lunes, 11 de mayo de 2015

[Aula Libre] CNS: Una reestructuración sin tino



CNS: Una reestructuración sin tino

Gonzalo Rodríguez Amurrio

En noviembre de 2012 se promulgó el Decreto Supremo 1403, aprobando el Plan de Reestructuración de la Caja Nacional de Salud (CNS) y cuya puesta en práctica, en dos años, debió lograr optimizar los servicios de salud integrales para satisfacer las necesidades y expectativas de la población asegurada.

Si bien, durante tal reestructuración, la Regional de la CNS implementó un Policlínico de Especialidades; institucionalizó cargos administrativos y médicos, incrementó turnos de atención, entre otros, tales logros no cobraron la notoriedad deseada que permita a la Caja recuperar su prestigio ante los asegurados/as, y ante la opinión pública en general.

Ahora bien, sería injusto echar la culpa de tales resultados paupérrimos a los ejecutores del Plan de Reestructuración de la CNS. Por el contrario, se debe buscar las causas en la propia concepción del plan; mismo que tiene una alta dosis de improvisación y, por ello, parte de un diagnóstico limitado de los problemas que aquejan a esta entidad, encargada de administrar gran parte de los servicios de salud de la seguridad social de corto plazo.

El texto del Plan de Reestructuración justifica la medida, por un lado, en que la CNS "atraviesa una compleja y difícil realidad, derivada del atraso y limitaciones estructurales de gestión, normativas técnicas, administrativas, de infraestructura, equipamiento" lo cual puede admitirse como cierto, pero, el Plan no desentraña como era deseable esa "compleja y difícil realidad" y como parte de ella el que su población asegurada cambió su composición.

Al presente, un tercio de la población que atiende la Caja está compuesta por adultos mayores, de manera que, si la estructura poblacional de la CNS ha cambiado también su reestructuración debe, ante todo, adecuarse a las exigencias de esa realidad.

Pero, en la concepción y aprobación del Plan de Reestructuración, el gobierno no tomó en cuenta esa nueva realidad poblacional y, por tal falencia, la CNS en Cochabamba no implementó ni una sola unidad geriátrica-gerontológica, para brindar la atención que se merecen las y los adultos mayores afiliados a la entidad. Ello equivale a pretender que los niños/as de las y los trabajadores/as afiliadas sean atendidos con total ausencia de pediatras.

En otras palabras, en el Plan de Reestructuración no se encuentra la más mínima idea de promover unidades geriátricas-gerontológicas en los policlínicos y hospitales de la CNS, cuando el resolver la atención de ese tercio de su población (adulta mayor), liberaría, en la misma proporción, la sobrecarga de atención de los consultorios de medicina familiar, y que éstos mejoren el tiempo y calidad de atención a la población que no siendo adulta mayor forma parte de los otros dos tercios de afiliados a la entidad, y que hoy precisamente se quejan por la demora en la atención a causa de la enorme cantidad de pacientes.

Reconocer la importancia de tomar en cuenta esa presencia adulta mayor, orientaría también a las prioridades con la que se debe superar las limitaciones de gestión, la actualización normativa técnica administrativa, la dotación de infraestructura y equipamiento adecuados, de los que habla el Plan de Restructuración de la CNS pero sin el norte apropiado.

 ¿Cómo se explica que no se haya considerado tan importante aspecto? En definitiva porque el gobierno improviso una salida para ocultar el fracaso de su intención de echar mano a los recursos humanos, de infraestructura y financieros de la CNS, con los que pretendía echar a andar su Seguro Universal de Salud a costa de las cajas de salud en 2011; de manera que, cuando los trabajadores del país se le opusieron, vino con el cuento que su intención era sana: reestructurar la Caja Nacional de Salud. El resultado de semejante improvisación era obvio, la frustración de una reestructuración que no soluciona el estado de colapso de la CNS.

El autor es abogado y ex dirigente obrero


__._,_.___

Enviado por: Juan Gonzalo Rodriguez Amurrio <rodriguez.amurrio.go@gmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___