domingo, 4 de abril de 2010

mezquindad

Ivan Arias Duran
ivanariasduran@hotmail.com


Dice el diccionario al respecto: codicia, degradación, miseria, pequeñez, pobretería, roñería, ruindad, sordidez, tacañería. Falta de sentimientos nobles. Falta de generosidad.

El profesor de matemáticas Jaime Escalante, inmortalizado en el película "Stand and Deliver" (Con ganas de Triunfar) (1988) por el actor Edward James Olmos, falleció el miércoles 31 de mayo a los 79 años en Roseville, California, víctima de un cáncer de vejiga. Escalante, nacido en La Paz, se convirtió en un referente de la enseñanza de matemáticas en EEUU a través de un sistema que impartió en el centro Garfield, en la deprimida zona del este de Los Ángeles, donde consiguió que estudiantes de origen humilde destacaran por sus conocimientos en la materia.

Escalante nació el 31 de diciembre de 1930 en La Paz, Bolivia. Hijo de dos maestros, Escalante se convirtió en uno de los educadores más famosos de Estados Unidos durante las décadas de los ochenta y los noventa. 14 años fueron los que estuvo trabajando como docente en Bolivia, impartiendo clases de Física y Matemáticas. En la Navidad de 1963, con poco dinero y sin hablar el idioma Inglés, llega a los Estados Unidos después de una breve estancia en Puerto Rico. Tuvo que tomar varios trabajos esporádicos, aprender inglés y obtener otro título universitario antes de poder volver a dar clases.

El emérito profesor, tras una larga convalecencia en Cochabamba, retornó a los Estados Unidos a principios de mayo de 2009, donde se sometió a un tratamiento de radioterapia en una clínica del estado de Nevada. El diagnóstico fue cáncer de vejiga terminal, aunque el tratamiento pretendía frenar la metástasis progresiva del cáncer que afectó a otros órganos.

Algunos parlamentarios lamentaron la indiferencia del Gobierno boliviano. El senador chuquisaqueño Gerald Ortiz, quién había solicitado para Escalante la distinción parlamentaría "Bandera de Oro", lamentó que el Senado haya postergado el tratamiento de la distinción al pedagogo para priorizar la aprobación de la Ley Anticorrupción. El diputado orureño Franz Choque, que en febrero propuso a la Cancillería el Cóndor de Los Andes para Escalante, lamentó también que las autoridades nacionales hayan priorizado otros temas antes que "hacer un acto de justicia al más grande embajador de la educación boliviana"

Nuestras máximas autoridades del Estado Plurinacional tan solícitas al momento de enaltecer a líderes, como el Che Guevara, han optado por la indiferencia y el no me importismo por este líder de la educación, por este maestro boliviano que supo hacer de lo imposible, el triunfo posible. Contrariamente, el presidente de EEUU y el Líder de la Mayoría del Senado, Harry Reid, externaron su consternación por la muerte de un hombre que vivió una vida inspiradora y de lucha por resaltar la capacidad de los hispanos y jóvenes de bajos recursos en el país.

"Me entristeció escuchar sobre el deceso de Jaime Escalante", expresó Obama. "Mientras que la mayoría de nosotros lo llegamos a conocer a través de la película que abordaba el tema de su labor como maestro, aquellos estudiantes cuyas vidas el cambió son el verdadero testimonio de la labor de su vida", dijo el primer Presidente negro.

"Jaime Escalante era un maestro. Su estilo de enseñanza no ortodoxa no sólo ayudó a sus estudiantes a aprender sino a creer en sí mismos. Escalante les enseñó más que matemáticas, les enseñó a tener la confianza para salir adelante y superarse cuando nadie más lo hizo", dijo Harry Reid por medio de un comunicado. Gloria eterna, maestro!!.