lunes, 25 de junio de 2012

¿Insubordinación policial o inatención gubernamental?

Franz Rafael Barrios Gonzalez
franzrbarrios@yahoo.com

De un tiempo a esta parte la administración plurinacional ha consolidado a la institución policial como su "lavadero de manos" mediático. Narcotráfico (casos Epizana, Sanabria), contrabando (caso Uncía), represiones (casos Calancha, Caranavi, Yucumo), fueron impases en los cuales el Gobierno se expió con la institución. Sacrificando subalternos y eventualmente deponiendo a algunos "altos mandos" que simplemente fueron suplidos por cuotas de poder de otras roscas gubernamentales; implementando para ello una seguidilla de interinatos al margen de los 90 días que la Ley impone para tal efecto, y permitiendo inconstitucionalmente que policías en grado de Coroneles asumieran como Comandantes Generales. Claro, todo esto mientras las postergadas bases policiales solamente observaban desde abajo, "en subordinación".

Asimismo, se puede advertir una marcada actitud discriminatoria que el Gobierno asume con las FFAA respecto de la siempre relegada y vulnerada Policía Nacional. Evidenciando que, mientras las FFAA son circunstanciales socias del "proceso de cambio" (con militancia declarada públicamente), los policías son poco menos que algo utilizable que se puede descartar. Por algo debe ser "más conveniente" confortar a castrenses que a policías, para este Gobierno.

Motín UTOP.-

"Policías de base se amotinan, toman la UTOP con violencia y la protesta crece" (Pagina 7, 22/06/2012)

No resultaría extraño que el mismo oficialismo urdiera todo esto para hacer aparecer como "autores intelectuales" a "algunos opositores", y así bajo ciertos tipos penales perseguirlos o detenerlos. Sería un nuevo ejercicio de su modus operandi auto-atentativo para la pluri-victimización con el rumor de "Golpe de Estado". Tampoco sería insólito que éste conflicto haya podido ser teledirigido por aquellas roscas palaciegas que fueron perdiendo cuotas de poder en el Gobierno (en el Ministerio de Gobierno específicamente), y tratar así de desestabilizar a las actuales beneficiados en dicha cartera ministerial.

Desde la óptica gubernamental el suscitado "motín policial", que por cierto fue (inicialmente) minizado por el Gobierno como es costumbre, puede que deje un sabor a "insubordinación" de parte de los efectivos participantes; y en consecuencia desencadene en una persecución penal (más ya no institucional-disciplinaria porque en este caso no les conviene) de los -siempre- "algunos malos policiales" (autores, instigadores y cómplices).

Empero, debe señalarse que transcurrió más de un año desde la fracasada imposición del Decreto Supremo 748 (gasolinazo) que subió los precios de todos los artículos de primera necesidad; de los cuales si bien algunos bajaron un poco, la mayoría se mantuvieron elevados. Entonces se justificaría el que los sueldos de los policías, como el de todos los sectores obreros afectados, se tornaran "insuficientes". Sin embargo, como ocurrió con el gasolinazo, el efecto "no previsto" de ésta mala y típica "jugada" gubernamental, les provocará empeoramiento de la iliquidez económica e insolvencia en la que indujeron al TGN. Porque un aumento de salarios, a estas alturas, les resultará insostenible; razón por la cual el despavorido Ministro de Gobierno, haciendo gala de sus improvisaciones Power-Pointirescas para "demostrar" sus míseros aumentos (en fofa comparación con el pasado), anuncia que "un incremento es imposible".

Seguramente en otro sector del oficialismo, vinculado con Hacienda y Finanzas Públicas, ya se están preguntando cuántos (¿?) bonos directos más necesitarán crearse y con ello pagar el aumento de salarios policiales que premeditada e indirectamente ellos mismos propiciaron.

La iliquidez e insolvencia plurinacional ante esta justa demanda sectorial.-

Este conflicto, si bien tiene entre sus demandas la abrogación de la Ley 101 (Régimen disciplinario), se sostiene principalmente en reclamaciones económico-laborales (incremento salarial, jubilación). Porque (de forma estratégica) el haber reclamado solamente la derogación de la Ley 101 hubiese tenido menos impacto (inclusive hasta ser malvisto por el pueblo como un acto subversivo), que el de la justa reclamación económico-laboral. Por tanto, el presente conflicto policial es uno que se podría resolver eminentemente desde lo económico

Por lo que resulta irónico que la administración plurinacional (dilatando irresponsablemente la conflictividad) no pueda satisfacer una justa demanda (incremento de los salarios en el sector policial), pero a su vez mañudamente se jacte de -disque- poseer "Reservas Internacionales récord" o "bonanza inédita". Esto solo demuestra que los plurinacionales no tienen de dónde sacar dinero para subvenir el gasto público, menos para mitigar contingencias sectoriales como la presente (que no solo es necesaria sino y sobre todo justa); y que por ello, en su torpe desesperación, emiten bonitos del TGN para prestarse dinero del pueblo y por lo menos cumplir su "programación financiera"[1].

Entonces cabe cuestionarles ¿cómo, quienes -disque- poseen "trece mil millones de dólares de Reservas Internacionales" (Los Tiempos, 27/05/2012), son tan ineptos que causan/mantienen/agravan este problema por no pagar lo justo a la policía, que en comparación con otros gastos públicos no es significante? Cualquier Gobierno que tuviese tales Reservas, bueno si las tuviera, podría evitar o resolver este problema; pero como las Reservas esas, son otro gran engaño más, los plurinacionales siguen ajustándose la soga.

Finalmente, este conflicto policial no solo advierte el contundente malestar institucional (y social en general), sino que a su vez desnuda la crisis económica plurinacional. Y es que los plurinacionales priorizan financiar millonarios fracasos estratégicos como YPFB, financiar millonariamente proyectos como la construcción de una carretera ilegal sobre el TIPNIS, o dejarse estar con el fracaso del Mutún, antes que atender demandas sociales justas y necesarias.

_________________________________
[1] "Los Estados no quiebran", pero pueden ingresar en iliquidez o insolvencia
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/2012/06/los-estados-no-quiebran-pero-pueden.html