lunes, 28 de abril de 2014

LA MODERNIZACION EN TIEMPOS DE ANQUILOZAMIENTO


José Pastén Burgoa

Aún a muchos les cuesta referirse con las palabras y términos apropiados.  Las nuevas denominaciones como Órgano Judicial, Órgano Ejecutivo, Órgano Legislativo, Acción de Libertad, etc., etc., etc., son incómodas para muchas autoridades en función de gobierno. Muchos titulares de carteras de Estado aún mantienen los resabios de lo aprendido en universidades pero décadas atrás.

Esta introducción se hace necesaria debido al requerimiento institucional de miembros de las Fuerzas Armadas quienes las últimas semanas se dieron a la tarea de ser escuchados por el hermano Evo, con esposas en huelga mediante, quienes se plegaron a medidas extremas ante la impresión inmisericorde y atípica de 702 memorándums que significan la baja absoluta y definitiva.

Para estos es miembros de las FF.AA. la ley les  franquea varios y diversos recursos para enervar la dada de baja.  Precisamente este es un tiempo que amerita reflexión luego de la acción detonante de sub oficiales que exigen la "DESCOLONIZACIÒN DE LAS FF.AA".  Este término seguramente tiene algún significado pero antes que la sangre llegue al río y buscando la saludable re elección de Morales Ayma debería ponerse fin a estas marchas, protestas que hieren y llenan de rencor  el corazón de los uniformados y se convierten en un riesgo latente y real para las próximas elecciones.

Anteriores incidentes y encontrones entre el sector de los jubilados, mineros y hoy miembros de las FF.AA. afectaran en la votación para la prolongación del presidente en su cargo hasta las calendas griegas, pero el gobierno en una posición pétrea mantiene una actitud que más bien obliga a  escuchar los planteamientos de renovación institucional. ¿Cual es el miedo? ¿Por qué ese cierre? ¿Por qué la diatriba?  Lo propio acontecerá al interior de la Policía, a no dudarlo.

Lo que está fuera de contexto y demuestra una carencia de creatividad, imaginación verborreica o insumos literarios para justificación es señalar que estas marchas y desplazamientos tienen fines golpistas.  Es la eterna cantaleta del gobierno para desmerecer, enlodar y ningunear a cualquier ente viviente que desea demostrar su opinión diferente, disconformidad o desacuerdos con las políticas del MAS.

La próxima será el turno del Hombre Araña, Superman, Johnny Ticona, Toribio, la muñeca Barbie y Kaliman que también deben estar en afanes "golpistas" y por ende,  ministros de estado junto a la portavoz oficial tendrán que contener la vergüenza y evitar el sonrojo señalando a estas personas como "infiltradas" sustentadas, pagadas y activadas por el imperialismo con la clara intención de desestabilizar al gobierno del cambio. ¡Qué barbaridad!