jueves, 24 de octubre de 2013

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Jeanine Añez Chávez
SENADORA POR EL BENI
jeanine_anez@hotmail.com

Está demostrado que las diferentes maneras de violencia contra la mujer no se neutralizan con leyes; se redactan, se promueven, y se socializan pero a la hora de la verdad, se quedan solo en el papel, en la práctica hemos avanzado tan poco que seguimos con la misma indignación e impotencia de siempre, no hay condiciones y los agresores la mayoría de las veces quedan en la impunidad.

La violencia es brutalmente física, verbal, psicológica y sexual, pero cuando se llegan a las instancias llamadas por norma, nos damos cuenta que la burocracia, la falta de voluntad, la chicanería jurídica siguen en práctica al extremo que llevar una sola audiencia demora a veces hasta cinco meses realizarla, evidentemente es cansador y requiere de paciencia y tiempo, no hay una política estatal que garantice una protección efectiva.

Hay "hombres" que alardean hasta en las redes sociales las relaciones que sostienen con mujeres, en forma general y a veces hasta sin dar detalles, pero el fondo está claro, demostrar que son unos verdaderos "machos", eso es vergonzoso, es otra forma irrespetuosa de violencia, el hombre respetuoso del género no necesita ni siquiera hacer referencia a ello, como si con eso demostraran hombría; eso es machismo puro, claro, de eso hay bastante culpa en el propio género que da motivos para aquello, lo que no justifica que algunos tengan que "presumir" del hecho.

En la gestión pasada se hizo mucho discurso respecto a la ley "Contra la violencia a la mujer", se le dio tanta palestra en los medios por parte de las esferas oficialistas con la promoción, socialización y el discurso, que nos dio la esperanza que iba a funcionar; que ilusión! Para nuestra sorpresa, el promotor, el socializador, con el que hicimos un evento incluso en nuestra ciudad respecto al tema…un practicante del maltrato al género, ¿doble discurso? ¿Doble moral? Hay actitudes que ya nos cuesta darle un calificativo, lo cierto es que quienes deberían dar el ejemplo, son denunciados y con pruebas fehacientes. Quiero ver la reacción de las "defensoras de la mujer", quiero verlas en el mismo show, quiero ver a la Presidenta del Senado, con esa postura arrogante, exigiendo todo el rigor de la ley para los agresores cuando las agredidas son correligionarias oficialistas; demuestran indignación, están ofendidas y solidarias por un agravio, está bien, la lucha contra la violencia contra la mujer no debe tener ideología ni color político, pero la ley que sea para todos ¿no?, tiene que ser equilibrada.

Pero no, como pues, con los colegas varones agresores en la lógica masista hay que ser tolerantes, no se enteran de nada, o lo que es peor la respuesta grosera es que son situaciones "personales", es decir que cuando se presenta un hecho de esta naturaleza en contra de opositores, tiene que haber show, las presidentas de ambas Cámaras, las ministras, salen a exigir el cumplimiento implacable de la ley, pero cuando se trata de "colegas", desconocen el hecho o no tienen pruebas, son las respuestas inverosímiles que escuchamos ante actitudes deshonestas.

Yo solo espero que la señora agraviada, nos haga llegar al Senado su denuncia para darle seguimiento al proceso que corresponde y que la Comisión de Ética cumpla con sus funciones, es lo menos que podemos hacer para sentar precedente. Una vez más quiero exhortar a las mujeres valor para denunciar, dignidad para hacerse respetar y mucha serenidad para sobrellevar situaciones injustas, que a veces no las buscamos, pero que se presentan y ponen a prueba el respeto que tenemos por nosotras mismas.