jueves, 21 de marzo de 2013

MUTUAL LA PRIMERA

Armando Méndez Morales
amendezmo@yahoo.es

Un hecho destacable en la historia económica boliviana fue la creación, ya hace medio siglo, de la organización social denominada "mutualismo" para atender las necesidades sentidas de la población de poder tener acceso a un crédito para la construcción de su vivienda. Antes no había este servicio, la banca que también era elemental, difícilmente podía atender estas operaciones, porque el financiamiento de la vivienda es una operación bancaria que implica el largo plazo. El mutualismo en el sector de la vivienda surgió con un correcto planteamiento, para tener acceso a un crédito de vivienda previamente había que ser ahorrista en esa institución. De esta manera, con la expectativa de tener acceso a un crédito para la vivienda la gente comenzó a depositar sus ahorros en la Mutual.

Precisamente, la primera fue la que hasta ahora lleva adecuadamente su nombre: "Mutual de Ahorro y Préstamo La Primera". Luego aparecieron otras que se ubican en las diferentes ciudades del país como Cochabamba. Oruro, Potosí, Trinidad y Cobija. Mutual la Primera también decidió ampliar su radio de acción fuera de la ciudad de La Paz. Hoy tiene agencias en la ciudad de El Alto, Santa Cruz y Tarija.

Mutual La Primera es la más importantes entre todas las demás. Hasta fines del año 2012, mantiene un patrimonio del orden de los 67 millones de dólares, lo que representa al 57 por ciento del total de patrimonio de las mutuales y un total de activos que supera los 285 millones de dólares y que representa el 48 del total.

Cabe la pregunta ¿De donde salio este patrimonio? Comenzó con muy poco, con el aporte de los pocos mutualistas que emprendieron la titánica tarea. La respuesta, de la continua reinversión de sus modestas utilidades.

Una característica de la Mutual La Primera, ha sido siempre la prudencia en tus actividades crediticias previniendo de esta manera las crisis que muchas entidades financieras enfrentaron para no tener que enfrentar problemas financieros. Sin exageración se podría calificar de milagroso el hecho de haber continuado con operaciones luego de la hiperinflación de la década de los años 80 del siglo recién pasado, dado que como sus préstamos eran a largo plazo, sin ningún mecanismo de ajuste a la inflación, los préstamos otorgados fueron recuperados completamente devaluados.

Mutual La Primera, luego las otras, aprendieron que en el negocio financiero es imprescindible la diversificación de la cartera de préstamos, porque quién pone todos los huevos en una sola canasta corre demasiados riesgos. De esta manera comenzó a otorgar préstamos, por ejemplo, para el amoblado de una vivienda.

Hoy, Mutual la Primera presta a para otras actividades económicas, pero dominante sigue siendo su nicho la construcción de viviendas y los servicios inmobiliarios. El financiamiento para estos dos sectores representa el 82 por ciento de sus colocaciones totales.

No se cuántas soluciones habitacionales logró alcanzar Mutual La Primera en su medio siglo de vida, pero con toda seguridad son miles de miles. Un indicador, que puede servir para medir la magnitud de la inquietud, es el número de cuentas en caja de ahorros que administra Mutual La Primera. Para fines del año 2012 superaba las 186 mil cuentas. Como el requisito para acceder a un préstamo de vivienda es tener previamente un ahorro en la Mutual, todos los que se beneficiaron abrieron en su momento su cuenta, quienes seguramente han continuado manteniéndola luego de que honrasen el préstamo. Adicionalmente, hay que destacar que el 85 por ciento de los ahorristas son gente que mantiene en sus cuentas el equivalente a menos de 1000 dólares.

Con motivo de la presentación del gobierno del Presidente Morales del proyecto de Ley de Entidades Financieras se abre la discusión del crédito a la vivienda, en la cual están sumergidas las Mutuales. Dado que hay la intención que por Decreto Supremo se regulen las tasas de interés para la "vivienda social", es importante previamente definir que se entiende por este concepto. No se podría plantear que un crédito de 100 mil o 120 mil dólares pueda ser calificado como un crédito para gente de bajos ingresos, ya que no tienen la capacidad de repago. El hecho es que el 89 por ciento de los créditos otorgados por Mutual La Primera son de montos menores a los 50 mil dólares.