jueves, 13 de febrero de 2014

EL PUNTO G


Walter Puka Reyesvilla Méndez
aguadoble@yahoo.es


El 12 de junio Brasil y Croacia darán el puntapié inicial del Mundial de Fútbol, el 13 jugarán México con Camerún, España con Holanda (Países Bajos)  y Chile con Australia; el 14, Colombia con Grecia, Uruguay con Costa Rica, Inglaterra con Italia y Costa de Marfil con Japón; el 15 Suiza con Ecuador, Francia con Honduras y Argentina con Bosnia-Herzegovina.

Comienzo con este "ficchur" de Brasil 2014 en razón de que, durante la realización del torneo mundial, el grueso de la población del orbe tendrá puesta su atención, esté involucrado su país o no, en lo que ocurra en la nación vecina.

Pero lo hago fundamentalmente –y me limito a las primeras cuatro fechas, incluida la inaugural- porque esos mismos días Santa Cruz de la Sierra acogerá a los representantes del G-77+China en una "cumbre" que nuestro Presidente convocó en calidad de presidente del grupo, al conmemorase medio siglo de la creación de esta instancia internacional.

Tendrá que hacer mucho trabajo el presidente Morales si quiere llevar agua a su molino esos días… competir con el Mundial no es poca cosa. Algo de artificioso tiene esta cita, aunque el aniversario es un buen pretexto para darle cierto sentido; no olvidemos que Jaime Paz Zamora también presidió el grupo sin usar esta dignidad para hacer aspavientos.

Sin embargo, dado que la reunión-aniversario va, me ha causado grata impresión –y así se lo he manifestado-  la labor informativa, mediante reseñas, que Julio Aliaga está realizando sobre las naciones, sus presidentes y tipos de regímenes que los gobiernan… y la verdad es que hay de todo: desde las más férreas (y exóticas) dictaduras hasta democracias consolidadas. Aliaga hace lo que el Gobierno no: dar una referencia sobre los convidados al banquete.

Otra iniciativa que también juzgo plausible es la que ha lanzado Fernando Messmer, quien sostiene que, dado que algo de atención concitará el punto G de Evo Morales (insisto, es muy difícil competir con el Mundial), es una buena oportunidad para denunciar las tropelías del régimen, comenzando por la ilegal postulación del anfitrión a un tercer período presidencial, pasando por la persecución, las violaciones los DDHH, la concentración de poder, la catástrofe del sistema judicial, la falta de transparencia…  Me anoto.