viernes, 14 de noviembre de 2014

¿QUIEN PODRA DEFENDERNOS?




-->
Connie Vidaurre Taborga

Acudo a ustedes en pos de un consejo y/o sugerencia.

Resulta que la Junta Escolar del Liceo Dora Schmidt ha presentado un proyecto de ampliación de aulas y laboratorios a la UPRE (UNIDAD DE PROYECTOS ESPECIALES DE LA PRESIDENCIA) para que en el marco del Programa Bolivia Cambia Evo Cumple, se proceda  con la ejecución de la obra bastante costosa y sin auditorías.

La mencionada construcción consiste en erigir una elipse de 5 pisos sobre la media luna ya existente,  la construcción no respeta los 3mts. de retiro ni han edificado una pared medianera, dejando a los departamentos del edificio vecino en total penumbra y con servidumbre de paso; para el colmo uno de los pilares obstaculizará la pequeña cancha del establecimiento. Personal técnico de la Alcaldia y de la misma obra indican que hubiese sido menos costoso derribar la construcción y edificar una nueva infraestructura, aspecto que fue comunicado a la señora de la Junta pero ella no aceptó la sugerencia...

Pues bien, la Sra. de la Junta Escolar procede como si fuese su lote de terreno propio, contrató al arquitecto, hizo las gestiones para que la UPRE aprueba y ella misma inspecciona las obras, al punto que los mismos obreros le tienen temor. Los encargados de la obra reportan a ella.

En la Alcaldía indican que si bien es predio municipal con las obras de la UPRE no pueden hacer nada, en la UPRE indican que se hable con la Sra. De la Junta…. o sea…. La Sra. De la Junta Escolar tiene más poder e influencia que las autoridades locales y nacionales? 

Nadie se opone a la mejora de los establecimientos escolores respetando las normas y con un mínimo de estética, pensando en futuras generaciones.