viernes, 27 de septiembre de 2013

NOS ROBARON LA PRIMAVERA

Alan Echart
alanechart@yahoo.es

A lo largo de la historia el pueblo de Tarija luchó incansablemente por mejores días para sus familias, no es desconocido el hecho de que el progreso y desarrollo empezó a vislumbrarse a finales de la década de los noventa gracias al aumento progresivo en los ingresos departamentales como las regalías de hidrocarburos y posteriormente el IDH.

Debe tomarse en cuenta que de no haber sido por estos ingresos, Tarija con la mano tendida continuaría esperando recursos económicos y la buena voluntad de los Gobiernos Nacionales de Turno.

El centralismo fue y es el mayor enemigo que tiene Tarija, vestido con distintos colores político partidarios, todos los Gobiernos de turno al parecer se olvidaron que al sur del País existe un departamento llamado Tarija. Quizá olvidaron que este Departamento también tiene sueños y anhelos, algunos de ellos los podemos catalogar como centenarios, pues no cambiaron desde la época de nuestros tatarabuelos y bisabuelos, como ejemplo tenemos nuestra carretera al Norte, paradójicamente la carretera que une a Tarija con el País, hasta la fecha no se encuentra concluida, lo propio con nuestro camino al Chaco, los angostos caminos y los peligrosos precipicios parecieron convertirse a lo largo de los años en atractivos turísticos y patrimonio intangible, pues siguen ahí desde la Guerra del Chaco.

Tarija observa impávida como año tras años inician la construcción o se inauguran rutas "en doble ví" de algunos tramos que unen a los Departamentos del eje central, mientras los nuestros como decíamos siguen siendo objeto de canciones populares de protesta.

El invierno de Tarija duró cientos de años, pero siempre esperamos la primavera, siempre miramos al horizonte sin perder la esperanza, muchas generaciones lucharon para ver su llegada, muchas generaciones pasaron sin verla…

Con el aumento en los precios internacionales de los hidrocarburos es que al fin todos avizoramos su llegada, llegó la Primavera dijimos!!!, que hubieran dicho nuestros bisabuelos si les contáramos que este año el Departamento recibió aproximadamente Cuatro Mil Setenta y Dos Millones de bolivianos?, Seguro que no nos creerían, 4.072.000.000 Bs? Como para no creer, continuando en el hipotético caso, ellos seguro nos preguntarían si con tanto dinero ¿cambió la realidad de Tarija?. Pareciera la trama de un cuento de esos que tienen moraleja, pues tampoco nos creerían si les contáramos nuestra triste realidad. "Nos robaron la primaverA", la vimos llegar, pero hasta ahora no florece ni da frutos, no alegra a nadie.

Nos robaron la primavera, con ella nos robaron el progreso y empedraron el camino al desarrollo, todos lo saben pero pocos dicen algo para recuperarla. Y quienes no pueden entender hasta ahora por qué con tanto dinero no podemos disfrutar de nuestra primavera? deben encontrar la respuesta que se repite diariamente en las radios y noticieros televisivos: corrupción, incapacidad y servilismo hacia el centralismo, temas de todos los días.

Una vez más pareciera que el centralismo salió ganandoR, nos robaron la primavera. Parece cumplirse lo que dijo alguna vez Napoleón Bonaparte: "El mundo sufre mucho no por culpa de la gente mala, si no por el silencio de la gente buena", por eso debemos recuperar la primavera, para que florezca Tarija y dejar en el olvido la apatía y el crudo invierno.