lunes, 9 de junio de 2014

PREELECTORALES 6: RUBEN Y SAMUEL ¿COMPLEMENTARIOS?


Iván Arias Durán

En todos los círculos de oposición se escucha  la siguientes preguntas: por qué no se unen Samuel y Rubén? Qué los separa? Qué están esperando? Y es que es innegable que estos dos personajes son factores que, hoy por hoy, gravitan en la política y no pueden ser obviados. Veamos algunos apuntes que he recogido en varios círculos de análisis y tertulia.

Samuel, ha logrado erigirse como un líder nacional y después de años de estar en política es una de las personalidades políticas más conocidas. En una reciente encuesta cuando se preguntó a la gente cuál sería el mejor candidato de la oposición entre Revilla y él, la gente mayoritariamente señalo que Samuel era el mejor candidato para la presidencia y no así Revilla a pesar de ser un líder emergente. Esto daría a entender que la gente, a pesar de su falta de carisma y juventud, ve en SDM un político presidenciable. Sin embargo, el anclaje territorial de SDM es débil y hasta ausente, no se puede decir que controla algún espacio autonómico concreto. Su concejal de oro,  que tenía en la capital política de Bolivia, fue expulsado.

Rubén, es el Gobernador más exitoso de uno de los departamentos más gravitantes en la economía nacional. Su gestión es apoyada por niveles superiores al 75% y es un líder regional con raigambre popular. Con tino, y sin dejar de impactar en el mayor centro urbano del oriente, se ha volcado a las provincias y ciudades intermedias de Santa Cruz, donde ha llevado con éxito programas de electrificación (100%), apertura de caminos, programas de salud y educación inclusivas y novedosas.  A diferencia de SDM, el gobernador cruceño tiene anclaje territorial envidiable. Su alianza con Ernesto Suarez, del Beni, le da una fortaleza en el oriente que ya muchos líderes quisieran tener. Sin embargo, la pregunta es: ese poder regional podría convertirse en poder nacional para presidente? La experiencia de Juan del Granado nos demuestra que a determinados lideres la gente las ve como líderes regionales, pero no presidenciables.

Ambos líderes han intentado construir sus propios instrumentos políticos. Unidad Nacional (UN) lo viene haciendo desde más de 10 años y no ha logrado aún convertirse en un partido estructurado en casi ninguna regional del país. UN es la sumatoria de voluntades más que de militantes organizados y con estructuras de cuadros y de movilización contundentes. Los ex Verdes (Verdad y Democracia Social), constituidos desde hace casi dos años, en el  Movimiento Demócrata Social (MDS) ha logrado sumar, aparte de los rebeldes Verde de Santa Cruz, las estructuras de "Primero el Beni" de Ernesto Suarez y "Lider" de  Sucre, que le dan presencia  y fuerza en esas regiones. Es un partido nuevo y ha apostado a convertirse en un factor con peso propio. Es muy temprano para ver si lo logran, pero parece que van en la dirección correcta.

En este intento de sumar y convertirse en referentes nacionales, ambos líderes han aglutinado personalidades y agrupaciones. SDM ha confrontado el Frente Amplio (FA) al que se han incorporado destacadas personalidades del mundo político que buscan aportar a la construcción de una alternativa que logre reponer los equilibrios democráticos y, por supuesto derrotar electoralmente, al MAS. Sin embargo, al ser una  suma variopinta, corren el peligro de entramparse, pues, la suma de egos no hace un Goliat sino, a veces,  un Frankenstein.

Por su parte, Rubén, aparte de algunas personalidades y agrupaciones locales, ha apostado por una posible alianza con el MSM de Juan. El intento que, en un principio pareció novedoso, dado el carácter de puente y de reconciliación que buscaba mostrar, tiende a entramparse y naufragar. Luis Revilla que pudo haber sido el candidato que mueva el tablero electoral ha señalado que no está dispuesto a dejar la Alcaldía de La Paz. La ultima alianza programática del MSM con Rebeca Delgado, pone en evidencia que éstos líderes buscan erigirse en los herederos del "masismo" sin Evo. Su apego a los postulados "evistas", es claro y contundente. Como en política nada es imposible, quizá una candidatura Juan- Suarez o Rubén-Rebeca podría ser novedosa mas no sabemos si aglutinadora

En este contexto, la gente de aquellos círculos de oposición pensante señala que Rubén y Samuel están obligados a hacer el gran gesto generoso de unirse por un ideal mucho más grande que sus dos movimientos que representan. Si se unen, pueden hacer que el futuro de la oposición y del país se llene de esperanza y sentido. Podrían ser la unión de un país que clama certeza y cambios democráticos. Ambos representan el país de la resistencia, de dos proyectos políticos complementarios, de los que piensan bien antes de actuar, el de quienes han luchado para ser mejores con el esfuerzo de una vida dedicada al emprendedurismo. Si  no se unen estarán cometiendo cada uno por su lado un suicidio.

Sin embargo la política no es suma de deseos y es casi seguro que de no darse esta aglutinación estarán dejando libre el campo para que  el MAS los derrote ignominiosamente o para que emerja otro líder opositor que los rebase y ocupe el sitial que, por esas cosas de la vida y la historia, hoy están ocupando provisionalmente, y aprenderían que beneficiar a un ingrato es como perfumar a un muerto.