miércoles, 5 de junio de 2013

LA CENICIENTA, LOS HELICOPTEROS Y LOS CRITICOS CRITICONES

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Un rasgo común de nosotros los bolivianos es criticar, descalificar, censurar, estigmatizar y mucho más aún en tiempo de campaña. Nunca nos alegramos o congratulamos cuando el vecino de al lado o el citadino común logra una hazaña, se convierte en ejemplo o simplemente la va bien en la vida. Posiblemente estos sentimientos estén a flor de piel por la calidad de gobernantes, autoridades y líderes que tenemos. Cuando la crítica es sesuda y directa al hueso, "esos bolivianos son opositores o simples complotadores".

Aquí no se salvan eximios analistas políticos, hombres vestidos de sotana, mujeres de raudo performance o meticulosos opinadores con una sabiduría cristalina y versátil. Al parecer el escenario se da para todo siempre y cuando muchos de los miles escuchen y asientan la cabeza siguiendo simplemente pulsaciones mediáticas sazonadas con show y chimento.

Lo que se siente en Santa Cruz es inseguridad constante y ya ha generado una psicosis colectiva donde nadie está seguro. La hija del autor del presente artículo fue atracada con bebe y todo durante la tarde en plena calle céntrica de la ciudad oriental. Los malhechores no tienen consideración ni piedad alguna. Aquí vale todo. Y definitivamente todo esfuerzo aunque sea un simple parche sirve para mitigar esa preocupación constante.

Recientemente el gobierno y sus permanentes aciertos entrego dos helicópteros Robinson que no son los Huey Bell a la Policía Boliviana. Mientras la infraestructura de esa institución en algunos parajes del territorio parecen parte de la historia novelesca de Gabo, dos aeronaves trataran de resistir el avance de la delincuencia aunque los insuficientes vehículos policiales trabajen las 24 horas en 3 turnos sin parar, allí estarán dos helicópteros surcando cielos orientales.

Esta vez se impuso lo urgente contra lo importante mientras moros y cristianos hablan y desenhebran esta inquietud hecha realidad en base a un antojo de un general en retiro en función de munícipe en el feudo de Percy. Finalmente allí están los dos aparatos y veremos su rendimiento y eficacia sin tratar de eliminarlos o archivarlos antes de cumplirse su vida útil. La industria en el rubro de fabricación aérea está capacitada para tal labor de lo contrario deberían cambiar al ámbito de comida chatarra o bebidas gaseosas. Los helicópteros Robinson no son una novedad ni se fabricaron desde hace dos años y si se mantienen en el mercado debe haber alguna razón técnica valedera.

Pero hay que seguir especulando en shows radiales matinales donde la información obtenida es de internet y algunos aderezos desvirtuando lo que se pretende hacer: Combatir la inseguridad. Que cómodo es sentirse ante el micrófono, frente a las cámaras o ante el monitor y divagar sin norte fijo. Por favor no anticipes criterios y evitemos las "malas vibras". No todo se basa en criticar por criticar.