jueves, 7 de octubre de 2010

Sobre Rodillos y Rodillazos

Adrian Barrenechea
adrian_barrenech@hotmail.com

"ARTÍCULO 16 (MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN) El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujetos a reglamentación"

Sobre las ideas… Ideas hay de todo tipo, hay buenas, malas, correctas, equivocadas; hay ideas brillantes, ideas estúpidas, existen las ideas colectivas ¿?, ideas secretas y las más frecuentes de todas: ideas "peregrinas"… seguramente existen más tipos, pero no es la idea de este ensayo exponerlas puntualmente.

El estatus de las ideas es tan variable como su concepción misma; su estado y condición varían con el tiempo, la geografía, la cultura e inclusive la coyuntura. Ejemplos de la volatilidad del estatus de las ideas vemos todos los días…

En función del tiempo:

En algún momento, el señor Guillermo Fortún y varios de sus allegados creyeron que era una buena idea candidatear a la alcaldía de La Paz… seguramente hoy, con el transcurso del tiempo, el consenso general será que era, en realidad, una muy mala idea.

En función de la geografía:

Pedir Pollos Copacabana en las maratónicas sesiones de congreso suele ser una idea brillante… en Palacio de Gobierno seguramente sería una idea estúpida y en la Vicepresidencia sería… ¿?

En función del público:

Declarar públicamente que si Bolivia pierde alguno de los arbitrajes que han sido iniciados en su contra simplemente no reconocerá el laudo puede ser una idea brillante, dentro del Ministerio de Defensa Legal del Estado, pero cruzando la puerta se convierte en una idea estúpida, pues la ejecución del laudo no depende de la voluntad de la parte perdedora.

Las ideas Peregrinas:

Las más nobles de todas las ideas, no varían por factores externos, son inmutables, siempre fueron y siempre serán peregrinas… La peregrina idea del Vice Ministro Farfán en el caso Quiróz, de violar el derecho al honor, al nombre, a la integridad, a la privacidad y a la imagen, con el objetivo de "descalificar" a una persona… esa idea jamás pudo ser otra cosa que la peregrina idea de un ilustre ciudadano.

Pero ¿quién clasifica las ideas?... las clasificamos todos, en función de nuestras creencias, de nuestra cultura, de nuestros complejos, de nuestros rencores y esperanzas. Es por eso que una idea (excepto la del Vice Ministro Farfán) puede ser buena y mala a la vez, brillante y estúpida en un mismo lugar... Racista y discriminadora ¿?...

Todo depende de quien la clasifica y es por eso que no podemos estar de acuerdo con que un gobierno notoriamente rencoroso y acomplejado tenga la potestad de clasificarla. Claro, dicen que en la reglamentación quedará garantizada la libertad de expresión, pero ¿si se trata de otra maniobra militar envolvente? (esa idea en su momento puede haber sido buena… confesar que hicieron trampa… ya no tanto).

No es posible, concienzudamente, oponerse a una ley que pretende erradicar el racismo y la discriminación, sea cual fuere su forma de manifestación; como tampoco es posible pretender sancionar a alguien producto de los complejos de otro alguien. Es por eso que recojo lo ya anotado por Julio Aliaga y apoyo la promulgación de la Ley Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, pero bajo la premisa que se modificará el artículo 16 y que una Ley Contra los Complejos la complementará… sin rodillos ni rodillazos.

No se puede y no se debe censurar las ideas, como reza el dicho popular: "Sobre ideas y rencores no han escrito los autores" o era gustos y colores ¿?... Usted señor lector entiende la idea.