jueves, 19 de agosto de 2010

TRANSCULTURACIÓN Y COLONIALISMO

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

Un fenómeno, no nuevo, sino que data desde el principio de la evolución de las sociedades se está presentando en diversos lugares o ciudades del Estado Plurinacional, donde la diversidad cultural está siendo dominada por la emergencia de una cultura ancestral con rasgos neocolonialistas y con intenciones manifiestas por un lado, y por otro con conductas latentes de quienes viven o moran en un lugar de nacimiento distinto al que viven.

El fenómeno al que nos referimos es transculturación, que en primer término se produce por la inmigración: Este tipo de contacto se produce en un país mediante la afluencia de grupos humanos masivos pertenecientes a otra cultura, no importando que ésta sea de mayor o menor desarrollo. Este fenómeno produce que por ejemplo en las festividades religiosas como la de Chaguaya, que coincide con la de la Virgen de Urkupiña, se vean manifestaciones de bailes y ritos propios de Occidente que hace no poco tiempo no estábamos acostumbrados.

Ver en la cercanía de casi todas las iglesias, bandas de música, acompañando a bailes como el Thinku, la Saya o la Morenada ha sido muy común este último domingo, derecho a ello tienen todos los inmigrantes, pero, ¿Qué pasa si la localidad o ciudad no defiende su propia cultura?, se impone la cultura del dominador, con todas sus secuelas y características. La otra pregunta es: ¿es suficientemente fuerte la voluntad de los políticos, para incentivar nuestra propia, rica y variadísima cultura?. Una respuesta tentativa sería que no, ya que el caudal de votantes que significa la masiva llegada de compatriotas hace que haya más apoyo a la cultura dominadora.

Pero, vamos argumentando esta posición para que no parezca un rechazo a quienes vienen a aportar con su granito de arena para el desarrollo. La transculturación, se refiere a procesos de difusión o infiltración de complejos o rasgos culturales de una a otra sociedad o grupo social, tiene lugar por contacto generalmente entre dos culturas de diferente grado de evolución viniendo hacer como un efecto del desnivel existente entre ellas. En el contacto suele imponerse la conducta mas evolucionada o agresiva, con la absorción de la que es menos y ésta por su parte puede sustituir en su localización original aunque desnaturalizada por la influencia de la nueva cultura.

El término "transculturación" fue acuñado en 1940 por el antropólogo cubano Fernando Ortiz, con la intención de distinguir entre "aculturación" y "transculturación". Con aculturación nos referimos al proceso por el cual una cultura dominada recibe pasivamente ciertos elementos de otra y se genera una deculturación, o pérdida de la suya propia.

Según el antropólogo Alemán Eduard Spranger existen varios casos de contacto cultural que registra la historia, entre ellos la colonización, proceso en el cual está empeñado el gobierno, que su entre sus símbolos, como el feriado del año nuevo Aymara, pretende transculturizar al Sur y oriente del país, es nomás sentar sus reales en territorios donde ha infringido una derrota política a una oposición (minoría) que no ha sido capaz de leer que era necesaria una inclusión real en la Constitución, finalmente a nombre de la inclusión, se ha ignorado al mestizo en la igualdad de derechos con los grupos étnicos.

La Colonización: Es el contacto entre culturas en que uno de los grupos ocupa un territorio con la intención de implantar su dominio político y su explotación económica. Esta forma no implica la fusión del grupo colonizador con la población autóctona, sino la imposición de su superioridad militar y política. Un ejemplo claro y contundente en América latina fue la conquista española. Ejemplo claro es también en la actualidad el traslado de personas de Occidente a colonizar en Oriente. El pretexto de la tierra, del abuso de la oligarquía está produciendo flujos migratorios, a través de la agencia del desarrollo.

En Tarija, es fuerte el flujo migratorio, sin embargo, existen culturas indígenas como los Guaraníes, Tapiete y Weenhayek, que están siendo avasalladas por occidente, en algunos casos no se los reconoce en sus derechos a la consulta popular y en otros, muchas comunidades no tienen consolidado su territorio como TCO. Allá a los migrantes, les dicen con todo respeto "paisanos", pero no serán más que un recuerdo o un Gueto las poblaciones "originarias" y los "paisanos" habrán consolidado la ocupación. Seguimos en otro artículo las otras formas de contacto transculturizador.