luego hacer fácil el acceso a los recursos y procurar su sana y eficiente inversión-administración.

Consideremos púes otras razones para la demora, si bien es cierto que la falta de Estatutos es una razón existen otras que son tan importantes como esta; por un lado tenemos una base en el manejo económico-financiero, que lamentablemente no es tan autónomo que se diga, púes resulta que se requiere autorización del nivel central para las modificaciones presupuestarias y su remisión a la Asamblea Legislativa Plurinacional, actitud profundamente centralista e incomprensible desde cualquier punto de vista.

Hay entre otra cosas la vigencia de un órgano rector secante y partidista, una redistribución de recursos no renovada por falta de un censo, conflictos de límites y finalmente una legislación que tiene en vilo a las máximas autoridades por estar expuestas a suspensiones a simple acusación de fiscal, son argumentos que hacen poco llevadera una buena gestión y una innovadora implementación.

Por otro lado las competencias, políticamente distribuidas, para liberar de cierta forma al centralismo de obligaciones económicas, han cargado una de compromisos a los otros niveles inferiores, lo que no permite atender de forma adecuada las miles de necesidades de sus jurisdicciones, otorgando en paralelo cierta discrecionalidad al Estado Nacional para hacer política con la plata de "otros", tal es caso del programa Bolivia Cambia Evo cumple, que al no tener recursos Venezolanos, ahora amenaza con confiscar lo no ejecutado por los gobiernos sub-nacionales , atentando nuevamente contra la Autonomía, y limitando esa misma facultad a estos últimos.

Falta de Identidad..

Las regiones donde de forma posterior por llamarlo así ingresaron a la lógica autonomista recién el 4 de abril de 2010 no han podido construir una identidad y una visión estratégica de desarrollo, atribuido claro está a su dependencia ideológica partidaria, púe en varios casos no han firmado un convenio de préstamo y nada parecido sin " consultar " con su gobierno central, dadas las consignas que desde luego impiden una autonomía de verdad y no permiten un desprendimiento del centralismo – Cochabamba, La Paz, Oruro , Potosi- púes seguro estas gobernaciones no tomaran nunca decisiones que estén en contra de su gobierno nacional, ni siquiera velando por el " vivir bien de sus ciudadanos".

Finalmente existe una visible intención del Gobierno Central de supervisar y reglamentar la implementación de las autonomías y la determinación de su alcance final con una profundidad que no corresponde a procesos de autonomía.

Los Municipios..

Miremos un poco la vida Municipal, que desde luego trae mas experiencia y vivencia frente a otro niveles autonómicos - Departamental, Regional, Indígena Originario- púes hay mas avances por el recorrido ya existente, aunque es criticable aunque no malo que varios municipios han entrado en una competencia por aprobar leyes, sin ni siquiera terminar siquiera sus Cartas Orgánicas.

La Paz hay que reconocerlo, aún mantiene liderazgo normativo púes ha avanzado con la puesta en vigencia de su Ley del Ordenamiento Jurídico Administrativo- proyectada por Omar Rocha UN- que establece una nueva gradación jurídico-normativa, que desde luego se adelanta a la Carta Orgánica, pero es una innovación en materia legislativa que procura poner orden y dar seguridad jurídica al ciudadano.

Del otro lado tenemos a Santa Cruz de la Sierra, que a pesar de contar que un atractivo presupuesto, vive una profunda crisis política, atribuible solamente a mezquindades, que es otra gran razón para la demora de la Autonomía, las injustificadas acciones políticas.

Tendríamos mucho que decir… pero es mejor mirar con claridad los desafíos pendientes y no detenernos en la crítica sin productividad, a pesar de las demoras profundamente visibles, es tiempo de recuperar el tiempo disoluto y poner la Autonomía en marcha, más allá de los matices políticos, mas allá de los demarcaciones territoriales, en beneficio del ciudadano, que quiere superiores condiciones de vida, desburocratización de lo público, y visibilizar las inversiones en cada una de sus regiones.

Aun hay mucho por hacer!!!