jueves, 2 de junio de 2016

[Aula Libre] ¡Cuidado! Viene la moto…



¡Cuidado! Viene la moto…
Por Dino Palacios Dávalos
Si cuando se te acerca un motociclista sientes que el peligro acecha es porque tu instinto no se está equivocando.  Es muy probable que un conductor que se siente el ¨Chavo Salvatierra¨ de los centros urbanos esté a punto de provocar un accidente en el que tienes todas las de perder.
Diversas encuestas realizadas acerca de la percepción ciudadana de los principales problemas del país coinciden señalando como uno de los tres más importantes al del transporte.
El transporte en la actualidad se encara desde la movilidad urbana sostenible que se entiende como "el medio a través del cual  ciudadanos disfrutan de los espacios públicos y del uso del transporte sostenible", que les permite vivir mejor. En esa perspectiva, el elemento central de los sistemas de transporte son las personas y no los vehículos o las infraestructuras.
Por eso, la movilidad urbana debe ser entendida como una problemática que involucra a múltiples sectores y  actores. Es decir, no es solo responsabilidad de transportistas, ni del gobierno municipal o departamental.  No hay que cerrar los ojos. Los ciudadanos tenemos  un papel protagónico de primer orden; y me refiero   a ciudadanos tanto conductores de diferentes tipos de vehículos como ciudadanos de a pie. Según resultados del INE (2014) en base a datos del RUAT que el 91,7% del parque automotor está registrado como de particulares.
Para empezar analizar la temática de la movilidad y transporte urbano, me referiré  a un  grupo suigeneris de ciudadanos que conducen vehículos, a pesar de que la mayoría de ellos  no están conscientes de que conducen vehículos con derechos y obligaciones: me refiero a  los conductores de motocicletas.
Según el INE en base a datos del RUAT para el  2014 el parque automotor  alcanzó a 1.456.428 vehículos bajo un promedio de medias móviles de crecimiento al 2020 tendríamos alrededor de 2 millones y medios de vehículos. Del total de vehículos para el 2014, cerca de 250 mil son motocicletas (19,3%), y ocuparían el segundo lugar por tipo de vehículos después de las vagonetas, además siendo los vehículos que mayor crecimiento han mostrado y para el 2020 serían medio millón.
Año
Vehículos
Motos
2005
536,578.00
91218.26
2006
601,790.00
102304.3
2007
699,646.00
118939.82
2008
842,857.00
143285.69
2009
905,870.00
153997.9
2010
961,228.00
163408.76
2011
1,082,984.00
184107.28
2012
1,206,751.00
205147.67
2013
1,326,833.00
225561.61
2014
1,456,428.00
247592.76
2015
1,598,721.02
271,782.57
2016
1,754,916.06
298,335.73
2017
1,946,552.89
330,913.99
2018
2,159,116.47
367,049.80
2019
2,394,891.99
407,131.64
2020
2,656,414.19
451,590.41
   Fuente: Elaboración propia en base a datos del INE y RUAT (2014)
En Bolivia tenemos entonces 2 motocicletas  por cada 10 vehículos. Esos mismos datos muestran que  es el tipo de vehículos que mayor crecimiento ha tenido y previsiblemente tendrá debido a que los precios de las motocicletas –especialmente las de origen chino que han copado el mercado- pueden llegar a menos de mil dólares democratizando su acceso.
Una motocicleta es un vehículo y como tal tiene derechos y obligaciones. Según el  Reglamento del Código de Tránsito  "Artículo 98°.- (Derecho) Toda motocicleta o motoneta tiene derecho al pleno uso de un carril y no se conducirá vehículo alguno de modo que impida el uso de la vía a este tipo de vehículos. Estos vehículos no circularán entre carriles ni entre filas de vehículos, debiendo conservar la respectiva columna"
Es evidente que la mayoría de los conductores de los otros tipos de vehículos –peor si son choferes de transporte público- no reconocen ese derecho a los motociclistas. Vivencia compartida pero con mayor riesgo por su indefensión y vulnerabilidad la que sufren los conductores de bicicletas.
Sin embargo, el problema fundamental radica en que los conductores de motocicletas –me refiero a la mayoría y no dudo que existan excepciones-  las conducen  no como si fueran vehículos; pues no respetan las reglas de circulación establecidos por las normas y el sentido común.
Algunos ejemplos del incumplimiento: al adelantar  a un vehículo es indistinto para motociclistas hacerlo por el lado izquierdo –como dicta la norma- o por el lado derecho del vehículo al cual pasan. De existir una trancadera, para ellos les es absolutamente indiferente el atravesar por cualquier resquicio existente  entre los vehículos utilizando incluso las aceras o espacios públicos destinados a peatones.  Cuando estacionan las motocicletas lo hacen en cualquier lugar, no en los espacios destinados para ello y muchas veces de manera transversal al curso de un vehículo ocupando mayor espacio del requerido y perjudicando a todos.
La norma de tránsito establece el uso obligatorio de protector de ojos para el conductor de motocicletas, pregunto a ustedes si alguna vez han evidenciado que esta disposición se cumple.
El reglamento al Código de Tránsito establece en relación al uso del casco, señalando que es obligatorio  el uso del casco de seguridad tanto del conductor como del acompañante (Reglamento al código art. 97). Lo que observamos a diario en las calles es que si por casualidad el conductor tiene un casco generalmente el acompañante no lo tiene. Más grave aún pues generalmente el acompañante es una mujer o un niño expuesto a ese riesgo.
Una buena parte de las motocicletas no tienen necesariamente sus sistemas de luz en pleno funcionamiento. En la noche se requiere luces rojas traseras  y  además de ese requisito, el conductor debiera utilizar chalecos o aditamentos reflejantes que faciliten la visibilidad del motociclista. Demás está señalar que está prohibido el uso del celular o de audífonos que dificulta la audición y atención del conductor de lo que ocurre en la calle.
Como la policía de tránsito ha desaparecido de las calles paceñas, solo nos queda a los ciudadanos defendernos. Ojala comenzáramos por respetar las normas que ya tenemos exigiendo a motociclistas igual situación. No olvidemos que solo ejerciendo los derechos, los demás van a respetarte.



__._,_.___

Enviado por: Dino Palacios <dpd777@yahoo.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___