lunes, 10 de septiembre de 2012

Un matrimonio mestizoide, entre creencias y convencimientos

(El encanto de las 24 horas de mestizaje)

Franz Rafael Barrios Gonzalez
franzrbarrios@yahoo.com

Después de haber inútilmente pajpacuneado al respecto del término "mestizo"[1], el servidor público García Linera, terminó comprobando que lo mestizo es una identidad cultural. Y que en contradicción con su (im)postura discursiva, es una identidad que el mismo la ejerció al "matrimoniarse" ancestral y católicamente en menos de 24 horas.

Lo mestizo es una identidad cultural para García Linera, p.ej. expresada en su casorio dúplex, porque sencillamente con ella intentó conjugar (no en 500 años, sino en menos de 24 horas) dos expresiones religiosas devinientes de dos raigambres culturales disímiles entre sí. Los ancestro-católico casados podrán seguir ejerciendo dichas creencias de ahora en adelante, o bien, faltos de convencimiento después del espectáculo (después del desencanto), declinarse por una de las expresiones y/o finalmente por ninguna de ellas.

Entre liturgias, músicas occidentales y pluriaparentismo, García Linera, jugó a mestizo -seguramente- después de verse antitético conceptualmente y, a la vez, reencontrado con sus primigenios convencimientos. Su oportunista afirmación "hay que indianizar al blanco y mestizar al indio" (Marzo, 2011) ya develaba algunas pistas de lo que en verdad tramó siempre, que es la confusión identitaria, con la cual además creyó poder sacar provecho político en ficciones administrativas, como el Censo.

¿La iglesia católica casó a un ateo? El auto afirmado "marxista-materialista-histórico-dialectico-bolchevique-jacobino-katarista" (y demás ch'enko) se vio, como no pudo ser de otra manera, rendido ante la gracia de Dios. Y no es que García Linera declinó en su (im)postura por complacer la creencia de su "compañera", no, al contrario demuestra cuán grande es Dios que los recibe y los unió bajo su gracia. Jamás es tarde para los arrepentimientos, jamás se cierra la puerta de la Santa Iglesia Católica.

El lobby político, la interacción de clases.-

Cuando se conocieron las listas de los invitados al matrimonio, fuera de los naturales invitados (partidarios políticos, diplomáticos y familiares), uno podía notar una curiosa y considerable presencia de mises y empresarios (especialmente del oriente), sobre todo en el día de la unión católica. El servidor público plurinacional, siempre perturbado por "el qué dirán", intentó hacer un lobby social contradictorio y desde una serie de complejos que jamás lo abandonarán.

Por otra parte, García Linera con su casorio dúplex, horas antes en la puesta en escena tiwanacota, intentó nuevamente congraciarse con los "movimientos sociales", forzando situaciones gastronómicas, religiosas, decorativas, vestimentales, obviamente, todas mediatizadas por la prensa. Porque la percepción pública, al respecto de las roscas que se disputan el efímero poder político, identifica claramente a quienes se presentan en empaquetaduras de "movimientos sociales" (aunque no los representen) de aquellos paracaidistas de un pasado más virulento que ideológico (EGTK, ELN p.ej.).

Si bien (desde el auto-victimizante discurso oficialista) se cree que algunos no aceptan que "un indio sea Presidente" (Evo Morales, La Nación, 09/05/2008), no menos cierto es que los "movimientos sociales" desconfiaron y desconfían de que un "no-originario" (y su allegados) sea quién acompañe y dirija el "proceso de cambio". Razón por la cual García Linera recurrirá a todas las oportunidades disponibles para tratar de comprar algo de aceptación, mediática al menos, para con sus escépticos "compañeritos".


Detallitos: No se sabe si la novia dejó una ofrenda floral a la virgen o si en realidad le entregó su (primer) bouquet, porque subestimándolos, los plurinacionalistas deben creer que "en el Estado Plurinacional la virgen tiene que casarse".

El novio, a contrario sensu de la tradición católica romana, se persigno de derecha a izquierda, ¿acaso se persigno de "la derecha política"; o acaso lo hizo (tal vez ignorando) como lo hacen los bizantinos católicos?

Muchos comulgaron, sin convicción, solo por querer ser filmados. De hecho las cámaras, obnubilándolos, les hacían equivocar, p.ej. haciéndoles sostener la hostia con la izquierda para comulgar, ¿o acaso lo hicieron creyendo "hacerle juego" a la simbología "proceso-cambiaria"?

La novia, acaso augurando su destino o ya con conocimiento de causa, le resaltó al novio "estar en las buenas y las malas contigo, sobre todo en las malas", ¿porque sabe o intuye que habrán "más malas que buenas" o solo malas, cuanto no peores, de ahora en adelante, también para ella. ¿Lo "pudo conocer" de una sucinta "lectura" de hoja de coca? Empero, dando rienda suelta a las interpretaciones y eventualidades, al momento de resolver el contrato, podrá argüir "clarito dije (más) en las malas…, no en las peores…grabado está".
____________________________________
[1] El bio-mestizaje plurinacional
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/2012/08/el-bio-mestizaje-plurinacional.html