martes, 9 de octubre de 2012

¿30 AÑOS DE DEMOCRACIA?

Roberto Márquez
rbtmrquez@yahoo.com.br

Ni peso en el corazón Ni sangre en la cara. Esto es lo que exhiben sin miramiento quienes gobiernan hoy Bolivia. No guardan ni las formas ni composturas. Para qué, porque sí de cualquier manera ya hay un control total de los poderes (órganos) es el placer del poder que ostentan gracias a la bendita democracia, No importa cuán lejos hayan estado para conquistarla.

Hoy en esta `democracia' callada, o de voz apagada, el grito de dolor y rabia que se escucha. Recuerda que esa DEMOCRACIA del pueblo de sangre y luto esta mancillada, pisoteada. Se ha instalado el capricho, el abuso de poder, la injusticia, la libertad coartada.

¿Cuantos años van? 30 años. No es posible, no son 30 años. Mentira, volvió una dictadura de nuevo tipo: Presos, por pensar diferente; justicia, cooptada por el régimen; exilados, por cuestionar al poder; sin libertad de expresión cabal. La prensa, bajo la cruel de las censuras. Confrontación, entre bolivianos. Quien atine calificar al régimen por su nombre, sentencia de cárcel,… fuera!!! Una lógica del poder domina. Cuanto más fuerte el grito, peor. Cuanto más profundo el silencio, mejor.

Régimen único todopoderoso, no es democrático, es fascismo. El pueblo no eligió eso. Centralismo, absolutista. El pueblo grita Autonomía! Al gobierno no le interesa, es sordo. Habla , habla, no escucha. El pueblo pide respeto a su voluntad ya expresada. El gobierno impone su voluntad. Que gobierno es este, no obedece al pueblo miente, Miente!!!

Ya lo sabemos bien, los indígenas que creyeron de verdad que éste era "el Gobierno de los indios". La respuesta desde Palacio Quemado: Marchen, apunten, Fuego!!!. Gobernación de Cochabamba, compremos masking, acallemos la voz de los sin voz. Y no, no es el Gobierno de los indios, ni para los indios. No están dispuestos a someter su voluntad y patrimonio a la voluntad de gobernantes que los miran con desprecio, sus territorios y tierras comunitarias de origen deben ser tierras para cocaleros.

Menosprecio a la vida, los muertos de Colquiri, los muertos de Huanuni, las victimas de El Porvenir, La vida no vale nada cuando otros se están matando y yo sigo aquí cantando cual si no pasara nada. (Silvio Rodríguez- Pablo Milanés) Treinta años de democracia, mentira no son treinta años de democracia.

FIN