lunes, 11 de octubre de 2010

¡¡complice!! (las NNUU en Bolivia o la crónica de la infamia que no termina)

Guillermo López Castro
guillermolopezcastro@live.com

Señor Laruta:

Desde la admiración y el respeto que siento por usted, debo decirle que sería ingenuo no comprender que en la postura del sistema de NNUU ha existido un evidente y estudiado esfuerzo por posicionarse, una vez más, junto al gobierno y en contra del pueblo boliviano.

Mientras las ley estaba siendo tratada, los periodistas luchando y la oposición protestando, NNUU guardó silencio complice, esperando a que la ley fuera aprobada y ya ho hubiera marcha atras posible. NNUU supuso que decir la verddad, es decir, aceptar públicamente que era una ley atentatoria de los derechos humanos, hubiera despertado el cólera del gobierno, así que precautelando sus mezquinos intereses burocráticos, optó, como siempre, por callar y esperar a que la ley fuera aprobada para luego, timidamente, manifestarse sobre los reglamentos.

Paradójicamente, al callar, NNUU allanó el camino para la aprobacion de los articulos 13 y 23, lo que vuelve a NNUU cómplice de un delito de violación a los derechos humanos ¿no es tremendo que el representante del alto comisionado de DDHH de la ONU y la representante residente del sistema de PNUD sean cómplices de la violación a los derechos humanos en Bolivia? ¿no se supone que su obligación es, exactamente, la contraria, coadyuvar a la defensa de los derechos humanos? ¿si no lo hacen ellos, a quién tendremos que acudir?

Las leyes internacionales amparan su vergonzosa actuación, pero los pueblos no olvidan ni perdonan y los nombres de Denis Racicot y de Yoriko Yasukawa (y muchos otros funcionarios de NNUU que amparan, apoyan, asesoran o acosejan estos comportamientos) han pasado a formar parte de la historia boliviana de la infamia. Allí estarán para siempre, al lado de tantos otros nacionales y extranjeros que, amparados en su soberbia y en su prepotencia, sólo le han traido desgracia, pobreza y tiranía a esta nuestra pobre patria.

Hace unas semanas, una articulista de Aula Libre, hablando sobre este mismo tema, decía: si no van a hacer nada por el pueblo, mejor que los de la ONU se vayan. Voy a tener que estar de acuerdo. que se vayan nomás.