miércoles, 20 de octubre de 2010

NO ES MARGARITA, ES MARIO

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

No es Margarita que es la flor más bonita, no es por ella por quien se pelea, es por bailar con la más fea, es por la Gobernación que se hace un show perverso en el que los pretendientes muestran dientes y garras con tal de deshojarla y dejarla en el tallo. Si la intención es "unitizar" – extraño verbo- y mal utilizado, es Mario quien debe ser "unitizado", es el Gobernador el objetivo y la "unitización", consistiría, de acuerdo al diccionario, en concentrar en un solo gran envase (el Gobernador) diferentes unidades (todos los males), con el objeto de hacer más expedito el transporte de mercancías (recursos) hacia los propios bolsillos de una nueva casta que no encuentra espacio suficiente para crear empleos a sus votantes.

Si el Ministro Villegas asegura que el problema, en torno a la propiedad del campo Margarita, se inició mucho antes de que el MAS sea Gobierno. Si se aclara que hasta el 2009 el tema no fue tocado, pues no estaba en las agendas de las prefecturas de Chuquisaca y Tarija y menos del Gobierno Nacional. ¿Cuál es la intención de este desmadre entre tarijeños?. Es única y efectivamente la Gobernación, es la cabeza de Mario desde hace tiempo. Si se asegura que a partir de enero del pasado año se reactivó el proceso de unitización a solicitud de Cossío y Cuellar. ¿Por qué se condena una acción legítima entre dos autoridades?

O es que se pretende con la política del avestruz, no confrontar los problemas, o es que existe un interés mucho mayor para tapar oscuras intenciones y llevar el debate a un tema que no es de fondo para los tarijeños. Si se quiere ser honesto, es hora de que conversemos con Chuquisaca, es hora que definamos honradamente la distribución de recursos, a cada quien lo que le toca y por derecho corresponde, es la máxima de un padre (Gobierno honrado) para con sus hijos y que creíamos iba a ser la característica de un gobierno socialista comunitario y la línea de sus militantes en todo el país.

Pero no había sido así, el corporativismo por encima del bien común, el poder total sobre las autonomías, el entreguismo por sobre todas las cosas y jamás pensaremos que en Tarija tenemos que tener el coraje de mirarnos las caras, que es hora de ser inclusivos con la sociedad civil, es hora de poner sobre el tapete el tema de fondo, es hora de exigir una Ley que parta de nuestra asamblea departamental, en sentido de los recursos por Regalías e IDH deben ir en beneficio de todos.

Es perverso el decreto que otorga el 45% de los recursos a Caraparí, Villamontes y Yacuiba, del total de los recursos que produce todo el departamento, ¿Acaso Margarita no es también de la provincia O' Connor?, ¿Acaso Bermejo, no tiene los mismos derechos, por ser la primera región en la explotación hidrocarburífera?. ¿No fuimos todos los tarijeños los que pagamos con hombres y mujeres, con territorio, la guerra del Chaco?. ¿O Creen que no nos damos cuenta que el interés vigente es el de crear el décimo departamento, para que desde el centralismo se mutile nuevamente a Tarija?

Hay tonto útiles, serviles, que desde la capital sirven al centralismo, que van en masa a silbar, abuchear, que no dejan a la Gobernación exponer su descargo, si algo se hizo mal, se debe condenar, a los argumentos iremos con debate, esperemos el fallo y confiemos en que: "YPFB mantendrá su posición neutral en este tema y viabilizará técnicamente este proceso en las instancias correspondientes", como lo expresó Villegas, ¿o es que los asambleístas no confían ni en su propio partido y sus propios aliados?. O es que Villegas vino solamente a agitar las aguas para confrontarnos?. Preguntas y preguntas, ninguna respuesta, porque son solo acciones políticas, poco responsables y distractivas.

Si Chuquisaca reclama, como lo viene haciendo, hay que confrontarlo, tenemos que ser valientes no sólo para defender lo que por justicia nos corresponde, debemos ser valientes a la hora de ser equitativos, y debemos ser aún más valientes para debatir el reencuentro entre todos los tarijeños, para que de una vez los "vivillos" que llevan agua a su molino sean denunciados y apartados de la cosa pública. A deshojar Margaritas se ha dicho.