martes, 15 de junio de 2010

NOS LEEN

Pepe Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

En una anterior inquietud escrita del suscrito escribidor de Aula Libre intitulada un frágil maridaje político publicada la semana pasada, se hacía referencia a que el Presidente de los bolivianos esta asimilando una serie de hechos, expresiones, comportamientos de diferentes estamentos de la sociedad boliviana. El mas reciente, una reunión en Palacio de Gobierno con el Gobernador Rubén Costas.

Como todos sabemos, luego de coqueteo viene una serie de manifestaciones que culminan en el acercamiento de dos personas interesadas en forjar "algo". Luego los desenlaces son predecibles. Precisamente cuando hacíamos alusión que el excelentísimo mandatario debe cultivar y pasear su imagen en arterias, calles, pasajes y callejones bolivianos no estuvimos equivocados. Otrora tiempos (meses recientes), Juan Evo caminaba por el Plan 3000 de la ciudad de Santa Cruz, horas atrás estuvo en plena plaza 24 de septiembre de la ciudad cruceña.

La ley del cruceño es la hospitalidad y eso lo sabemos bien todos quienes venimos de occidente y afincamos nuestras esperanzas, intereses y entorno social en esta urbe maravillosa. La gran mayoría de los cruceños, llámese así a todo ciudadano nacido o no en este pueblo pero que lo ama entrañablemente y contribuye diariamente con su desarrollo, hemos espectado positiva y asertivamente esta segunda reunión de estos líderes nacionales. Finalmente el carretón esta siendo tirado por dos bueyes y hay mucho por hacer.

Presidente Morales Ayma, cuando usted demande, requiera, precise, pida, solicite, exija, clame por diálogo tenga por seguro que allí estaremos para sentarnos en una mesa y hablar, escuchar y ser escuchados. Esta visita nos dejó con sabor a néctar pero queda la duda. No nos gustaría que este "Frágil Maridaje Político" sea una cortina de humo para culminar con lo que a usted no le deja dormir tranquilo: La toma del poder total. La astucia y la inteligencia no son sinónimas. El lobo y el cordero viven con motivaciones separadas. La democracia y la dictadura tienen diferentes uniformes y vestuarios, a veces son vistosos y atractivos pero tienen en el fondo huecos y abismos que nos hacen ver mal. Atila, Nerón, Hitler, Mussolini, Franco, Pinochet, Banzer distan mucho en la historia por convertirse en paladines dignos de ejemplo a imitar.

Quisiéramos que logre éxito en su gestión gubernamental en base a consenso y contentamiento popular. Quisiéramos que su entorno le enseñe lo que significan los procesos de autocrítica. Quisiéramos que de una vez por todas, se realice como hombre de hogar con una esposa que lo controle, censure y reprenda por pasar pocas horas en el nido e hijos que le exijan gastos mínimos de subsistencia en edad juvenil. Pese a sus acciones en muchos casos cuestionadas, desacertadas, confrontadoras, desatinadas, creemos que usted como primer mandatario de la nación merece el respeto que su investidura lo exige.

Bolivia no solo es Santa Cruz, en otros lares también lo esperan con ansias, quien le dice señor presidente que de tantos viajes y desplazamientos y ahora con avión nuevo, consigue una compañera que logra hacer vibrar a ese corazón cocalero. Lo añorado y apropiado sería una compañera del valle porque dícese que estas valientes mujeres son de personalidad y temperamento. Para empezar, los directos beneficiarios serian los miembros de su gabinete que asisten a las reuniones de madrugada con los ojos rojos y lentes oscuros. No les pregunte si están de acuerdo en el horario... ellos tienen esposas.