lunes, 12 de abril de 2010

Etnografía de la izquierda

Winston O`brien
homohostis_ideon@yahoo.es

La izquierda; también denominada, socialista, comunista, progres (pensamiento progresista), rojos, zurdos etc, posee ciertas características que pasamos a mencionar. Para esto es necesario hacer una distinción: no es lo mismo la izquierda en las clases altas, medias o bajas.

Nos centraremos de manera especial en las clases medias. Éstas creen poseer un valor moral superior a los demás respecto a su ideología que profesa la igualdad entre los seres humanos en contra de los que no comparten su postura política. Similar a la de los cristianos quines ven en los otros quienes que no comulgan con sus ideas y/o religión una especie de condena tácita. Los primeros, con "valores superiores" al de los condenados y descarriados y alejados de Dios. Semejante postura puede ser extrapolada a los que tienen actitudes disidentes con la izquierda.

Poseen una visión esquemática simple y maniquea de la vida entre los buenos y malos, explotadores y explotados, rico y pobres.

Muchos adeptos a esta inclinación ideológica leen a Julio Cortázar, a pesar de que éste haya condenado al movimiento social peronista al decir; que "los bombos peronistas no lo dejaban disfrutar de los cuartetos de Belá Bartók", sin embargo pese a su negación de reconocer un cambio social en Argentina pudo reconocerlo en la Cuba del 59, siempre es mas cómodo que la revolución sea a muchos kilómetros de distancia que en la puerta de nuestra casa, refería el escritor Pablo Ramos.

También consumen a Gabriel García Márquez (el Gabo, como le dicen), leen a José Martí, escuchan como icono de la música de esta tendencia a Silvio Rodríguez y a Pablo Milanés, que son considerados como una música "no frívola y profunda". Pocas veces o casi nunca he conocido a un izquierdista que escuchará Punk Rock, Hard Rock o Gruch.

Casi siempre me he encontrado con personas que escuchan canciones mas melódicas. Esto podría decirse que es parte de su fachada de la cual no habla Goffman. Asimismo, son afectos a asistir a cualquier tipo evento cultural, arte, cine, presentación de textos que sean acordes a su ideología, no leen otra cosa que no esté relacionado a su ámbito pues lo demás es tildado de "sin sentido", "superado" o burgués en la mayoría de los casos.

En estas cuestiones culturales puede consumirse un copa de vino, que es una bebida aceptada por los que profesan esta postura, no así en el caso del whisky que es tildada como una bebida imperialista, símbolo del capitalismo extranjerizante. Algo similar sucede con el mundo gastronómico, existe condenas a tipos y estilos de comidas como caviar, lagostinos, bacalao, ostiones, los cuales son condenados con el mote de comida burguesa, sin embargo, éste tipo de alimentos son consumidos cuando hay oportunidad sin mayor condena que la de un discurso. Disfrutando así de comodidades y estilos de vida de la clase alta que tanto critican.

En esta línea estos personajes frecuentan lugares medios y bajos como símbolo de su consecuencia política a pesar de que en muchos casos sus ingresos son altamente superiores al de los lugares que frecuentan (apariencia el Goffman) En lo personal he conocido a muchos que fuman marihuana como recreación, en contra de su desafecto a la cocaína, también tildada de una droga individualista y burguesa propia de la era capitalista.

Con respecto a la vestimenta y estilo en los hombres como en las mujeres. En el segundo caso, muchas chicas no usan maquillaje, muy raras veces se pintan. En la mayoría de los casos las he visto vestidas de manera casual, siempre con un bluejean gastado, muy informales, usando bolsos al estilo hippi con temáticas en sus costuras y dibujos de carácter andino. Casi nunca las he visto lápiz labial y las uñas siempre al natural. No son personas con un culto al cuerpo y a la estética.

En el caso de los hombres mucho utilizan una pose, que es fácilmente inidentificable, en las clases medias; saquitos de corderoy de color café, lentes de marco ancho y cuadrados, siempre reunidos en cafés, y buen tabaco. Debajo de sus sacos siempre habrá una camiseta que lleva la temática o la foto de un héroe revolucionario; ELZN, Che Guevara, etc.

En muchos casos como símbolos de prestigio en este ambiente se realiza la compra de algunos libros "eruditos" para mostrarlos en sus bibliotecas, como para decir, lo tengo, míralo! Aunque importe muy poco si los ha leído.

En cuanto a las clases bajas, existe en este ámbito una exaltación de la pobreza con un trofeo o un valor a ser mostrado, una victimización propia de estos personajes. Sin embargo, se diferencian de los de clase media, al ser la carne de cañón en épocas de conflicto social, serán los primeros en morir. Éstos hacen de su medio un arma de lucha muy genuina y admirable en comparación de las clases medias en donde la ideología es mas una pose en comparación con ésta última.