martes, 18 de septiembre de 2012

LOS INFORMALES COMO FACTOR DESCOLONIZADOR

Pedro Portugal
pedro-portugal@periodicopukara.com

Un producto, quizás indeseado, del presente gobierno es la fuerza cada vez más evidente del llamado sector informal, integrado principalmente por contrabandistas y cocaleros. A estos habría que añadir a los cooperativistas mineros. Incluimos a éstos en la informalidad, porque de formalidad institucional cooperativa tienen poco, asemejándose su institucionalidad más bien a una agrupación de individualidades en el ejercicio del más cruento capitalismo salvaje.

La presión de estos grupos dirige la política estatal, al corregirla cuando a atenta a sus intereses. Su fuerza económica y social hace que ejerciten una verdadera emancipación territorial, dejando a las autonomías departamentales e indígenas originarias campesinas como simples espectros de una idea a ser realidad algún día. Las fronteras de Bolivia están "controladas" por los contrabandistas. Su vigencia hace, incluso, que un acuerdo del gobierno boliviano con el brasilero para el control de esos lugares comunes, sea dificultoso. Finalmente, las minas cooperativizadas son verdaderos territorios liberados del poder estatal.

La complacencia del Estado hacia esta realidad puede ser interpretada diversamente. Como complacencia "para unos" que tiene como contrapartida la utilización de los recursos humanos de esas organizaciones por el gobierno, cuando la necesidad política así lo exija. Cómo prueba "para otros" de que la degradación de la presencia estatal sigue un inexorable curso que nos conducirá a una crisis existencial inevitable y dolorosa.

Pero esta realidad también puede ser interpretada como el resultado torcido de un dinamismo andino que encuentra esos canales para expresar su potencialidad. La permisividad de que hace gala el actual gobierno puede ser "irónicamente" su mejor logro descolonizador. No será a través del desgastado pachamamismo culturalista, ni de la mediocridad de los pocos indígenas incluidos en el ejercicio administrativo del poder, que futuras élites pugnarán por el poder descolonizador. ¿Serán de esos sectores informales de dónde surgirá en el futuro la minoría selecta que dispute el poder al criollaje acaparador del poder en Bolivia?