martes, 28 de abril de 2009

Re: CONFISCACION. MEDIDA DE DICTADORES Y TIRANOS

JOSE LANZA DELGADO
joselanza@cs.com

Pensar que los mal habidos "vendepatristas" quisieron sembrar la muerte en nuestra querida Bolivia.

Y no nos explicamos cómo, algunos abogados, nos quieren hacer tragar con su melosa y aceitosa verbosidad de siempre lo que nuestras leyes supuestamente significan... a otro perro con ese hueso. Permitamos al gobierno deshacerse de una vez por todas de esa caterva de parásitos que lo único que quieren son preservar sus anacrónicos derechos democráticos (léase, privilegios).

Me extraña que ningún de ellos, los abogados, salga en defensa de las miles de familias bolivianas que pudieron ser afectadas por la `planeada violencia´ de los Mártires del 16 de Abril o retando a los patrocinadores del terrorismo, esos ocultos detrás de una cortina de dinero. En ningún lugar sensato ocurre lo que aquí, eso es lo malo; pero esta vez, estos desalmados no se van a salir con la suya.

Obviamente para algunos abogados es la oportunidad de su vida de hacer su Agosto, publicando sus artículos aduciendo supuestos escapes legales. Imaginémoslos como tiburones rondando a otros tiburones (esta vez a los vendepatristas) dispuestos hasta de vender su alma por unos cuantos pedazos de metal... toda una vergüenza!!

Lo que estos claramente no explican es que los bienes de los patrocinadores de una guerra terrorista son precisament e el "instrumento" para cometer estos crímenes y la confiscación de este instrumento es precisamente con el fin de evitar futuros actos de terrorismo (además, la confiscación de los bienes de patrocinadores de terrorismo es una practica común por todas las democracias del mundo).

Evidentemente, "...el principio de legalidad, en cuanto al Derecho Penal, establece que: "no hay crimen, no hay pena sin ley"....", en el caso del los apátridas (perdón, Mártires del 16 de Abril) estos empezaron con su empresa criminal el momento que empezaron con su planeamiento y el recibir fondos para su ejecución es un crimen en si.

Lo triste es que continúan con sus falsedades cuando dicen "... su pretensión, (de) don Evo... [...]... (a) la aprobación de una ley que admita la confiscación... como delito!!!..."... no hay tal cosa. Valga la redundancia, la confiscación de los bienes de los apátridas simplemente es la remoción del principal "instrumento" del terrorismo.

"REBUSCAMOS EL PASADO PARA QUE SE NOS DEVUELVA NUESTRO FUTURO"