viernes, 30 de abril de 2010

De firulais wey of laif

Virginia Amelia Antezana J.
pisulina1@yahoo.com

De firulais wey of laif
O sea: the firulais way of life.

La juventud (los dioses la bendigan) es vertiginosa -les gusta el vértigo-, la cuasi ancianidad (mayores de 60) es gustosa – nos movemos según antojos posibles de alcanzar cuando estamos sanos-, la ancianidad es evocadora -revisa y revisa- recuerdos, buenos y malos, la decrepitud es tenebrosa –todo lo ve como amenaza- .

Por lo manifestado por nuestros autorizados – los decisores de acciones en nuestro pro – chumbos por medio, antes, durante o después del voto (aoddv) estamos en manos de una juventud decrépita que no puede renunciar al vértigo de convertir todo en amenaza, por lo que tiene sus chumbos con Viagra, siempre listos para hacernos lamentar lo que no podemos prever.

A esto de vivir atropellados sin saber por qué, yo le llamo "de firulais way of laif" y creo que mi responsabilidad es, también, dejar para mis nietas (4) y nietos (2) una lista de previsiones para que no se chupen la sopa de "baybaidades" (término de mi nieta Casandra para las impertinencias), que mis hijos y alumnos viven, cuando toman conciencia que no es ni vital, ni imprescindible, ni urgente, ni útil, mucho menos bueno y jamás bello entender la realidad solo en escenarios de izquierda o de derecha, cuando ven que sus padres y madres, que son sensibles al sufrimiento y carencias de todos, dedican sus horas restantes de vida para que ni los atropellados de alma (ayudarlos, tarea del padre) ni los atropellados físicos legales y económicos (tarea de la madre) se queden inermes rumiando sus desventuras. En vez de ello que es morir en vida, que se recojan amorosamente y conjurando a todos los antepasados y descendientes, soliciten una inspiración para despertar a su voluntad de acción para ocuparse de vencer uno a uno los impedimentos que no les dejan cumplir sus gustos de cosas, relaciones, situaciones y escenarios aspirados impulsados todos por las propias inmanencias (cogniciones, talentos, habilidades heredadas de no menos de 4 (abuelos) x 100 (generaciones) x 10000 (anos) de vivencias que nos llegan en cada gota de sangre. Eso es un por lo menos 4 a potencia 4 millones. En resumen tanta información como para solucionar todos y más problemas del mundo tomando previsiones para las próximas generaciones, (si acaso sobrevive la presente) por otros 10 mil años. (En una gota de sangre o menos todavía, en los cromosomas).

Entonces, dedicarle más tiempo de 1 minuto a escuchar las baybaidades de los que dicen lo mismo, ¡apoyar o descalificar a completos extraños despistados hasta la médula! Cuando para nuestra propia, personal, individual condición necesitamos concentración de láser para encontrar soluciones o instalar mejoras, y así inspirar a los que desean vivir alcanzando sus deseos… necesitamos todo el tiempo del mundo y más, para gozar de lo alcanzado y disfrutar de lo logrado. Solo viendo lo coj… imb… creti… que somos cada vez que les damos atención a estos que piensan baybaidades, tenemos nomás que agachar la cabeza, fallecer en diarreas o colerinas, para despertar en otras dimensiones donde lo más natural sea, desarrollar lo que tenemos primero, y ponernos a ordenar que otros hagan lo que ni sospechamos cómo hacerlo. Que es lo que hacen nuestros autorizados con el voto, nuestros apoyados con nuestra salud de garganta y piernas, nuestros aclamados sin saber quiénes son ni si pueden garantizar el cumplimiento de lo que prometen, peor todavía los que prometen baybayidad y media que después no pueden cumplir.

También quiero explicarles que la necesidad ni los antojos crean derechos. Es decir que ningún necesitado es dueño de lo que yo tengo por mi trabajo. Si su deseo es acuciante, tiene que ponerse las pilas para intercambiar su fuerza e inteligencia, o ambos y conseguir un valor para intercambiar por lo que se antoja o necesita. Para aquellos que no están en condiciones ni de ponerse las pilas ni juntar fuerzas ni desarrollar su inteligencia, está el Estado que recoge los aportes de los ciudadanos para distribuirlos en oportunidades para los que no las tienen. Y es una baybaidad que saque el Estado su kimsacharani para latiguear a los habitantes que pagan sus aportes y contribuciones y en vez de distribuirlos a los que carecen de potenciamiento, los canaliza a los que más fuerza y descaro tienen para amenazar y extorsionar.

Por supuesto que les diré que la edad más grata es la casi ancianidad, porque la pasas bomba, trabajas en lo que mejor haces. Solo consumes lo que te gusta, dices lo que te da la gana, si eres sana y fuerte todavía puedes disfrutar de lo demás sin embarazo ni menstruación, no necesitas más que alejarte de toda forma de baybaidades y frecuentar toda forma de placeres sin moscas en el entorno. Eso, si ves la realidad como es, un escenario de infinitas, variadas, paradójicas situaciones… y no esa realidad en blanco y negro, con suerte gris… de izquierda o derecha. Esa realidad es concurrente a las nalgas, las fosas nasales, las orejas, las tetas, los brazos y extensiones, las piernas y extensiones, caderas y hombros, ¡ah!...! Me olvidaba! Y el par de fabricantes de las sustancias químicas que hacen de ciertos humanos pensadores en izquierdas y derechas, y autores de baybayidades sin fin.

Ni modo, esta manera de vivir de firulais way of laif, nos va a matar.