domingo, 30 de diciembre de 2012

ENTRE LA DEMAGOGIA POPULISTA Y LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA

Andres Ortega
arte_editores@hotmail.com

A un año de la "Cumbre Social" del Movimiento Sin Miedo, y en una suerte de evaluación de resultados, permítanme llegar al fondo del problema: La visión de Democracia que tiene el Gobierno Nacional que lleva adelante el "Proceso de Cambio".

Nunca olvidaré a Evo Morales salir molesto, de un estudio de Tv Internacional, afirmando que en Cuba había Democracia, y es ese torcido concepto de la Democracia que tienen los nuevos movimientistas.

Para el MAS la Democracia tiene diversas definiciones, por ello afirman tan sueltos de cuerpo que en Cuba hay democracia, que existe la democracia participativa, que la democracia tiene como algo natural la diferencia entre mayorías y minorías, que los consensos y pactos son aberraciones liberales que junto a la independencia de poderes, la meritocracia y la representación de ciudadanos son paradigmas que deben destruir.

Por el contrario apuestan por las asambleas, cumbres, ampliados de grupos corporativos y decisiones de los "movimientos sociales" para darle validez a sus decisiones, adornándolas de un baño de pueblo y enseñándonos como es la verdadera democracia, su democracia.

Es por eso que le dan a su "Cumbre Social" el carácter de mágica y suficiente para hacerle creer a sus seguidores que gobiernan escuchando al pueblo.

No existe acto más falas e hipócrita que jugar con las esperanzas del pueblo, fallarles y hacerles creer que fue culpa de ellos, porque con su presencia han avalado estas decisiones que no nos llevan a ninguna parte.

El Movimiento al Socialismo nos ha mentido, no tiene un plan de gobierno, sí un plan de poder, no cree en la democracia que los llevó a ganar dos veces con más del 54%, y reniega de la representatividad formal a tal extremo que le falta el respeto al Poder Legislativo.

Para nosotros, los nuevos actores políticos, solo existe una Democracia, aquella que permite que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley y no supeditados a las mayorías coyunturales, aquella donde un solo ciudadano puede ejercer sus derechos sin necesidad de ser parte de un grupo corporativo (sindicato, federación o asociación), la democracia donde el poderoso y el más humilde de los bolivianos tengan derecho a la justicia, a servicios básicos, a la presunción de inocencia, una democracia donde sus gobernantes luchen y trabajen por darle esperanza a la gente no amenazas ni extorsiones ni agentes encubiertos.

Pero sobre todo una democracia que prepare, cada vez de mejor manera, a los líderes que REPRESENTEN al pueblo.

La Cumbres son solamente actos de demagogia improvisada que, de una manera abierta en un escenario pseudo participativo pretende controlar/convencer a las bases partidarias del MAS y cuya única finalidad es la justificación de la falta de plan de gobierno y de vocación democrática e inicia el camino al populismo fascistoide, donde un grupo palaciego toma las decisiones en nombre del pueblo de la manera más irresponsable posible, porque lo importante no es la gestión pública sino el mantenimiento del poder por el poder.