lunes, 15 de febrero de 2016

[Aula Libre] Probables escenarios a propósito de los resultados del Referendo en Bolivia: Una lectura bajo la lógica del Poder



Si bien no se sabe con certeza cuales serán los resultados finales del 21-F, en esta reflexión prospectiva, desde luego especulativa pero no por ello menos importante de formular, se pueden plantear al menos los siguientes escenarios:

1.              Si la opción del NO gana en una relación más o menos  70/30 de                   votos válidos.

2.              Si la opción del NO gana en una relación 51/49 de votos válidos.

3.              Si la opción del SI gana en una relación más o menos 70/30 de votos             válidos.

4.              Si la opción del SI gana en una relación  51/49 de votos válidos.

5.              Si los votos nulos y blancos alcanzan al 20% o más del total de votos           emitidos.

Bajo esas tendencias se podría decir que el primer escenario provocaría el desconocimiento por parte del Poder Ejecutivo de los resultados fruto de la consulta popular y un endurecimiento del régimen del Presidente Morales que podría derivar en la instauración de un "gobierno de estabilidad nacional" a partir de una coalición de poder cívico – militar que conculcaría  principios fundamentales de la democracia como la libertad de expresión  y de pensamiento sobre todo de sectores disidentes (que en cualquier sociedad plural por minoritarios que sean existen). El fundamento para plantear este escenario, que aunque poco probable puede suceder, se centra en los siguientes elementos:


·         La actual administración de gobierno está convencida de haber realizado cambios estructurales que han permitido un crecimiento económico, que da estabilidad en las otras aéreas de la realidad social, sin precedentes en la historia nacional.

·         Son la única facción, según creen,  que cuenta con la legitimidad popular y la capacidad "técnica" para llevar adelante las transformaciones que se requiere en materia de crecimiento e industrialización del país.

·         Han sido de manera exclusiva, desde su reflexión, los únicos que han logrado insertar al mundo indígena en la realidad nacional, conformando un gobierno indígena que lucha por los intereses de este sector mayoritario de la sociedad.

·         Con esta administración, afirman los militantes pro gubernamentales,  se ha producido una verdadera Revolución que ha beneficiado a los sectores populares y más postergados del país cosa que no hicieron antes los gobiernos neoliberales.

·         Tienen unas Fuerzas Armadas, dicen los analistas sociales, que están en sintonía con los planteamientos ideológicos y programáticos del actual gobierno. Esto como garantía de la estabilidad institucional que tiene el régimen cosa que no se logró anteriormente puesto que siempre hubo una tensión cívico – militar.

·         Se Cuenta con una imagen positiva de Bolivia en el exterior, y de la administración Morales en particular, que permite  apoyo de varios actores de la comunidad internacional afirma un conjunto de bolivianos residentes en el exterior.

·         Algunos sectores sociales contrarios al gobierno ahora se han convertido en importantes aliados, como por ejemplo los agroindustriales de Santa Cruz y los empresarios relacionados con bancos  y finanzas en el país. Se ha desbaratado la llamada media luna.

·         Finalmente, cuentan con un líder que junto a sus partidarios han logrado transformar Bolivia dejando atrás el pasado colonial y de marginación (principalmente a los sectores campesinos e indígenas) que se vivio durante 181 años de historia republicana, liberal moderna.

El segundo supuesto,  provocaría que prontamente el oficialismo busque entre los militantes particularmente del MAS, al sustituto del Presidente. En este contexto el Poder Ejecutivo destinaría gran cantidad de recursos públicos para garantizar el llamado "proceso de cambio".  Desde luego que en este trabajo intentará mantener desarticulada a la oposición y evitar la emergencia de  nuevos liderazgos en el país y optará  por el adoctrinamiento de sus militantes como ocurre por ejemplo con grupos juveniles como generación Evo.


Intentará generar la dicotomía "neoliberales" vs "buenos bolivianos" dado que ya su fortaleza no sólo puede cimentarse en el mundo indígena o popular y necesitará de una aproximación a otros actores más pragmáticos en su accionar. La última reserva moral estará claramente perdida porque para tener éxito en el objetivo de mantener el proceso de cambio se apelará a diestra y siniestra.


En este escenario los próximos cuatro años estarán destinados a la elección de los candidatos que reemplacen a Evo Morales y al actual Vicepresidente Alvaro Garcia Linera. Surgirán potenciales candidatos como David Choquehuanca, Gringo González, Gabriela Montaño, Sacha Llorenti, Hector Arce, entre otros que provocaran primero una lucha interna por la legitimidad de la sucesión del caudillo y posteriormente el que las políticas públicas se dejen al olvido, cosa preocupante si hacemos caso a los ciclos económicos que dicen que el país entrara en un periodo de ajuste económico, centrando la atención en crear el candidato que pueda ganar las elecciones de 2020. Sin duda que para tal fin se destinaran una enorme cantidad de recursos públicos para tal fin.


Replicando la dinámica de los últimos años en materia electoral, una tercera posibilidad, es que teniendo una victoria amplia el actual gobierno concentre sus esfuerzos en priorizar la gestión pública dado que tendrá como candidato seguro para el 2020, al binomio Morales Ayma– Garcia Linera. Por lo que trataran de apurar los proyectos de la industrialización y en general la implementación al menos de los principales pilares de la Agenda Patriótica 2025, se apurarían las transformaciones en temas como salud, educación y justicia.  El principal argumento serian los logros económicos que permiten estabilidad y si se tiene un poco de "suerte" hasta se podrían seguir pagando los dobles aguinaldos. 


Desde luego el Poder Ejecutivo destinaría todos los recursos públicos para poder visibles obras como hospitales, carreteras, hidroeléctricas y demás bajo un esquema económico de capitalismo de estado y extractivismo que aumente el consumo interno y que deje solo para el discurso el cuidado al medio ambiente y el Vivir Bien. Claramente la tarea estaría cimentada en vivir mejor que es lo que finalmente los actores políticos creen que espera la sociedad boliviana. Se verán mas teleféricos, mas trenes, mas carreteras, mas rascacielos más gente consumiendo servicios pero poco Desarrollo.


Un cuarto escenario es que el SI gane por una diferencia muy ajustada esto provocaría una sensación de pérdida de legitimidad del proceso de cambio, vendrán las acusaciones internas entre unos y otros del por qué se ha perdido el referendo teniendo recursos públicos destinadas y utilizados a discreción para convencer a los bolivianos que voten por el SI, seguramente se planteara un cambio en el gabinete ministerial y se impulsara un estrategia para evitar que los opositores, "vende patrias", "la derecha neoliberal", etc puedan articular una alternativa  para el 2020.


En este escenario se produciría la autocritica interna del MAS y se produciría la tensión entre transitar de movimiento social tipo juntucha (para muchos la situación del MAS actualmente)  o partido político (de cuadros) en sentido tradicional. Sería un momento de redefinición ideológica del MAS, considerado por los analistas el  principal actor político en Bolivia, que en el mejor de los casos alentaría nuevos liderazgos que repercutirían también en la renovación de liderazgos de la oposición. Probablemente este escenario podría abrir más esperanzas en materia de fortalecimiento democrático, no sería de estabilidad plena pero permitiría un mejor equilibrio entre valores democráticos, gestión pública, reconstitución de partidos políticos.


Quizás el tema económico genere que el propio Presidente Morales desista de la posibilidad de ser candidato para el 2020 y proponga un "Plan de Unidad Nacional" para enfrentar la crisis económica convocando a todos los sectores sociales del país. Un punto que le permitiría al Presidente Morales encauzar al Estado Plurinacional en la idea de una profundización de la democracia y de la cultura política (republicanismo cívico) generando reformas en lo hecho durante su gestión pero no transformaciones radicales como volver a la lógica de la República.


Un 5to escenario, que dada la polarización actual entre las alternativas del SI y el NO parece el menos probable pero no impensable, es que los votos blancos y nulos alcancen un porcentaje alto en la preferencia ciudadana que ponga en tensión la relación legalidad – legitimidad impactando aun mas en la credibilidad de los políticos y alejando a la ciudanía de los problemas públicos. Esta anomia social, fruto del "desencanto ciudadano" sería un tremendo revés en términos de dinámica social porque luego volver a encantar a la ciudadanía y vincularla con el espacio público es tan complicado como superar los traumas de una dictadura. Bajo este escenario los aparentes ganadores serian los verdaderos perdedores y como sociedad estaríamos expuestos a la antítesis de la comunidad siendo presos del individualismo salvaje. 


Albertico 



__._,_.___

Enviado por: albertcesp@yahoo.com


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___