miércoles, 18 de marzo de 2015

[Aula Libre] FUSILAMIENTOS PRE-ELECTORALES.



FUSILAMIENTOS  PRE-ELECTORALES.                       

 

Sin duda son indignantes las declaraciones  del viceministro de Régimen Interior Jorge Pérez, quien dijo que quienes no hacen campaña por los candidatos del MAS "…esos son traidores y a los traidores se los debe fusilar, pena que aquí no se los pueda fusilar…" pues con tal exabrupto está reflejando la calidad de sus valores éticos de desprecio a la vida humana.

 

Y son alarmantes tales expresiones, pues Jorge Pérez está a cargo de la seguridad interior del Estado Plurinacional, es decir que su mandato es velar por el bienestar y tranquilidad de los ciudadanos.

 

El agravante de la verborragia apologista del viceministro, es que se trata de un hombre de leyes, cuyo mandato es cumplir la Constitución, preservar el Estado de Derecho, entender y aplicar las normas vigentes, conocer y respetar los derechos civiles y sobre todo los derechos humanos. Es abogado. Y comete apología del delito de homicidio.

 

Piensa y habla de manera irreflexiva, compulsiva, guiado por un delirio de frustrado guerrillero, inspirado en falsos tótems, como el de Ernesto "Che" Guevara, cuyo manifiesto desprecio por la vida humana, era camuflado por un supuesto fervor revolucionario, con lemas como:"No necesitamos leyes para matar a un hombre. Entonces, no necesitamos hacer el procedimiento legal burgués. Ante la duda hay que matar…" que aplicó sin el menor atisbo de culpa o pesar humano- al fusilar a los prisioneros  del campo de concentración cubano La Cabaña, que comandaba.

Jurídicamente, un asesino no puede tener justificación ideológica, salvo el eximente de la responsabilidad penal de la legítima defensa o la guerra entre estados, que tiene limitaciones como la Convención de Ginebra de 1864 - 1951.

Al viceministro le traiciona su subconsciente (tendría que autoejecutarse) mostrando que nada le diferencia de los islamistas que ejecutan a periodistas prisioneros,  y con ello refleja la lógica imperante en el oficialismo en un estado de guerra permanente con la oposición y hasta con sus propios militantes que actúen fuera del libreto vertical.

 

La radicalidad con que censura a los militantes del MAS, refleja el cariz autoritario que domina y carcome intestinamente a dicha organización partidaria. Demuestra que en el manual del perfecto militante masista, es una "…pena que aquí no se los pueda fusilar" pero que se traducen en represalias políticas cuando según sus propias palabras "…pero todo el peso nuestro de censura y de marginamiento de cinco años les vamos a hacer a estos compañeros".

 

Luego, alegaría el viceministro que su frase habría sido citada fuera de contexto, ignorando que al ser puesta en su verdadero contexto, se confirma la amenaza y se vuelve más escalofriante la certeza de su exabrupto.

 

Muestra a todo el país que con una autoridad semejante, no tenemos seguridad ni tranquilidad en suelo patrio, recordándonos tiempos en que Luis Arce Gómez anunciaba a todo opositor político que debiera circular con un "testamento bajo el brazo". Dictatoriales frases que lo llevaron al lugar donde se encuentra ahora recluido el ex ministro.

 

El guerrillero de café -desde la comodidad del poder- cree que lo premiarán por su supuesto ardor revolucionario, cuando en realidad demuestra que está inhabilitado para ejercer un cargo de tanta responsabilidad, donde debe saber dirimir entre la realidad objetiva de la vigencia del Estado de Derecho y la ficción de una revolución con leales y traidores. Sin lugar a dudas, por incompatibilidad de su cargo con las declaraciones vertidas, debe renunciar.

 

 

Moira Sandoval C.

Abogada.




From: aulalibrebol@yahoogroups.com
To: aulalibrebol@yahoogroups.com
Date: Tue, 17 Mar 2015 03:17:46 +0000
Subject: [Aula Libre] INDISPENSABLE REFORMA JUDICIAL.

 




 

INDISPENSABLE REFORMA JUDICIAL.

                       

La prensa ha cerrado filas en torno al periodista Carlos Quisbert, quien fue indebidamente 

procesado y privado de su libertad   -motivo por el cual se declaró procedente la acción de libertad-  pues consideran que se veía amenazada la libertad de expresión e información, así como con las viciadas acciones del fiscal y la jueza,  se vulneró la presunción de inocencia y la garantía constitucional del Debido Proceso.

 

Un verdadero "bullying" judicial a dicho periodista. No es la primera vez que el Organo Judicial amedrenta al estamento periodístico, mediante procesamientos indebidos, recordemos el caso de ANF, El Diario y Pagina Siete, donde la única jurisdicción que aplicaba era la de la Ley de Imprenta.

 

El caso Quisbert refleja de manera inequívoca las falencias que aquejan al Organo Judicial:

1. la facilidad con que actúan los fiscales en detrimento de las libertades individuales y en oposición al mandato que le confiere la Constitución, que es ser representante de la sociedad. En tal caso, actúan por mero interés particular, CORPORATIVO, y a requerimiento de intereses políticos. Estos excesos de los integrantes del Ministerio Público, son posibles en el marco de las facultades que les confiere el Procedimiento Penal que data del año 1999, riesgo que se advirtió a tiempo de ser aprobada dicha norma adjetiva.

 

2. la designación de estos administradores de la justicia, bajo premisas políticas antes que la capacidad requerida para tan elevada función. En este sentido, se debe afirmar categóricamente que las elecciones judiciales, circo del cual formaron parte los pre-seleccionados por el Congreso que contaban con la aprobación oficialista, fue una inversión vana de cuantiosos recursos al Estado, pues cuyo fracaso, se refleja diariamente en episodios vergonzosos de atropello de las libertades individuales, como el acontecido con el periodista de marras.

 

3. La falta de capacidad y formación académica y profesional de estos fiscales y jueces, que les hace pisotear y soslayar estos principios básicos del debido proceso no únicamente bajo la presión de los intereses ya descritos, sino por un desconocimiento y falta de apropiación de valores éticos esenciales, como es el respeto a la vida, a la libertad, y la búsqueda de la justicia, que además de ser el estigma judicial, es el efecto de la causa antes descrita: la forma de designación con que asumieron funciones.

4. La escasa infraestructura y logística que genera hacinamiento de sus funcionarios designados mayormente por recomendación política, lo cual deriva inexorablemente en una laxitud de los principios y valores éticos, caldo de cultivo para la corrupción.

 

De ahí que quepa afirmar que el actual es el peor sistema judicial desde la fundación de la República, incluidos los gobiernos de facto, donde un Hábeas Corpus (ahora Acción de Libertad) dictado por un juez, se acataba de manera inmediata, expedita, sin dilaciones. Bajo la interpretación doctrinal sagrada que representa dicha acción de defensa de derechos fundamentales. Pero al presente, se sujeta a lentos trámites administrativos que solo entorpecen el cumplimiento oportuno de la justicia.

 

Dicho panorama produce la alarma y sorpresa de las autoridades del Organo Ejecutivo, que anuncian una reforma judicial urgente, mediante una reforma constitucional previa, para modificar la modalidad de designación de dichos funcionarios públicos. Las elecciones de magistrados, no es una modalidad mala en sí misma, si se aplica una honesta evaluación previa de conocimientos, experiencia y formación los candidatos.

 

Lo que está fallando y constituye el origen de la profundización de la crisis de la justicia, es el montaje de una ingeniería judicial cuyo diagnóstico revela sus principales defectos: 1) clientelar en sus designaciones; 2) de escasa o nula experiencia profesional o sin carrera judicial, susceptible de ser instrumentalizada y sometida a presiones políticas.

 

Si el sistema judicial está colapsando, es bueno que los jerarcas del gobierno admitan su responsabilidad en dicha crisis, pues aplicaron la visión complaciente del "laissez faire", permitiendo la consolidación de consorcios de abogados, jueces y fiscales, instaurándose redes extorsivas,  y de yapa, una sobrecarga procesal.

 

Es menester la autocrítica conjunta del Organo Judicial y del Organo Ejecutivo, que incluya un replanteamiento de sus prioridades, su filosofía, orientada a un genuino interés de transformar la justicia, y de hacer una buena gestión de gobierno, más ahora, que hay una necesidad inminente de gobernar con responsabilidad.

 

De manera irremediable, la historia los juzgará y también las nuevas generaciones.      

 

Moira Sandoval C.

Miembro de la Academia de Ciencias Penales de Bolivia         


From: aulalibrebol@yahoogroups.com
To: aulalibrebol@yahoogroups.com
Date: Thu, 12 Mar 2015 00:51:21 +0000
Subject: [Aula Libre] Quien pone los limites?

 





__._,_.___

Enviado por: "moira veronica sandoval calvimonte" <sandovalmoi_9@hotmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___