miércoles, 24 de abril de 2013

EL MUNDO NO GIRA EN TORNO A VENEZUELA

Pepe Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Ya partió el ex presidente venezolano rumbo al ades, seol o al paraíso celestial, ya concluyeron las elecciones presidenciales, la cobertura noticiosa y los bolivianos adscritos por consigna del cambio le siguen rindiendo pleitesía y llanto al finado y confiriéndole importancia sublime al país del Orinoco como si no tuviéramos una realidad y contexto propio.

Con la tremenda deuda externa y la situación social por la que atraviesa Venezuela, esta lejos la probabilidad que nos sigan apoyando sin cortapisas ni miramientos mediante desembolsos económicos tan dadivosos, préstamos de helicópteros y cosas por el estilo. Sin embargo, seguimos ocupándonos de esa nación mientras la inseguridad hace impacto en ciudades bolivianas y que por "apagar el fuego" las autoridades nos muestran resultados confundiendo el gato con la liebre, mostrando buenas intensiones pero eficacia controvertida.

¿Es que acaso los bolivianos tenemos tendencia ciega y enfermiza de admirar lo foráneo sin un mínimo juicio crítico valorativo? (expresión legendaria de un destacado investigador de la etnología, el malogrado Saúl A. Maldonado Pérez) Parece que todo lo que viene de afuera es bello, perfecto, ideal, adecuado a nuestra contexto y ¡a imitarlo se dijo!

Lo último acaecido con el país de Chávez ha sido la furibunda y elocuente declaración de una ministra de estado. Seguramente ella devoró libros de Goebbels, Hitler, Maquiavelo o sencillamente es pariente cercana de un ex Ministro del Interior de gobierno de facto boliviano, hoy atacado por la diabetes y mal de próstata.

Para esa dama las GARANTIAS CONSTITUCIONALES no existen. Tener un jerarca de estado o ministra de esa categoría y condiciones debe llamarnos a cerrar filas, a protegernos porque ¡sálvese quien pueda! Casi similar a las lapidarias palabras de "andar con su testamento bajo el brazo" ¿Recuerda? Seguramente en la mente de quienes quieren cambiar el sistema, quien habla más alto y esgrima argumentos de amenaza y constreñimiento es el que tiene la razón o es un líder indiscutible.

Estos malos ejemplos, estos "lapsus calami" nos deben importar pero no para imitarlos si no para censurarlos y concluir que el poder embriaga, obnubila. Como será después, ya que recién se están saboreando las mieles del triunfo. ¡Esto inspira miedo definitivamente! Pero, por favor, dejemos de ocuparnos de Maduro y sus chicos buenos porque su antecesor y finado mesías fue magnánimo y salvador para con nosotros. El entrante debe enfrentar casi a la mitad de su país en oposición.