domingo, 11 de julio de 2010

pobre brigada pobre

Ivan Arias Duran
ivanariasduran@hotmail.com

Cuando uno se da una vuelta por las instalaciones de la Asamblea Plurinacional ubicadas en la plaza Murillo sentirá ese ambiente de arrogancia y poder. Oficinas del oficialismo bien dotadas tanto a nivel de equipos como de personal, demasiado para mi gusto. Usted hasta se va encontrar con guardia comunitaria, conformada por campesinos, que custodian las sesiones de algunas comisiones y que impiden la entrada de personas "no autorizadas" a pesar que las sesiones son públicas. En todo caso, la demostración de poder y soberbia dentro del palacio legislativo, fue y es una norma que ni el proceso de cambio tan pregonado lo ha modificado, mas bien lo ha profundizado.

Esta realidad contrasta cuando uno visita las brigadas parlamentarias en las capitales de departamento ya que las mismas se debaten en la pobreza parecida a la de los primeros frailes franciscanos. Para muestra un botón y lo veamos desde Tarija. La brigada parlamentaria se ha visto obligada, por falta de pago de 6 meses de alquiler, ha desalojar las instalaciones que tenía en un edificio cercano a la plaza Luis de Fuentes. Aparte de las deudas de alquiler están las de luz, agua y teléfono. Las computadoras que tienen son viejas y la mayoría están con virus. Para hacer algún escrito los parlamentarias y parlamentarias tienen que llevarse sus propias hojas ya que la brigada no tiene siquiera plata para ello.

Sun oficinas donde reunirse con modestia y comodidad, con sus pilchas al hombro, los parlamentarios tarijeños han sido llevados al edificio de Ecobol. Pero el remedio parece ser peor que la enfermedad. Los padres de la patria han sido confinados al sótano que era el área de parqueo del edificio. De algo podemos estar seguros: los honorables no envejecerán porque el frio del parqueo los conservara frescos. Las instalaciones son una pena: no hay puertas pero si rejas. Por encima de las cabezas de los asambleístas están las cañerías del servicio de agua y alcantarillado. El ruido de tres motores de bombas de agua da al ambiente la sensación estar en una bocamina de Potosí antes que en una oficina del segundo poder del Estado Plurinacional. El piso que estaba diseñado para soportar el crujir de las llantas y no las plantas de los zapatos, incrementa el frio de los pies de las magnas autoridades.

En contraste con las lujosas movilidades que tiene los parlamentarios y directiva de la Asamblea Plurinacional en la ciudad de La Paz, la brigada y sus autoridades llegan hasta en bicicleta a las instalaciones de la brigada. Lo cual no esta mal por salud pero que evidencia el maltrato en que se incurre a nuestras autoridades encargadas de legislar y decidir las reglas del juego de toda la Republica. La falsa modestia de nuestras autoridades, la envidia e incomprensión de la gente y los medios de comunicación juegan su rol destructor. Es verdad que el mono aunque de seda se vista mono se queda, pero también es cierto que al mono de seda se lo considera. Es decir, como te veo te trato. Tu imagen o inspira respeto o inspira burla, de eso no tenemos que dudar. Soy un convencido sobre lo que mi madre nos decía: la pobreza no es para mostrarla, la pobreza es para desterrarla y no hagas de nuestra pobreza una forma de obtener compasión. La dignidad empieza por casa y estoy seguro que nuestras brigadas merecen mejor trato, porque no son objetos, sino ciudadanos. Ahora bien, quien es culpable para que esta situación de maltrato, lejos de cambiar se profundice?