jueves, 7 de marzo de 2013

CONSULTA SOBRE LA REELECCION

Félix Huanca Ayaviri
felixhuanca_99@yahoo.es

CONSULTA SOBRE LA REELECCION: DEBILIDAD ARGUMENTAL DEL GOBIERNO O INGENUIDAD DE OPOSICIÓN

El senado ha enviado una consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) sobre la validez o no de la reelección del Presidente Evo Morales Ayma por tercera vez consecutiva. La consulta al TCP es constitucional. Ahora lo que interesa es saber cuál será la decisión de la misma, en teoría procesal constitucional ésta debe fallar, es decir, decidir y sus decisiones solo tienen dos opciones: fallo válido e incorrecto o fallo válido y correcto, no existe más posibilidades desde la teoría de la argumentación jurídica.

El fallo será válido así sea incorrecto o correcto porque será el fallo de un tribunal competente, es decir, es la institución encargada de fallar sobre ese caso previsto en la constitución.

La probabilidad de una decisión válida pero incorrecto deviene de lo siguiente: de los argumentos que maneje el gobierno, como que se trata de la primera elección y por tanto está abierta la reelección según los artículos a los cuales acuden para dicho argumento así como la ley del procedimiento constitucional que expresa que el TCP buscará en primer lugar privilegiar el mandato literal del constituyente, esto es, aplicación preferente del texto constituyente (interpretación exegética) y no el artículo transitorio que es el argumento de la supuesta oposición.

Por otro lado, la probabilidad de una decisión válida pero correcta deviene de la aplicación del artículo transitorio de la constitución, producto de un consenso político extra-constituyente, además de la decisión del Presidente y Vicepresidente de renunciar a parte del mandato previo y de no ir a una tercera reelección, además de tener como fundamento, los principios y valores democráticos.

Conforme lo dicho, existe alta probabilidad de que el TCP falle por la constitucionalidad e incluso argumente la legitimidad de la misma por la supuesta mayoría del apoyo popular al Presidente. Sin embargo, en términos de una correcta argumentación jurídica, si ella se sustenta en la literalidad del texto aprobado por él constituyente (ya anotada) dicha argumentación es débil, porque no recurriría a argumentos de ponderación fuerte como la democracia como valor supremo, la ética política, la renovación democrática de representantes y otros. Por otra, la decisión válida y correcta se sustentaría en la argumentación no literal sino de ponderación de principios y valores democráticos, no prórroga de los gobernantes, ética política y otros. La ponderación de principios y valores democráticos en la argumentación de un fallo, sería una decisión enmarcada en los principios de la democracia (división de poderes fundamentalmente) y daría más réditos a nuestra frágil democracia y los efectos de los costos sociales por potenciales conflictos políticos futuros serían bajos, contrario sensu, los costos políticos y sociales aumentarán y volveremos a lo de siempre en nuestra historia patria, unos 20 años de democracia de "izquierda" o "derecha" y luego vuelta a más de lo mismo, así el país no se construye ni avanza en términos deseados, quiero decir a la velocidad de nuestros vecinos, por ello p.e. no hemos construido un hospital o una carretera .

Para concluir, exista debilidad en la argumentación gubernamental para una tercera reelección, que rompería las reglas democráticas (aquellas pactadas), rota las reglas todo puede ser válido. Sería serio y mejor para el MAS y el país, que como proyecto político éste se preparé para la siguiente elección (2019), sino será simplemente el azar del MAS en la política boliviana como cualquier otro reducido al caudillo, sin posibilidad de proyección en el futuro y sus ideales de construir un nuevo país resultarían un simple espejismo político. Por el contrario, el argumento de la oposición al final resulta ingenua, porque no es propia de la oposición, sino de resulta de una correcta argumentación constitucional, por tanto de todos los bolivianos.