sábado, 2 de octubre de 2010

¿ES LA LIBERTAD DE EXPRESION RACISMO?

Tito Pedro Reynaga V.
wreynagavx@yahoo.es

Tanta letra y pirueta no logra justificar el afán de meterle temor a los medios de comunicación y a los periodistas que no comulgan con la verdad oficialista, a título de lucha contra el racismo. ¿Con quién debate sobre la justeza de luchar contra el racismo y la discriminación? Cuando nadie, nadie, NADIE... ha cuestionado la ley contra el racismo. Cuando bien sabe que lo que esta cuestionado es el afán, metido de contrabando en esta ley, de limitar la libertad de expresión, de información y comunicación (Art. 16 y 24 del proyecto de ley antiracista). Cosa que nadie quiere ni puede aceptar. Salvo los oficialistas embriagados de poder. Empeñados en un afán tramposo y arbitrario por tener en sus manos un instrumento legal para seguir aplastando a los disidentes, para acusar a gusto y gana de racistas o segregacionistas a periodistas y medios, y entregarlos a un sistema judicial dependiente del propio partido de gobierno. ¿Le parece justo y correcto, esto de hacerse juez y parte?

Ese es el tema, y no otro. Y usted lo sabe bien. Claro que lo sabe, pero se esfuerza por retorcer la percepción de la gente ocultando las verdaderas intenciones del Gobierno. ¿Por qué lo hace? ¿Cree realmente en el proyecto del MAS? ¿En el Socialismo del Siglo XXI? Dirá que no es este el proyecto de cambio. ENTONCES... CUÁL. Dígalo...

Explíquenos la naturaleza del proyecto de cambio revolucionario masista. O, al menos explíqueselo a usted mismo. Y vea si vale la pena el infierno que están armando para el país a contrapelo de la historia y de la razón. ¿A favor de quien? Pregúntese, por las razones del fracaso del modelo socialista en Cuba, en la URSS, en China, en Polonia, en Vietnam, en Corea del Norte, en Camboya, en Alemania Oriental , en Hungría, en Yugoeslavia, en Checoeslovaquia, en Polonia, en Lituania, en Rumania, en Somalia, en Zimbawe, en Venezuela, etc. Y el saldo de miseria, dolor y sufrimiento que tuvieron que pagar sus pueblos. ¡Sabe acaso el origen del fracaso universal del socialismo marxista, de la economía estatizada! O, ¿conoce alguna excepción en algún rincón del mundo o en otro tiempo? CUÁL...

¿Sabe usted que es lo que realmente y en concreto quiere hacer el MAS? ¿Lo sabe alguien? Puede alguien responder: ¿Cuál habrá de ser el método de circulación de recursos en su novedoso modelo económico? Yo podría jurar que no lo sabe, como no lo sabe nadie, salvo que la respuesta sea: las disposiciones del gobierno en el marco de una economía estatizada. El método propio del decrépito socialismo real.

Entonces, ¿cómo es que intenta justificar lo injustificable? ¿Qué razón valedera puede haber de tanto atropello y afán por acumular poder y aplastar toda disidencia y oposición? ¿Cómo es que el gobierno masista podrá lograr éxito ahí donde han fracasado los poderosos PARTIDOS COMUNISTAS y sus preclaros lideres en Cuba, la URSS, China, Vietnam, Corea del Norte, Camboya, Alemania Oriental , Polonia, Hungría, Yugoeslavia, Checoeslovaquia, Polonia, Lituania, Rumania, Somalia, Zimbawe, Venezuela, etc.? ¿Cómo es que gente tan bien preparada y de buena voluntad termina en fracaso en más de 70 años de esfuerzos sinceros?

Y, no fue que les faltara poder. Lo tenían de sobra y para cómo y cuándo quisieran usarlo, y contra lo que fuera. Y cómo no, si gozaban de partido único, líder único, ideología única, ciencia y verdad únicas, monopolio de la verdad, de los medios de comunicación y la publicación y edición de libros, poder total concentrado en el ejecutivo y la persona del magnífico líder, que además tenía en sus manos y a su libre arbitrio las FF. AA. la policía, los sindicatos obreros, las organizaciones culturales, todo el patrimonio público y la producción social, con potestad para distribuirlo a voluntad para dárselo o quitárselo a cualquiera, y como si todo esto fuera poco: amado por las masas y casi endiosado… Que en eso derivo la dictadura del proletariado. ¡O... no fue así!

Habla de monopolio de los medios de comunicación privada. Diga cuál es la empresa o empresario que tiene tal monopolio. No podrá hacerlo. Porque tal cosa no existe en Bolivia, ante la presencia de diversas empresas grandes, medianas y pequeñas (algunas en manos de las iglesias y las ONG) ocupadas de la comunicación masiva en competencia. ¡Sabe usted qué quiere decir monopolio!

¡En qué estamos, señor Rafael Bautista!. Si usted no puede dar razón de estos terribles afanes del partido gobernante, ¿con qué justificación o motivo razonable puede militar en su proyecto? Y, más aún, pretender meterle gato por liebre a la opinión pública. ¡Qué puede justificar ocultar la verdad! ¿Reeditar el fracasado socialismo marxista leninista? Estará usted loco...