miércoles, 22 de mayo de 2013

EL EXTRAÑO CASO DEL Sr. PENN

Walter Nuñez-Rodriguez
wnunezr@hotmail.com

Después de varios años vuelvo a escribir en el Aula Libre, más amargado que nunca por el acontecer de nuestra república. Acá no hare un recuento de los aspectos que me generan dicho estado de ánimo, pues todos ustedes ya los han señalado, haciendo de este espacio un verdadero apostolado democrático.

Lo del Sr. Penn, es una más de las ridiculeces a las que ya deberíamos estar acostumbrados. Nombramientos "simbólicos" sin ton ni son en personajes de la farándula mundial solo leales a sus vicios, extravagancias y habilidades para conseguir roles cinematográficos. En el caso del Sr. Penn, este acaba de conseguir su próximo papel, ya sea encarnando al norteamericano preso en Santa Cruz o al "embajador" de Evo Morales frustrado porque su honorario jefe no había sido el prístino y recto caballero a quien prometió apoyarlo en causas tan diversas como su dispersa mente. Dicen que del amor al odio, el espacio es apenas significante.

Lo del Sr. Penn, sin embargo, devela muchas cosas respecto de la impostura que caracteriza este "proceso de cambio". Siendo amigo del Sr. Morales y en procura de encontrar una solución al proceso judicial contra su conciudadano Ostreicher, él fue quien pidió al presidente investigar la presencia de la red de extorsión a cargo de funcionarios del gobierno. Tuvo que ser el "embajador" Penn quien haga conocer al primer mandatario que en sus narices y tras sus espaldas (¿dizque?) existía esta nefasta y asquerosa red de delincuentes.

Ahora como suele ocurrir con los enamoramientos mediáticos, el Sr. Penn plantea boicotear el Dakar sobre territorio nacional, pues hasta ahora no se hace justicia con el gringo preso en Santa Cruz. Imagino que el día de su comparencia ante una comisión del Congreso norteamericano, el afamado ganador de dos óscares, no tenía su dosis habitual de "energizantes" y no encontró mejor tema que plantear un toma y Dakar: La carrera a través de nuestro preciado salar por la liberación de su connacional.

Horrenda actuación de Dn. Sean y mucho peor, pésimo, desubicado "nombramiento" a cargo de Dn. Juan Evo.