martes, 4 de mayo de 2010

RE: El Despotismo de Evo Morales

Oscar Simoreal
simoreal@hotmail.com

El narrador autoritario: Es aquel autor que nos cuenta como verdad lo que nadie podría conocer, a ciencia cierta, en la vida real. Por ejemplo: "Había en la tierra de Us un varón que se llamaba Job; era hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal". Si nuestro amigo más intimo nos cuenta que conoció en Miami a un hombre perfecto y recto seguramente dejaríamos esa información en cuarentena, ¿cómo puede alguien saber, realmente, si alguien es perfecto y recto? Pero en la narrativa autoritaria, la narrativa primitiva, si queremos entrar en la historia y no cuestionar cada frase, debemos suspender nuestro sentido crítico y aceptar como real lo que el narrador nos cuente.

Ya sé que vivimos en una época de logocidio (el palabro es invención personal, y viene a significar muerte o aniquilamiento (-cidio) del conocimiento o de la realidad (logos), pero a pesar de saber que vivimos en un momento donde la realidad está amenazada me cuesta mucho suspender mi sentido crítico, por eso agradecería que alguien me explicase un párrafo de esta narración, a mi modo de ver, tan autoritaria.

El párrafo es el siguiente: "Pero si Evo Morales considera a los sectores históricamente excluidos, como el total de la nación boliviana y excluye a los otros sectores, nada ganaría el país y Morales pierde su pretendida legitimidad, la integración nacional. Considerar a una parte como el todo es, precisamente, una de las formas políticas del totalitarismo".

Tal como lo entiendo yo: En el pasado existían en Bolivia dos poblaciones, una excluida históricamente y otra "incluida históricamente". Y actualmente, según el autor, sucede lo mismo, solo que se han cambiado los papeles. La población excluida históricamente es la población actualmente incluida y la población históricamente incluida es la población históricamente excluida.

Entonces: 1- Al anterior sistema político también se le puede aplicar el resto del párrafo, es decir, "El sistema político pre-2006 había perdido su pretendida legitimidad, la integración nacional. […] Considerar a una parte como el todo es, precisamente, una de las formas políticas del totalitarismo". ¿El régimen pre-2006 era totalitario porque excluía a una parte de los bolivianos, o simplemente era un régimen excluyente?

2- Si le ponemos cara, o mejor dicho números, a la población históricamente excluida y actualmente incluida debe rondar entorno al 64% de la población total boliviana, al menos ese 64% se deben considerar actualmente incluidos porque han votado por el candidato Evo Morales. Y la población históricamente incluida y actualmente excluida rondaría el 36% de la población total, por lo tanto, aunque no sea una situación deseable ni mucho menos, al menos puede presentarse como una mejora con respecto a la situación anterior.

En resumidas: ¿Cuándo se darán cuenta los que se consideran actualmente excluidos que el pueblo boliviano quiere y apoya el cambio? ¿Cuándo se darán cuenta que la mejora del actual cambio solo parece posible desde dentro del cambio y no desde escritos autoritarios que contribuyan, en el mejor de los casos, a polarizar el país o a imposibilitar el acceso de aquellos que se consideran "actualmente excluidos" al proceso de cambio?.

Un saludo.

Oscar.

Pd. "…porque el Presidente les niega sus derechos y concentra de facto todos los poderes" (Lousteau). Tras las elecciones de 1982 (año de la mayoría absoluta más elevada de la historia democrática española) en España al presidente González se le acusaba de lo mismo. Y yo me felicito porque le hayan dado al presidente González 14 años para el cambio en España. Por cierto, despotismo significa: "Autoridad absoluta no limitada por las leyes ni por ningún control constitucional". Sinceramente, creo que no se puede aplicar el término al caso boliviano, por muy injusta que pueda ser la constitución boliviana, no deja de ser una ley que el pueblo boliviano se ha otorgado a si mismo.