miércoles, 18 de agosto de 2010

ENTRE PERVERSIDADES

Jaime Chumacero
jchumacer@yahoo.com

A estas alturas luego del término del conflicto surgido a partir (aquí me viene la duda de quién es más), de la perversidad del Gobierno porque este no supo y no pudo atender la simpleza de los puntos en conflicto, simpleza porque tan solo se trataba de alcanzar acuerdos y compromisos de algo que ya tenían compromisos y acuerdos (aclaro que esto no es redundancia, ni es un silogismo), sin definición alguna o peor aún de materialización alguna. o la perversidad de la dirigencia cívica, cuando esta lleva intransigentemente a un conflicto a toda la población potosina, para lograr acuerdos y compromisos, de algo que ya tenia acuerdos –idem a lo anterior– y jugar con esa especie de sentimiento de frustración enclavada en la población, y eternamente retro alimentada y fomentada por todo el discurso tanto de la prensa escrita como la televisiva y radial, por gobernantes nacionales y regionales y dirigentes de todo tipo nacionales y regionales absolutamente por todos, que hasta la subconciencia del potosino se la cree y asume ese papel de victimización; para muestra y graficación de este tipo de conducta veamos lo sucedido con aquel candidato a la presidencia de Bolivia, cuyo discurso se asentaba en solicitar la atención del votante a partir de hurgar la parte sensiblera del pueblo, cuando declaraba que el provenía de la tierra rural y que inclusive fue vendedor de limones, al demostrar su proveniencia bastante humilde y reclamaba por este hecho el voto dela ciudadanía apelando a su condición de origen y capacidad de logro al haber llegado a ser Alcalde de Potosí. Esta actitud se corroboro con el tristísimo spot de solicitud de apoyo a las reivindicaciones de Potosí, donde los dirigentes en huelga de hambre solicitaban apoyo desde el discurso de la sensiblería; hemos dado tanto pero nunca fuimos retribuidos ahora queremos su apoyo, triste ¡muy triste! demasiado triste.

Sobre los puntos en conflicto ¿se avanzo o igual no más se esta?, dado que en el punto de la planta de Karachipampa, el problema es de tipo legal dado que no depende del Gobierno sino de resolver el contrato firmado con la empresa transnacional que anda convirtiendo dicho complejo, de tratado de minerales de plomo a minerales de zing y que hasta la fecha no esta cumpliendo, habrá que ver cuanto dura esta, mientras tanto imaginariamente, le sacan al gobierno el compromiso de garantizar las inmensas cargas necesarias que el monstruo necesita y por la cual hasta ahora no funciona (si se trata de garantizar porque no ahora coloca las cantidades de mineral de plomo y plata que este complejo necesita y se dejan de huevadas ni de hacer conversiones de nada); sin considerar para nada la incertidumbre del azarístico precio internacional de minerales, que se comporta peor que el cambio de clima, un día con un boom de precios y otro con una caída estrepitosa; el gobierno ya tiene una experiencia al respecto con Huanuni y por ello su temor a meterse en estos negocios tan diferentes a los del petróleo.

El punto de los caminos, especialmente el referido al camino Potosí-Tarija, cuyo contrato atropelladamente logrado bajo presión, inicialmente con una empresa brasilera, con precios altamente caros, como fruto de otra movilización (paros y huelgas) no se cuido de lo técnico y la empresa se aprovecho y desarrollo mal su trabajo con capas asfálticas más delgadas que la piel y con unas hendiduras parecidas a toboganes; para resolver esto, primero había de transcurrir el problema legal de contrato (precisamente por ello el cambio de razón social de Caminos Nacionales por la actual ABC), problema ya resuelto después de una larguísima negociación, ahora es otra empresa OAS la encargada de resolver los problemas y concluir en el tiempo previsto, aclaro que esta empresa ni hace un año que se hizo cargo, mientras que el origen del problema data de hace más de 10 años.

Sobre el conflicto de delimitación y la construcción de una fábrica de cemento, aquí si se demuestra la atorrancia del gobierno, quién a través de la solicitada del Domingo por parte del ministerio de autonomías, en el mismo que definen que el conflicto limítrofe entre Potosí y Oruro, existe desde antes de que estas existiesen (seguramente usted se estará riendo de mi ocurrencia o mi equivocación en la proposición –eso me gusta– que el comentario no sea tan serio y provoque en usted algo de hilaridad) pero lo chistoso es que el año que datan de antigüedad de este conflicto entre Oruro y Potosí es desde de 1534, o sea desde antes de que los Españoles se hubiesen anoticiado de la existencia de un poderoso yacimiento de plata en el Cerro Rico, Sumaj Orcko, conocido, respetado y centro de culto de los Incas en ese entonces, incluso antes de que los españoles hayan dominado a los Incas; se imaginan tener un arbitro de conflicto limítrofe a este tipo de instituciones?.

Bueno más allá del manoseo histórico, lo cierto es que nada se soluciono de lo que anteriormente estaba, ya que uno y otro departamento, debe poner todas las cartas en la mesa a fin de determinar la legítima propiedad del cerro Tahua para los potosinos o Pahua para los orureños (estos más prácticos lo denomina así haciendo alusión a la palabra quechua de pau haciendo referencia a algo que ya no hay), principal reserva de piedra caliza y materia prima para la fabrica de cemento, el mismo que como salida salomónica, el Gobierno determino apoyar a la creación de dos fábricas uno en territorio Potosino y otro en Oruro, para beneplácito y paz entre los dos; sin embargo la materia prima no esta plenamente determinado a quien corresponde, como se observa un acuerdo logrado en la indefinición esta es otra salida artificial .

El problema del aeropuerto, simple y llanamente se reduce a contar con aeropuerto internacional pero en el municipio de Potosí, no en Uyuni, aunque en la práctica ya se este construyendo en este último, sin embargo no existe una definición de donde se ubicaría, es decir encontrar un lugar plano y que goce de las garantías técnicas viables para despegue y aterrizaje de aviones, se acordó el estudio y veremos si el estudio determina la existencia de algún lugar para su ubicación ¿y si no existe?, otra vez nos vamos al acuerdo llegado sobre un terreno físico aún todavía inexistente

Aunque ya en el anterior gobierno neoliberal de Sanchez de Lozada, con su Ministro de Mineria Jaime Villalobos (actual accionista principal de Manquiri), dejaban entrever la idea de rebanar al cerro rico, aplanarlo y sobre ella construir el aeropuerto, quizá por eso Manquiri esta con las intenciones de no solo explotar los pallacos, relaves existentes en la superficie del Cerro Rico, sino transar con los cooperativistas a quienes actualmente les paga por cada tonelada extraída de tierra y piedra, mil dólares, (si se toma en cuenta que esta empresa trata al día 8 toneladas) entonces los cooperativistas se embolsillan cada día 8 mil dólares y de nada. Mejor si se tiene al gobierno como socio explotador del Cerro Rico con Karachipampa en funcionamiento, así prontamente ya no veremos al Cerro Rico, sino el poderoso aeropuerto internacional largamente añorado, asentado en lo que él fue.

Finalmente el punto del Cerro Rico de Potosí, se quedo en lo mismo, quedándose en estudio nomás, para determinar el estado situacional del pobre cerro, en este punto ambas perversidades se encuentran unidas, en la preocupación pero también en el gran desinterés, desinterés fundada en la ganancia económica y miedo mucho miedo a los cooperativistas, mientras tanto el cerro se viene abajo.

¿Para semejantes logros tanto sacrificio?, ¿o es que por detrás había algo más?, seguiré con este tema.