viernes, 30 de julio de 2010

15 Días en Potosí

Jack Matijasevic Mostajo
jackmatija@yahoo.es

Como un buen potosino fui a pasar mis vacaciones de invierno a esta gélida tierra, a saborear sus delicias culinarias y a disfrutar de la conversación con viejos amigos y conocidos y obviamente, a recorrer sus estrechas calles y sentir el aire colonial que le encierra y me encontré con una realidad que lacera y duele, al ver que cada día que pasa la ínclita Villa Imperial va sufriendo un deterioro y mostrando una mala imagen por un pésimo manejo de las autoridades que tienen el mandato del pueblo para encarar un proceso de desarrollo y embellecimiento a lo que en título ostenta como patrimonio cultural.

En el transcurso de estos días leí el artículo del Sr. Chumacero publicado en aula libre, que hace referencia al doble discurso del Comité Cívico Potosinista, en la que estos pide la preservación del Cerro Rico y pero al mismo tiempo piden la encendida de hornos del complejo metalúrgico de karachipampa. Y en verdad absoluta tiene la razón, lo cual muestra esa desorientación desastrosa del Comité Cívico de no saber y no tener un horizonte en el futuro económico y de bienestar de su población.

En el momento la ciudad patrimonial tiene tanto parecido a aquellos pueblos belgas que soportaron la batalla de las Ardenas a finales de la segunda guerra mundial, ya que el casco viejo ha sido abierto por calles céntricas sin una planificación conjunta entre las instituciones prestadoras de servicios (AAPOS, SEPSA, COTAP) y parecería que hubiera sido bombardeada por la sexta división panzer, zanjas, escombros, cables sueltos, maquinaria que solo trabaja por horas, al igual que los obreros que parece que lo hacen con un horario de oficina; sumándose a ello un caos vehicular horrorizante, pues todo el transporte público según sus sindicatos y organizaciones, debe obligatoriamente pasar por el centro de la ciudad; suciedad, olores nauseabundos, etc. etc., en fin una ciudad destruida en la mejor época de turismo, ¡¡si!! es el colmo, pensar que no exista un mecanismo de planificación al interior del municipio, que ordene y supervise este tipo de trabajos, que en todo caso más que Karachipampa y cien mil ingenios más el TURISMO, podría generar recursos sin que se toque la estructura del cerro y se lacere la vida de sus habitantes con la contaminación que esta actividad trae.

Es inconcebible pensar que el municipio hasta la fecha no sepa que Europa y todo el hemisferio occidental empiezan a expulsar turistas a partir del mes de mayo aproximadamente hasta el mes de septiembre,y que cientos de miles de turistas se trasladan a América del sur; el no tener el raciocinio para poder aprovechar esta fuente de recursos es, repito: INCONCEBIBLE, Esperamos a aquellos intrépidos gringuitos que en su libro de viajes les atrae la historia de la ciudad que dio al mundo las riquezas más asombrosas de plata que el ser humano haya visto; y queriendo experimentar la sensación de viajar en el tiempo y vivir la experiencia filosófica que esta tierra encierra, se encuentran con un lugar horrible, donde se los espera en una ciudad en caos.

Que decir de los otros aspectos que hacen de la infraestructura de la "Industria Sin Chimeneas", los aventureros que llegan a Potosí no puede encontrar locales que ofrezcan los servicios necesarios que un turista requiere para hacer de su viaje apacible, pues la ciudad llena de huecos y desorganización no ofrece las posibilidades de obligar al turista a quedarse unos días extras y dejar sus euros o dólares para el provecho de la ciudadanía toda, más al contrario parecería que se quisiera expulsarlos, y lo que es peor aún, que sus instituciones estén pensando todavía en que los recursos para su despegue económico se sigue centrando en la extracción de minerales y el aporte nefasto al deterioro ambiental que esta actividad trae.

Una réplica de Carnosaurio (Dinosaurio de la época cretácica) que fue esculpido para ser parte de los atractivos del Parque Nacional Toro Toro, por decisión del último Prefecto de Potosí, fue decomisado por la prefectura en la visita que el espectacular monstro hacia a la ciudad para ser admirado en muestra a la ciudadanía potosina, en la idea de usar esta escultura como un atractivo citadino, como si el feroz bicho digno de una película de Spielberg tendría que ver algo con la historia de esta Villa de Carlos V. Esta es una muestra del desatino y falta de visión de lo que es la planificación turística.

Bueno, en todo siempre hay algo positivo, y es que en el transcurso de mi visita pude disfrutar de variadas actividades culturales emprendidas por personas amantes de la cultura y con apoyo de algunas instituciones (no comunales ni de la gobernación), tal el caso del periódico el Potosí que patrocino la presentación de la Orquesta de Cámara de San José de Chiquitos en un concierto impresionante de música barroca en la fabulosa iglesia de San Francisco, deleitando a la ciudadanía y visitantes; otras actividades como una charla de música contemporánea y las tapas de discos presentada por el documentalista Sergio Calero; un festival de teatro nacional con presencia de varios grupos teatrales de amplio reconocimiento como: El Teatro de los Andes, Mondacca Teatro, Teatro la Cueva y otros; Muestras pictóricas y otros hacen y muestran que este es el camino a ser usado para mejorar la imagen de esta ciudad mal tratada.

Ahora el municipio se encuentra en una franca lucha política por conservar al Dr. Joaquino como el Honorable Alcalde de los Potosinos, y en la espera de que esto se consolide a favor de sus detractores o a favor del Alcalde elegido, la ciudadanía es la más afectada, pues sin darse cuenta poco a poco va dejando que la política y la falta de capacidad profesional de sus instituciones vayan matando poco a poco a la gallina de los huevos de oro.