sábado, 11 de septiembre de 2010

El Alto: La planificación ausente.

Mario R. Duran Chuquimia
mrduranch@yahoo.es
http://bolivianueva.blogspot.com

En calidad de representante de la Junta de Vecinos de mi zona en la cumbre distrital del distrito 4 de la ciudad de El Alto para la elaboración del Plan Operativo Anual 2008 (estamos en 2007), la cumbre distrital es una reunión de los presidentes de las Juntas de Vecinos del distrito (en dicha epoca, El Alto estaba dividido en diez distritos) con los responsables de las Oficialías Mayores de Obras y Medio Ambiente, la Económica y Financiera y la Dirección de Planificación del Gobierno Municipal de El Alto, incluso el alcalde Fanor Nava, la tarea principal es definir las obras distritales y las obras que se realizaran en las zonas, que se ejecutaran en la siguiente gestión.

El tema principal de la cum-bre es la construcción de avenidas de pavimento rígido, que requieren fuertes erogaciones económicas, en las manos tengo un ejemplar del periódico El Alteño que señala que los recursos económicos del GMEA son de 750 millones de bolivianos, hago cálculos el 25% se destina a la burocracia, quedan 562 millones de bolivianos, divido esa cantidad entre los distritos y salen 56 millones de bolivianos. Pido la palabra, saludo a los presidentes y a las autoridades presentes, pregunto por los recursos disponibles para el distrito, muestro los datos del periódico y repito los cálculos hechos.

Terminada mi alocución, un funcionario del GMEA responde que el municipio está lleno de deudas de anteriores gestiones, utiliza un cuadro de la presentación ampliada por un datashow y con habilidad propia de un paj'paku (1) convence al auditorio de que el distrito 4 dispone 12 millones de bolivianos para distribuirlos en proyectos zonales y 10 millones de bolivianos para proyectos distritales.

Simple matemática, 220 millones para los distritos y 262 millones para la administración central del GMEA, no me facilitan una copia digital de la presentación. La asamblea define que los recursos distritales se destinen a la construcción de avenidas, los burócratas dicen que hay poca plata y hay que priorizar.

Es compromiso del Alcalde Nava que al año, es decir, el 2008 se empezara la construcción de la avenida de 1.5 km de extensión, tres años después, la avenida recién se empieza a construir. La excusa es la misma, el municipio alteño tiene muchas deudas y debe honrarlas, similar panorama se repite en otros distritos, avenidas que deberían construirse en 1 – 2 años demoran el doble de tiempo, eso sí, las obras se pagaran con puntualidad. Observo los proyectos presentados por las juntas de vecinos, estos tienen un orden marcado por la necesidad; agua potable, alcantarillado, cordones de acera, empedrado o enlocetado de vías, construcción y enmallado de canchas de futsal, sede social.

Los técnicos del GMEA tampoco brindan luces ni muestran nuevos horizontes a la dirigencia vecinal, puesto que si se analiza la gestión municipal en El Alto (en general) se nota la ausencia de planificación urbana de mediano y largo plazo, similar situación se da en cuestiones de desarrollo económico y social. El estado de las cosas es fruto de la debilidad institucional y de la ingobernabilidad, herencia de los modos y formas de gobierno de Conciencia de Patria (CONDEPA) (2) que hizo de El Alto, territorio de saqueo de recursos económicos. La nueva gestión municipal al mando del gremialista Edgar Patana tiene el lema de "El Alto cambia", esperemos que las acciones municipales marquen las diferencias y/o similitudes entre el discurso y la acción.

Notas:

(1) "Pajpaku" es un término popular utilizado para caracterizar a los carismáticos vendedores ambulantes que prometen el cielo y la tierra, venden remedios milagrosos y hablan cualquier tontería para convencer a sus compradores.
(2) CONDEPA, partido político del radialista Carlos Palenque "el compadre", gobernó diez años la ciudad de El Alto, finales del 80 y principios del 90.