jueves, 1 de octubre de 2015

[Aula Libre] Oposición Concubina



Oposición Concubina

 

Concubina

nombre femenino

Mujer que convive con un hombre sin estar casados entre sí

 

Así definen los diccionarios la palabra concubina, que uso de adjetivo para calificar a la oposición política, y no me refiero a ésta oposición sino a toda la oposición desde 2005, año en que gana por primera vez Evo Morales y no por méritos propios sino por errores ajenos y gracias a colaboradores impensables, como la embajada de USA, Carlos Mesa, ONGs, Iglesia Católica y otros colaboradores más obvios como la inteligencia cubana y la venezolana.

 

Pero ese será tema de otro artículo, hoy hablaremos de la oposición concubina, de la que convive a la sombra de Evo, de la que piensa como Evo pero que no lo tolera como líder, de esa oposición que hace todo lo posible para cambiar de actores pero no de sistema, de esa oposición que avala la Constitución Socialista, que regala referéndum revocatorio, que elimina a sus propios líderes, que negocia con el gobierno en privado mientras le hecha basura en público, de la que acepta comisiones y comités y viajes, no a cambio de su voto, sería muy obvio, sino a cambio de su presencia, de esa oposición hipócrita que nos dice que con el MAS nada pero por la patria todo.

 

Debo reconocer que fui parte de esa oposición, la gente no discrimina, todos estamos en la misma bolsa, hasta que te das cuenta de que algo anda mal, de que hay algo sospechoso, de que puedes entrar a todas las reuniones pero no a las más importantes, de que tus amigos y compañeros cambian de actitud luego de un tiempo, finalmente después de que estudias de verdad y asumes una ideología que va más allá de ser un reaccionario hormonal y dejas de ser perro de garaje.

 

Nunca podrá dormir tranquilo quien alguna vez abrió los ojos.

 

Es la frase prefecta para definir lo que ha pasado con los que decidimos dejar de ser parte de un rebaño de tontos útiles, con los que decidimos Pensar Diferente.

 

Y en esa lógica de dejar de ser perros de garaje pasemos al análisis serio y objetivo, porque la gente está cansada de quejas y llantos plañideros (a veces pura pose) quiere respuestas, soluciones reales y terminar con la demagogia.

 

Primero y más importante, definir el problema.

 

De nada sirve contar con las herramientas y mucho entusiasmo si no hemos determinado el problema a resolver.

 

¿El Problema será Evo Morales?

Y si es así, ¿a qué problema se refieren?

 

Si entendemos bien la raíz y las causas de los problemas del país, la lógica nos lleva hasta principios del siglo XX, cuando nuestros políticos deciden abrazar una "nueva ideología", el fantasma que recorría Europa.

 

Desde ese tiempo hasta hoy, los problemas del país, en términos muy generales son: Corrupción, Inseguridad, Falta de desarrollo económico, injerencia política en casi todas las instancias, inflación, demagogia, falta de empleos y competitividad, mala calidad en la industria y los servicios, mala calidad en la educación y la salud, deterioro de los valores y pobreza.

 

Todos ellos tienen un origen común: el Gobierno, solo hay corrupción en lo que está regulado e intervenido por el gobierno, la seguridad es responsabilidad exclusiva del gobierno, la falta de desarrollo, de empleos y la calidad de lo que producimos se debe exclusivamente a la intervención del gobierno en la economía, mala salud y mala educación se debe solamente a la decisión del gobierno de hacerse cargo de ellas a un costo demasiado alto y en un escenario de incompetencia espantosa, la inflación se debe a la existencia del Banco Central y la decisión del gobierno de abandonar el patrón oro y así sucesivamente la mayor parte de los problemas de Bolivia se deben en gran medida al estatismo, al centralismo, al populismo y a la demagogia, en una palabra al: SOCIALISMO.

 

Desde 1936 que cambia nuestra constitución hacia la izquierda y destruye el concepto de Propiedad Privada, crea injerencia orgánica del poder ejecutivo en los demás poderes del estado, elimina los preceptos fundamentales del Libre Mercado y da pie a que el Gobierno se transforme en un ente ilimitado y todopoderoso empieza nuestra desgracia.

 

Cuando uno critica al gobierno, sus voceros salen respondiendo que en el pasado se hacía lo mismo o peor y te dejan con la voz embargada, porque criticar a este gobierno significa defender el pasado y evidentemente tienen razón, pero lo que no sabíamos es que el problema NO ES EVO solamente, el problema es el pasado reciente también.

 

Desde 1936 que no existen en el país propuestas políticas que defiendan un Gobierno LIMITADO, Propiedad Privada y Libre Mercado y desde 1952 TODAS las fuerzas políticas plantean un gobierno poderoso, redistribuir la riqueza y controlar el mercado.

 

El resultado es obvio, desde 1952 somos uno de los últimos países de occidente, el número 163 en la lista de desarrollo y libertades económicas, de 186 países, solo por encima de Chad, Congo, Irán, Cuba y Korea del Norte.

 

Atrasados y pobres.

 

Viviendo permanentemente en ciclos económicos de expansión crediticia que nos hace creer, cada 20 años, que progresamos, para que luego de la explosión de la burbuja caigamos de nuevo en nuestra realidad, echándole la culpa de eso al enclaustramiento marítimo, a los ricos, al imperio, a la corrupción, a las trasnacionales, al capitalismo, a la derecha, pero nunca al sistema socialista.

 

Es curioso ver que desde 1952 cada partido en el gobierno identifica a su oposición como "derecha", en una clásica e histórica pelea entre izquierdistas, ya Stalin decía que Hitler era la derecha y Hitler respondía que el Nacional Socialismo Alemán era el verdadero socialismo y odiaba a los comunistas, o las peleas entre Stalin y Trotski y las del PC de Bolivia y el Che Guevara, entre Walter Guevara y Lechín, Hernán Siles y Humboldt, Víctor Paz y Únsaga de la Vega luego Barrientos, Bánzer y Torres y Ovando o recientemente Amalia Pando y Álvaro García Linera, todos acusándose de derechistas, burgueses, traidores a la verdadera revolución y reivindicando para sí el "verdadero" socialismo.

 

Cuando en realidad son todos de izquierda, en sus diversos matices, más o menos violentos, más o menos estatistas, más o menos monetaristas o keynesianos, más o menos interventores, más o menos institucionalistas, más o menos democráticos.

 

Ninguno de ellos cerró el Banco Central para volver al patrón oro por ejemplo, ninguno de ellos cerró la aduana, ninguno de ellos bajó los impuestos a menos del 10% (hoy pagamos casi 52%), ninguno dejó de gastar millones en pésima salud y pésima educación, de privatizarlas ni hablar.

 

El único atisbo turbio de derecha, son algunos empresarios que deshacen todo lo posible para obtener privilegios de sus amigotes en el gobierno y anular a la competencia o recibir monopolios directos o indirectos, o hacer negocios con el estado repartiendo coimas y destruyendo el Libre Mercado, ese Mercantilismo alguna vez llamado "alianza empresarial" o Capitalización o Industrialización o defensa de lo nuestro, solo llama a la incompetencia y al compadrerío.

 

Entonces el problema no es Evo, Evo es solo parte del problema; el problema es el SISTEMA.

 

Por eso no es aceptable desde un punto de vista ideológico, usando la lógica y la razón, llamarse oposición si solo te opones a Evo y no al Sistema SOCIALISTA instalado en el país desde 1936 e institucionalizado desde 1952.

 

Si entre un "opositor" y el Movimiento al Socialismo, no hay diferencias ideológicas reales, ¿de qué oposición podemos hablar?

 

Si ideológicamente son lo mismo, cohabitan, conviven, son co-dependientes, por qué la gente podría cambiar a Evo, si todos los partidos ofrecen lo mismo, estamos frente a un concurso de socialistas, donde obviamente ganara el más socialista (si alguien cree que esto no es socialismo por favor lea el Manifiesto Comunista y no peque de ingenuo o ignorante).

 

Ya desde la vieja unión soviética la pelea entra bolcheviques y mencheviques estaba destinada a la contundente victoria de los bolcheviques, porque ellos eran más comunistas y los otros tibios moderados. Hoy pasa exactamente lo mismo, nadie le cree a Juan que duplicara el presupuesto de educación o a Samuel que lo triplicará o a Tuto que lo cuadruplicará, no son creíbles.

 

En cambio la ALTERNATIVA le debe decir a la gente, por ejemplo, que la educación de un niño en un colegio fiscal cualquiera le cuesta al estado 220 $us al mes, ¿que pretende Samuel? que nos cueste 660 $us o sea 6.600 dólares al año!!! ¿Tal como está sin proponer un verdadero cambio?

 

Por eso la oposición desde 2005 a la fecha es una oposición concubina, que vive con el gobierno, que depende de él y que no quiere ganar las elecciones solo quiere ganar un pequeño espacio político y unos cuantos curules, para no perder sus privilegios.

 

Curiosamente la gente vota por ellos porque cree que son de derecha.

 

La gente se da cuenta que contra el socialismo solo cabe una cosa: el Capitalismo de Libre Mercado, que esta Oposición NO representa.

 

No necesitamos a esta "Oposición" concubina, necesitamos una ALTERNATIVA.


Andrés Ortega

Jefe nacional de ALIANZA



__._,_.___

Enviado por: =?UTF-8?Q?Andr=C3=A9s_Ortega?= <pensardiferente@gmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___