martes, 13 de abril de 2010

HUMOR POLITICO

Comunicación Alternativa

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Por qué será que los bolivianos no estamos acostumbrados a ponderar o destacar lo nuestro? Cuál la razón para asumir, en la mayoría de los casos, una actitud de crítica despiadada que se acerca más a agresiones verbales presentadas como una simpática redacción en formato de artículo de genial analística político? Precisamente cansados ya del constante vaivén político, de las ideas, lineamientos y extravíos pretendidamente "reivindicacionistas" "asertivos" después de una sesuda "lectura" de la realidad (el termino lecturar es tan Light como todo lo fashion que esta de moda) es necesario aterrizar y poner los pies en la tierra o mejor, sintonizar la radio en la emisora adecuada.

En fin de semana, por radio, por las ondas que luchan contra la creatividad malsana de "algunos" productores de televisión y directores de prensa que muestran vómitos de sangre en programas matinales, culitos movedizos y senos artificiales, dimes y diretes con cobertura a estrellitas y meteoros que no aportan en positivo a la sociedad, presentadores de noticias que tienen mas ego que Luis Miguel o Julio Iglesias, allí, esta la comunicación alternativa bajo el nombre de "Confidencias" programa humorístico con un alto componente político que se produce en una de las principales radioemisoras del país con toda justicia denominada "La Radio Bandera de Bolivia".

Comunicadores sociales formados bajo la práctica diaria de la cabina radial, la máquina de escribir hoy cambiada por una computadora de solo 2 GB y la impresora a cinta (es la importancia que se da a los generadores de verdaderas producciones radiales épicas), allí están los que interpretan de una manera jocosa y verdadera las imposturas y desaciertos de l ciudadanos convertidos en ídolos, de simples mortales catapultados a nivel de seres divinos.

Un equipo de creativos altamente profesionales con un conocimiento de psicología de masas y un sentido de empatía brutal nos presenta en sábados y domingos a personajes a los que todos los días los vemos y escuchamos pero en fin de semana les tomamos el pulso desnudando su verdadera esencia, mostrándolos tal como son y cómo los "digerimos". Personajes atinadamente creados como Evófilo Mastines (un sátrapa obsecuente que opina positivamente de todas las acciones gubernamentales), Floripondio (un enclenque esposo victima de las palizas y manipulaciones de su esposa), Pochocha (abnegada mujer que somete a los mas crueles castigos a su esposo demostrando que la Violencia Intrafamiliar no distingue género), Candicha, empleada doméstica hoy elevada a rango de asistente de asuntos hogareños, Paspaku (vendedor callejero propietario de una víbora y que vende entre otras cosas humo, constituciones políticas del Estado y recomendaciones para puestos clave). Esos son los personajes estelares de esta producción radial.

No faltan las imitaciones de jerarcas y dignatarios de Estado llegando casi al parecido certero de voces y expresiones embarradas con la mala dicción. En la ultima entrega, por ejemplo, estos genios de la radiodifusión compararon a Leonel Messí con nuestro dignatario de Estado, este último se molesto por la comparación porque "messias" solo hay uno y esta en el palacio quemado (en su razonamiento personal). También imploraron, en representación de YPFB que los traficantes y revendedores de gas licuado se abstengan de esos ilícitos, para ello rogaron y suplicaron entre lágrimas, sollozos y lamentos. Quien no escucho el programa de sábado 10 y domingo 11 de abril se perdió algo magistral. A propósito, también pudimos conocer el temperamento y la personalidad de la reciente autoridad elegida de la ciudad de El Alto.

Definitivamente en Bolivia el humor político tiene un nombre, "CONFIDENCIAS" reconociendo que se trata de un "programucho de radio" (ellos se autodenominan así) con una humildad y profesionalismo dignos del delantero número 10 del Barcelona. No apreciar este esfuerzo comunicacional, no detenernos a escuchar los mensajes y la consiguiente retroalimentación, obviar soberbia e indiferentemente este esfuerzo semanal es no saber apreciar lo que en Bolivia producimos. A este puñado de artistas del micrófono, de una y mil improntas periodísticas, a estos artistas del alma se los debería homenajear en todos y cada uno de los eventos armados donde se entregan estatuillas y honores en función a contraprestaciones publicitarias.

Pero aunque los reconocimientos de esa "gente bien" no son permanentes, lo que motiva a la familia de Confidencias es esa audiencia cautiva fuera del país. La magia del Internet junto al Real Audio proporciona a los bolivianos en el extranjero el pulso de la noticia y el soplo de una sonrisa que combate la melancolía de la distancia. Definitivamente cada sábado y/o domingo el programa de humorismo político es esperado y aguardado con mucho entusiasmo. Larga vida a esta genial producción de radio