martes, 4 de mayo de 2010

Despotismo

Marcelo Paz Oblitas
paz_oblitas@hotmail.com

Cuando leí el artículo El Despotismo Evo Morales de Guillermo Lousteau Heguy publicado en Aula Libre, me llamó la atención justamente por la palabra "Despotismo" que no la reconocía y consulté en el diccionario y su significado es:

1. Autoridad absoluta no limitada por las leyes ni por ningún control constitucional.
2. Abuso de poder o fuerza en el trato con las demás personas: es conocido por su despotismo con los empleados.
3. Despotismo ilustrado Política de algunas monarquías absolutas del siglo XVIII, moderada por las ideas de la Ilustración de fomentar la cultura y prosperidad del pueblo.

Enseguida se me vino a la memoria los dictadores de los años 70's y parte de los 80's, como Banzer y García Meza, en la que teníamos la advertencia que deberíamos caminar con el testamento bajo el brazo, es decir las dictaduras.

En las dictaduras se permitía todo, como ejemplo la acumulación de tierras en el oriente boliviano, caso del Cnel. Salmón y tantos otros, para apoderarse de la riqueza producida por la minería, impunidad para cometer una serie de delitos contra el Estado (en pos de la riqueza del Estado de todos los bolivianos). Muchas de esas fortunas terminaron en el exterior y otras en Santa Cruz, con los autores empoderados.

Su autoridad (de los dictadores civiles o militares) sobrepasaba las leyes, porque ellos decidían quienes eran apresados, deportados o finalmente muertos (caso Luis Espinal), la sociedad en general vivía bajo el signo del miedo, las ideas eran impuestas con cadenas noticiosas, etc.

El despotismo pasaba por decidir quién y cómo se deberían enriquecer, en la que familias enteras asaltaban el estado. Era fácil ver vecinos en las ciudades que rápidamente salían de pobres, porque eran parientes de tal o cual militar o civil. Este modus operandi generó una "clase social" que tiene que defender "sus intereses", lo cual implicaba "tejer", leyes y operadores de justicia permisivos, por decir lo menos.

Cuando el Sr. Guillermo Lousteau Heguy dice: "El Gobierno ha avasallado todo el sistema jurídico!!!! …para perseguir a sus opositores, sean dirigentes políticos o empresarios.", de que sistema jurídico está hablando, de que operadores de justicia está hablando?, sería bueno que realicen un análisis de la justicia boliviana y todos estaremos de acuerdo que requiere cambios y estoy hablando en presente también.

Que estamos defendiendo?, decir que los que se apropiaron de la riqueza del país a nombre de cualquier motivo, o mataron por cualquier otro motivo, deberían estar gozando de la fortuna producto de su fechoría?, de qué clase de justicia estamos hablando?, justamente el pueblo y la razón humana ha dicho basta de estas lógicas

Agrega "Para que un proyecto como éste sea legítimo (proyecto de estado plurinacional), el Estado debiera fijarse como meta la integración de todos los sectores que componen la Nación boliviana, y distinguir claramente entre Estado y gobierno. Un gobierno es temporal mientras que el Estado es constante y permanente. Someter al Estado a los cambios que cada gobierno quiera es esterilizar los esfuerzos históricos en favor de la libertad que significó establecer esa distinción!"

Esto me huele a parte del discurso implementado por los que se fueron a Miami y están claramente defendiendo a (sus) grupos de poder económico contrarios a este país, su esquema es: descalificar el proceso de cambio, atacando a su liderazgo y como atacan? Reviviendo el anticomunismo, anticastrismo y un componente nuevo antichavismo, y ofreciendo "libertad", "democracia", y justamente en otras latitudes a nombre de esos conceptos matan, invaden, cortan libertades y succionan riqueza de los países.

Tengo la confianza de que la intelectualidad pueda seguir trabajando en conceptualizar la realidad y no importar conceptos "democráticos" o de "libertad" del norte. La identificación con el agresor es un fenómeno patológico, pero no hay que exagerar.

Bolivia es un país que ya se reconoció como multinacional, el proceso de construcción está en marcha, lo que queda es aportar en la construcción del Estado Plurinacional, desde donde estemos. Si no sería un retroceso y que Dios nos salve.