miércoles, 5 de diciembre de 2012

SANATIGUARSE 10 VECES

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

"Vamos a hacer que el ciudadano no se persigne 10 veces antes de entrar a la Fiscalía" así lo dijo el Fiscal General de este estado plurinacional a momento de salir a las garantías y evicción de tan difícil momento por el que atraviesa el Poder Judicial y los operadores de justicia. Realmente una situación que trae mucha tela para cortar y un caldo de cultivo para comentarios, comentaristas, opinòlogos y todos quienes ven en este embrollo un ¡acabose!

Por cierto cada vez más se abre la caja de Pandora y se van conociendo mas habilidades y desempeños espurios de los operadores de justicia perforando más la credibilidad de la administración de justicia. El suscrito escribidor, un regular autor de artículos y comentarios en anteriores oportunidades y sin tratar de ser un pitoniso abordó el tema de la Fiscalía y los Fiscales. "ALIBABA Y EL MINISTERIO PUBLICO", "NO SOLO DE FISCALES VIVE EL HOMBRE", "NUEVOS FISCALES, NUEVA GESTION" intentando exteriorizar la molestia, malestar y rechazo de algunos representantes del Ministerio Público en su cotidiano desempeño.

Día que pasa, día que se saben nuevas "destrezas" pero debemos tratar de no perder la objetividad y hacer del alud y bola de nieve un hecho repetitivo. Lo que esta sucediendo con la maltrecha Fiscalía debe llevarnos a la reflexión y autocritica laboral. No solo el foro de la justicia esta en crisis. En otros escenarios también se cuecen habas y no por ser antiético y contrario al ejercicio profesional. Es necesario que también, mucha gente deba santiguarse mas de 10 veces al hacer una consulta o cerrar un trato con los abogados, los médicos, ingenieros, arquitectos, contadores etc, etc, etc,

Un destacado Fiscal con base en Santa Cruz, luego de leer el artículo intitulado NUEVOS FISCALES NUEVA GESTION tuvo la gentileza de escribirme algunas líneas señalando que "es bueno idealizar nuestras acciones pero la situación difiere en el campo real" y eso es cierto. A veces pedimos muchos, exigimos demasiado y las cabezas, ejecutivos, directores o titulares de un cargo de importancia apenas están aprendiendo a cantar el himno nacional en forma íntegra (es un decir), Queremos mandar a nuestros policías a combatir el crimen cuando por arma solo tienen mondadientes y palos de fósforo (exageración deliberada).

Queremos ejecutar políticas públicas cuando el o la titular de una cartera de Estado ha sido extraído(a) de un contexto diferente y se le exige que aprenda a respirar bajo el agua. Un viejo dicho dice: "donde hay un ratón que se ve hay miles que no se ven" y aún no conocemos la proporción de saqueos, chantajes, presiones y extorsiones descaradas que aun deben seguir ejerciendo quienes están ligados a lo ilícito investidos de autoridad. Aún continua el uso grotesco de quienes declaran en los medios de comunicación: "Se sancionará a todos, caiga quien caiga", mientras prosigue la organización de grupos y comisiones que se encargaran de la investigación cayendo en el fatal error de convertirse en juez y parte y aplicarse el principio silencioso de la solidaridad.

Finalmente si el gobierno es honesto y sincero debe hacerse asesorar sobre el verdadero significado de reingeniería y trasparencia y llevar las investigaciones hasta las ultimas consecuencias. Una prueba de ello será la separación o caída de muchos jerarcas que siguen exteriorizando a voz en cuello por transparencia y moralidad. Es imperioso saber si han estado implicados o no. A estas alturas hay muchas declaraciones poco creíbles y el adormecido ciudadano va comprendiendo los dobles discursos.