martes, 19 de marzo de 2013

ENTRE DIOS, REYES Y DEIDADES

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

¡Confirmado! Los bolivianos problematizamos todo. Casi por arte de magia o un simple milagro en el siglo XXI, en breve tendremos la buena nueva que el Rally París Dakar el 2014 pasará por Bolivia pero mientras tanto, la ciudad de Oruro se convulsiona y adormece con medidas de presión radicales exigiendo la devolución del nombre de su aeropuerto.

Mientras tanto, con una sesuda declaración de que ¡yo no sabía lo que esta sucediendo en Oruro! el presidente de los bolivianos pretende hacernos creer que él ignoraba la situación de ese departamento como si los servicios de Inteligencia de la Policía, FF.AA. y el Ministerio de Gobierno estuvieran de descanso. Quiérase o no, una desacertada postura pese a que su entorno y algunos(as) de su gabinete tratan de enarbolar, adornar y exaltar las acciones del mandatario mostrando una situación tremendamente obsecuente que hasta el propio Juan Evo debe sentirse incómodo.

Lo de "yo no sabía" es como pretender hacernos creer que la Coca Cola es originaria de Ucrania, que los sacerdotes están felices con el celibato o que los fraternos de grandes hermandades ayudan a todos y no solo entre ellos. ¡Por favor! Hace muchísimo tiempo hemos aprendido a "decodificar" posturas y discursos. Como dicen en el departamento líder "Aquí no nos la charlan".

La discusión del tema del nombre del aeropuerto orureño pese a que puede interpretarse como un impase de forma más que de fondo, en realidad tiene mucho que ver con la autonomía y respeto a las formas de pensar. Los orureños son únicos con su forma de expresión y se los debe respetar sin invadir su privacidad, su contexto. Mientras tanto, los masistas militantes y puestos en función de gobierno hacen una y mil piruetas cual si fueran verdaderos arlequines para agradar y congraciarse con el hermano Evo.

Finalmente esta atención honrosa colocando el nombre de Morales al aeropuerto demuestra que el líder cocalero es resistido en su propio bastión. No en vano gran parte de la ciudadanía del pagador esta apoyando esas decisiones de hecho. ¿Acaso el movimiento del cambio no se "da de cuenta" que ya en campaña para el siguiente año con la visión de perpetuidad de poder, hay que trabajar no solo en Santa Cruz, también en Oruro porque el "hermano no había sido tan querido"?.

Dos cosas están claras. Morales Ayma no sigue el libreto, discurso y estrategias de sus asesores o sencillamente sus asesores son unos incapaces. ¿Pero mientras tanto qué? Nuestro itinerante Presidente con una sola orden puede revertir la situación porque día que pasa se genera mas anticuerpos y eso es P E L I G R O S O para sus aspiraciones longevas. Con o sin el nombre de Juan Evo, el aeropuerto seguirá existiendo. Los masistas están trabajando orgánicamente y se quedaran en el poder por lo menos 20 años mas. Por el momento dejemos de endiosar, divinizar, enaltecer, encumbrar a simples hormonales mortales. Solo hay un Dios y luego reyes, deidades, caciques y otros que subsisten en la vorágine política.