miércoles, 12 de mayo de 2010

VISIÓN DE AUTONOMÍAS Y MISIÓN DEL PODER

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

La autonomía departamental, regional e indígena en Tarija no puede ir por caminos separados ni debe ser entendida de acuerdo a intereses político sectarios, así tampoco puede ser aplicada mediante pactos y alianzas entre fuerzas en principio antagónicas entre sí, como son el MAS con una visión centralista de Estado y el PAN como una fuerza regional emergente y con una visión autonomista mucho más radical que tiende a una independencia total del gobierno central y el gobierno departamental.

Así puesta en escena, la alianza no parece ser de largo aliento, ya que los intereses contrapuestos entre el PAN y el MAS irán también a chocar con la esperanza de todo un pueblo que votó mayoritariamente por un estatuto autonómico que ya contemplaba la autonomía provincial y la autonomía indígena, pero, en el afán de controlar el poder y mediante una campaña mediática de desprestigio y de confrontación entre el Chaco y el resto del departamento llegamos a unas elecciones departamentales en los que las propuestas para la futura gobernación y gobierno departamental, chocaron con la guerra sucia emprendida desde altas esferas de gobierno y de intereses minoritarios de grupos de poder emergentes, ávidos de los recursos que por justicia le corresponden a todo el departamento y que en proporción pertenecen también a la mayor región productora de hidrocarburos del Estado.

Los asambleístas departamentales legítimamente elegidos de Camino al Cambio, MAS y PAN, además de los asambleístas indígenas, tienen la misión de lograr para Tarija que se aplique el estatuto autonómico tal y como se lo ha votado en un referendo, el mandato popular consciente de la visión de desarrollo que propugnan las fuerzas progresistas del departamento no puede ser ignorado por la visión centralista del gobierno nacional que ha estigmatizado a la población del departamento como oligarca y separatista.

Una pregunta que cabe hacernos es acerca de la visión del aliado del MAS, como es la agrupación Dignidad, deberían hacernos conocer acerca de la propuesta que tiene para Tarija de cara a la asamblea departamental.

El PAN debe ser consciente como es su pueblo, de que quienes lo apoyaron, no votaron para que se hagan alianzas a espaldas del sentir popular, el Chaco tarijeño y las provincias no apoyaron al PAN para que negocie espacios de poder o la entrega de la autonomía a los intereses del centralismo absorbente y colonizador, hoy es más importante ocuparnos de la pretendida ley de transición del gobierno prefectural a la gobernación departamental, para que a partir de ahí, todos se sienten y dialoguen concertando lo que es mejor para el futuro de Tarija con la visión de quienes habitamos este girón del Estado.

La guerra sucia contra el departamento debe parar, los acuerdos se deben realizar entre todas las fuerzas del departamento, se debe hacer una lectura correcta de las elecciones pasadas.

Ha ganado la elección una fuerza política a la gobernación, porque esta fuerza garantiza la aplicación de la autonomía en el más breve plazo, ha ganado otra fuerza política en la provincia Gran Chaco, porque ésta también garantiza la autonomía regional y por último si bien el MAS ha logrado una mayoría relativa en la asamblea legislativa departamental, respetando también se le debe exigir que cumpla lo prometido y que la autonomía es cuestión de los tarijeños y no tarijeños que vivimos en esta tierra, no así de iluminados centralistas que tienen una visión de Estado totalmente opuesta a la mayoría nacional que en este momento está también elaborando sus estatutos para ser respetados y aprobados en referendo.