miércoles, 5 de mayo de 2010

Potosí: Nuevo líder exportador de Bolivia

Juan Carlos Zuleta Calderón
jczuleta@gmail.com

De acuerdo con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el primer trimestre de este año, el país exportó un total de $us. 1.448,99 millones, lo que representa un incremento de 24,92% respecto al mismo trimestre el año pasado. A este total, el sector hidrocarburos aportó con $us. 596,90 millones (ó el 41,19%); el sector minero con $us. 464,79 millones (ó el 32,07%), la industria manufacturera con $us. 342,53 millones (ó el 23,64%) y el sector agropecuario con $us. 44,86 millones (ó el 3,10%). Si bien el sector minero-metalúrgico se ubicó como el segundo sector generador de divisas en el país, es por demás sorprendente que en los primeros tres meses de 2010 en relación con similar período en 2009, presentó la variación porcentual (tasa de crecimiento) más alta de la economía (77,69%). Los datos reflejan también la predominancia de dos minerales en el sector: el zinc y la plata, con una participación de más del 85%.

Adicionalmente, en el mismo período en cuestión, el departamento de Potosí con un total de $us. 435,58 millones (ó el 30,6% de las exportaciones nacionales y el 86% de las exportaciones mineras) habría pasado a constituirse en el nuevo líder exportador de Bolivia, desplazando después de mucho tiempo a Tarija con $us. 399,60 millones (ó el 27,58% de las exportaciones nacionales) y a Santa Cruz con $us. 298,24% (ó el 20,58% de las exportaciones nacionales) y dejando muy lejos al resto de los departamentos. Indudablemente, los factores fundamentales de esta evolución tan favorable fueron, por una parte, la operación minera San Cristóbal y, por otra, las altas cotizaciones internacionales de minerales.

Respecto al primer factor, el actual Ministro de Minería y Metalurgia ha informado el 17 de marzo de 2010 que los ingresos (anuales) de San Cristóbal deben estar bordeando los $us. 1.000 millones, aunque la tributación (en términos de regalías) no habría superado los $us. 35 millones (es decir, el 3,5%), monto que además significa apenas poco más del 10% de las regalías obtenidas en 2009 por los departamentos productores de petróleo y gas.

En relación con el segundo factor, todo indica que, debido a los pronósticos de una demanda casi infinita de minerales, en general, y de zinc y plata, en particular, proveniente principalmente de la China y la India, las cotizaciones internacionales de ambos minerales se mantendrán en los niveles más altos en los siguientes cinco años más o menos, garantizando el liderazgo económico de Potosí en el país.

En este contexto, cabe preguntarse si tiene sentido que a pesar de estar generando en la actualidad cerca de un tercio de las divisas del país, el departamento que más ha aportado al erario nacional desde el nacimiento de la Patria siga postrado en los últimos lugares de desarrollo humano y continúe siendo el furgón de cola político del Estado Plurinacional de Bolivia.