martes, 30 de julio de 2013

ENTRE EXTRATERRESTRES, INFILTRADOS Y OPOSITORES

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Como si se tratara de ciencia ficción, el gobierno del cambio no se cansa de asumir la postura de ver enemigos hasta en la sopa. Una vez USAID fuera de combate y un precipicio de hielo sólido en las relaciones bilaterales con el país de la Coca Cola, ahora solo resta involucrar a civilizaciones e inteligencias extraterrestres como autores directos e inmediatos de tanta desavenencia que le sucede al gobierno.

La palabra "infiltrados" no es otra cosa que brindar una explicación donde se pretende justificar lo injustificable, mostrar que el globo terráqueo tiene forma cuadrada o que las vacas vuelan. La situación se torna más brumosa e insípida para la portavoz del gobierno titular de la Cartera de Informaciones quien en cada alocución sigue intentando enseñarnos que, la luna es de queso y que los bebes son traídos por la cigüeña ¡Por Dios!

Tratar de minimizar, menoscabar, ningunear o subestimar la inteligencia de los connacionales es cosa seria pero cada hecho que se suscita, cada mal paso, cada declaración controvertida tiene como respuesta inmediata un carraspeo de frases rápidamente construidas pero ininteligentemente pensadas. Según sus autores, el pueblo entenderá y comprenderá aunque aquel cuento del muñeco de pino llamado Pinocho que cobró vida luego de una buena acción tras pasar sus primeros años mintiendo con la consecuencia de ver crecer su nariz ante cada mentira, sea solo eso, un simple cuento.

Se necesita humildad y un sentido mínimo de autocrítica para aceptar y encarar que todo cambio tiene su riesgo. Nada es perfecto y combatir el cáncer y todas las pestes enraizadas en nuestro país debe ser como pedir que la corrupción desaparezca con un solo pestañeo. Pero en el camino del cambio las piedras, rocas y monstruosos obstáculos son un hecho natural. ¿Por qué victimizarse? ¿Por qué denostar y menoscabar a quienes tienen diferentes puntos de vista? ¿Por qué atribuir una y mil desgracias a quienes no son parte de este complejo tablero? ¿Por qué creer que la performance que realizamos en el exterior es digna de aplauso y encomio cuando solo despertamos curiosidad por ser "bichos raros"?

Posiblemente en futuras alocuciones de los jerarcas de Estado estén involucrados y mencionados los reptilianos, grises, pleyadianos, anunnaki, lyrianos, veganos y arcturianos como causantes de las inacciones y malas gestiones pero lo cierto es que, al margen de victimizarnos y caer en lo ridículo en el contexto internacional deberíamos estar más atentos y preocupados por convertirnos en una potencia en exportación de quinua, soya, turismo receptivo internacional, etc. porque lo otro…es mencionar a infiltrados y extraterrestres, aspectos que están en tela de juicio.