miércoles, 12 de mayo de 2010

RE: La lección de Yoriko Yasukawa

Robert Brockmann
Oficial Nacional de Información
Centro de Información de las Naciones Unidas en Bolivia
unic.lapaz@unic.org

Estimado seudónimo de Lorenzo Choquehuanca Müller,

No se sienta Ud. demasiado honrado de que le haya contestado, porque no sucederá con frecuencia. Es que no hay manera de ganarle. Más que ganarle, así ni siquiera veo la manera de establecer un diálogo razonable.

Porque cuando se le contesta a una pregunta legítima, pero lanzada con mala leche, sale Ud. con martes trece. Sale con que le contesto porque me pagan. ¡Por supuesto que le contesto porque me pagan! Lo pone Ud. como el gran chiste y el gran descubrimiento. Pero también le contesto porque creo en lo que hago. Si no creyese en lo que hago, no habría dinero suficiente para pagarme. Podría prolongarme sobre este tema, pero esto no es sobre mí.

Que la ONU tiene muchos aspectos a ser cuestionados, ¡por supuesto que sí! Aquí adentro, estamos dolorosamente conscientes de ello. ¿Podemos hacer algo al respecto? ¿Podemos debatir con seriedad sobre ello? Yo puedo. ¿Puede Ud.? ¿Puede Ud. probarme que a pesar de todo es un interlocutor válido? ¿Que tiene Ud. una propuesta? ¿O va a seguir recurriendo Ud. a la salida graciosilla fácil, que no lleva a nada? A lo mejor detrás del sarcasmo, de su actitud permanentemente defensiva y del seudónimo / anónimo, hay alguien de valía.