viernes, 3 de agosto de 2012

¿SOMOS LOS BOLIVIANOS IRRELEVANTES?

Franklin Pary Yapu
francopary@hotmail.com

Cuando repasaba el AULA LIBRE, atrajo mi atención un escrito de Choquehuanca Müller que titulaba: "Las olimpiadas, Bolivia y la irrelevancia crónica" donde lapidariamente dice: "Cuando a nivel mundial se nombra a nuestro país, su recuerdo no viene asociado a ningún escritor, ni científico, ni artista…" y luego hace un inventario de premios nobel donde efectivamente Bolivia no esta representada; dice también que nuestro país nunca obtuvo una medalla olímpica, invitando finalmente al debate.

Al respecto, debo manifestar que el nihilismo de Müller de corte mestizo, solo aviva el espíritu gregario de un país que no termina de tener identidad. Evoco a don Alcides Arguedas (pero en chiquitito) cuando en 1909 este "insigne" escritor boliviano publicaba PUEBLO ENFERMO, y con ello, parodiando, se llena la boca de determinismos anquilosados, adhiriéndose a la interpretación naturalista de la sociedad, es decir, afirmaba que Bolivia es un organismo enfermo por cuestiones genéticas. Lamentable este yerro de concepción bien merece las siguientes consideraciones: El desarrollo económico de una sociedad, permite el desarrollo de la superestructura, entre ellas educación, deporte, cultura, etc.

Nuestro país, principal proveedor de materias primas, no ha salido de tal condición, tenemos una escasa industrial local, nuestro mercado interno es ínfimo, casi insignificante en el contexto mundial (¿es eso cuestión de genética?), entonces no somos malos de nacimiento, menos será culpa nuestra no tener un premio novel o un medallista olímpico.

Por otra parte, es injusto lindando con la incultura no valorar a escritores excepcionales como: Nataniel Aguirre, Augusto Guzmán, Augusto Céspedes, Raúl Botelho Gozalvez, Renato Prada, Oscar Serruto, Armando Chirveches, Alcides Arguedas, Julio de la Vega, Oscar Uzín Fernández, o poetas como Matilde Cazasola, Pedro Shimose, Yolanda Bedregal, o escritores del Alto Peru (hoy Bolivia) del período colonial como : Fray Antonio de la Calancha, el Padre Barba, Vicente Pazos Kanki, Gaspar Escalona y Aguero, Juan Pasquier, Antonio de Acosta, Pedro Mendez, Bartolome de Dueñas, Enrique Erico Martin, Diego Gallostegui y otros. O contemporáneos como Ramón Rocha Monroy, Edmundo Paz Soldán, el propio Juan Claudio Lechin.

El deporte, por tradición siempre ha sido la cenicienta en el Estado Boliviano, es decir, no se le proporciona la infraestructura física adecuada menos económica, ¿Cuánto es la planilla salarial del Bolivar el equipo mas grande de Bolivia? Compare con el Barcelona de Messi. En una ocasión dimos un centésimo de interés al futbol nacional y apoyo a la selección para que vaya por primera vez a un Centro de Alto rendimiento en España con 20 dólares de viático por día, ¿Qué sucedió? Estuvimos en el Mundial de 1994.

La música boliviana y su folklore no esta masificada ni goza de tradición mundial, pero solo es cuestión de tiempo, con seguridad hay músicos bolivianos mas conocidos en Europa y en el resto del mundo que en Bolivia, sino pregúntenle a Luzmila Carpio catalogada entre las cinco voces mas exóticas del mundo, Luis Rico o Savia Andina, compartiendo escenario con Julio Iglesias.

Muchos próceres de la Argentina eran de origen boliviano, sin ser chauvinistas, el himno nacional es una pieza musical catalogada como las mejores del mundo. Pero ¿qué hace falta?, primero despojarnos de ese verdadero colonialismo interno de origen mental, crecer, sobre todo en lo económico, diversificar nuestra economía, vender mas para generar divisas, dejarnos de odiar unos a otros, valorarnos en la diversidad, ser mas boliviano y menos quechua, aymara, tupi guaraní, kolla, camba, chapaco. La teoría del Estado Plurinacional, calculo, tendrá todavía muchísimas secuelas de división interna en el futuro, ojala no concluyamos como un país secularmente dividido o balcanizado para regocijo de los enemigos de nuestra Bolivia amada. Lo demás, es simple desconocimiento porque no se puede alegar ignorancia.