domingo, 23 de septiembre de 2012

EL QUID PRO QUO MESA-MORALES

Franz Rafael Barrios Gonzalez
franzrbarrios@yahoo.com

¿Casualidad, causalidad o destino?

La relación Mesa-Morales se mostró más provechosa (mutuamente) que tensa. La amnistía de 2003 fue un inequívoco quid pro quo entre ambos, ¿acaso la posibilidad de la Asamblea Derivada (o mal llamada "Constituyente") también lo fuera?

Eso sí, sin descartar que C. Mesa haya en realidad pretendido convocar la Asamblea Derivada, con asambleístas designados por cierto, para una vez concluida ésta y en criolla emulación (sarcasmo) de Simón Bolivar, esperar ser proclamado "Carlos I de Alcalá de Henares".

Si tratando de "salvar su responsabilidad" C. Mesa -cada vez que puede- intenta diferenciarse políticamente de GSL, desconociendo que accedió al poder de forma conjunta ¿por qué no "renunció" ocupando la situación jurídica de Vicepresidente de GSL, p.ej. en Febrero de 2003? ¿Acaso esperó ocupar la situación jurídica de Presidente para recién hacerlo (en más de una oportunidad)? ¿En realidad no "renunció" porque calculó suceder a GSL, aprovechándose de las circunstancias? ¿Cuál fue su posición en Febrero de 2003?

Considero a C. Mesa como el padre putativo, legador de la desinstitucionalización, de la anomia que hoy vivimos y que encumbró en el poder político a los amnistiados sedicionistas de 2003.

¿Acaso no son, el cerrar los ojos ante la criminalidad y el inmediato "perdón-amnistía", las causas más eficientes de la anomia?

En efecto, dicha actitud no es sino la de profesar con el (mal) ejemplo, diciendo: "si violas el ordenamiento jurídico, vulneras y degradas las instituciones y dañas los bienes jurídicamente protegidos individuales y colectivos,…..serás premiado (amnistiado)…"

Irónicamente la historia guardó esta breve anécdota "(…) Lula le dijo a Morales que `sea un opositor respetuoso, apoye al Presidente Carlos D. Mesa, porque mañana usted podría estar ocupando el cargo que el detenta y necesitaría de él'."[1] Y al parecer esta profecía se cumplió.

C. Mesa, tratando de desmentir en estos días una reunión que se hubiera ocurrido entre él como Presidente y E. Morales, sostuvo "El Presidente Morales no puede seguir aprovechando de su poder y la tribuna que éste le da para acusar sin pruebas, decir cosas que nunca ocurrieron y lo que es peor, sobre la base de medias verdades tergiversar lo ocurrido y hacer afirmaciones que dañan el honor y la dignidad de muchas personas" (La Razón 14/09/2012), creyendo poder deslindarse de E. Morales como aún intenta con Gonzalo Sánchez de Lozada (El último Presidente Constitucional de Bolivia)[2], al cual sucedió tras los actos sedicionistas de 2003.

Tal vez C. Mesa no se reuniera en aquella oportunidad (¿quién sabe?) para pedir "el apoyo de la bancada del MAS para que se aprobase una ley que permita la inmunidad para los funcionarios estadounidense", pero, y citando a Andrés Solíz Rada de su artículo de 2009, aparece más interesante aún conocer sobre esta situación "Carlos Mesa sostiene que en su gestión presidencial recibió la visita (año 2003) de Evo, quien estuvo acompañado de Gastón Mugía, representante de esa petrolera. De manera coincidente, los contratos petroleros, firmados en octubre de 2006, tenían anexos que favorecían a la Total."[3]
______________________________
[1]http://www.institutoprisma.org/joomla/images/Antenas/Energia_Hidrocarburos/energa%20e%20hidrocarburos%2034.pdf

[2]El último Presidente de Bolivia
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/2012/07/el-ultimo-presidente-de-bolivia.html

[3]http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2009021505