jueves, 18 de noviembre de 2010

EL DELIRIO LEGISLADOR POSTMODERNISTA

Es, cuando menos asombroso e impresionante, sino aflictivo y hasta escalofriante, cómo el entusiasmo imaginativo está reemplazando el saber y la lógica a la hora de diseñar el modelo de sociedad propugnado por el cambio en manos de los ideólogos del MAS. Revelando el desierto teórico y la confusión en el que están perdidos los pensadores de este partido, al no contar con otro aparato conceptual que las viejas consignas marxistas degradadas por el populismo postmodernista. Algo de lo que da evidencia el ANTEPROYECTO DE LEY DE LA MADRE TIERRA DEL PACTO DE UNIDAD, presentado por Raúl Prada (fOROBolivia@gruposyahoo.com, Nov. 2010). Una obra maestra de confusión y desvarío en papel de legislación. Veamos algo:

I.

El anteproyecto de marras dice:

"CAPITULO II: DEL RÉGIMEN SANCIONADOR

"IMPRESCRIPTIBILIDAD DE LOS DELITOS CONTRA LA MADRE TIERRA

Los delitos contra la Madre Tierra (Pachamama, Llumpaqamama, Madre Naturaleza) cualquiera sea su naturaleza no prescriben, sabiendo que la Madre Tierra es la supervivencia de todo ser vivo."

Si esto fuera así, ¿qué pasará cuando la misma Pachamama, "Llumpaqamama" Madre Naturaleza ocasione y protagonice otra vez una catástrofe de extinción masiva de la vida en el planeta, tal como ya ha sucedido en anteriores ocasiones?. Sin duda, un asunto nada trivial. La ciencia da cuenta de que este tipo de siniestros ocurrieron ya en reiteradas ocasiones: hace 488, 444, 360, 251 y 65 millones de años atrás extinguiendo en suma el 99% de las especies vivientes de la tierra:

Hace 488 millones de años ocurrieron una serie de extinciones masivas del Cámbrico-Ordovícico llamadas así por haber ocurrido entre el final del período Cámbrico y el principio del Ordovícico. Durante ese evento desaparecieron muchos braquiópodos y conodontes, también se redujo significativamente el número de especies de trilobites.

Hace 444 millones de años, en la transición entre los períodos Ordovícico y Silúrico, ocurrieron dos extinciones masivas llamadas extinciones masivas del Ordovícico-Silúrico. Su causa probable fue el período glaciar. El primer evento ocurrió cuando los hábitats marinos cambiaron drásticamente al descender el nivel del mar. El segundo ocurrió entre quinientos mil y un millón de años más tarde, al crecer el nivel del mar rápidamente.

Hace 360 millones de años se produjo la extinción masiva del Devónico, en la transición entre los períodos Devónico y Carbonífero, en el cual el 70% de las especies desaparecieron. Este fue un evento que probablemente duró unos tres millones de años.

Hace 251 millones de años, durante la extinción masiva del Pérmico-Triásico, cerca de 95% de las especies marinas se extinguieron. Esta fue la catástrofe más grande que ha conocido la vida en la Tierra. Desapareció el 53% de las familias biológicas marinas, el 84% de los géneros marinos y aproximadamente el 70% de las especies terrestres (incluyendo plantas, insectos y vertebrados).

Hace 65 millones de años en la extinción masiva del Cretácico-Terciario desaparecieron cerca del 75% de todas las especies, incluyendo los dinosaurios.

Impresionante sin duda. Más aún cuando la misma ciencia da cuenta de que los riesgos no han pasado, ni mucho menos, porque la naturaleza sigue nomas su curso sin cuidarse gran cosa de los afanes y angustias de los humanos y no humanos. Los riesgos apocalípticos están ahí, presentes… agazapados en el tiempo y lo insondable esperando el momento para lanzar su despiadado zarpazo y extinguir a la humanidad. Veamos sus posibilidades:

1) La colisión del planeta con asteroides y cometas.

"Los impactos han sido también origen de extinciones masivas: hace unos 65 millones de años, el impacto de un asteroide o meteorito provocó la extinción del 70% de todas las especies vivas y dio paso a la era de los mamíferos, de los que surgimos más tarde los humanos.

Según Duncan Steel, vicepresidente de The Spaceguard Foundation, en un artículo publicado en Tendencias en octubre de 1997 (no on line), las probabilidades de enfrentarnos a la colisión con un asteroide es elevada: se calcula que cada 500.000 años cae sobre la Tierra un asteroide de 2 kilómetros y que cada 100.000 años cae uno de un kilómetro.


Hay una posibilidad entre 5.000 de morir a causa de un asteroide… Es decir, hay más probabilidad de morir por el impacto de un asteroide que por un accidente aéreo en Estados Unidos, que es de una entre 10.000, señala Duncan Steel. …No es la única voz de alarma. Robert Huychinson, del Museo de Historia Natural de Londres, autor de Meteorites, A Petrologic, Chemical and Isotopic Synthesis, dice: por primera vez en treinta millones de años la Tierra se encuentra en el primer período de alta probabilidad de recibir el impacto de un gran asteroide. […]. En la actualidad sabemos de la existencia de 100 cuerpos celestes con capacidad para destruir el planeta, pero también que hay entre 1.700 y 3.000 asteroides desconocidos que en algún momento pueden colisionar con la Tierra sin que podamos preverlo.

2) Los cambios climáticos que periódicamente ocurren en la tierra, marcándole a la vida del planeta una suerte de ritmo.

En la historia de la Tierra han tenido lugar muchas eras de glaciación. Casi ciertamente más eras de hielo ocurrirán en un intervalo de 40.000 - 00.000 años. Esto tendría un serio impacto en la civilización tal como actualmente la conocemos, porque las áreas extensas de la tierra (principalmente en Norteamérica y Europa) llegarán a ser inhabitables.’

3) Enfermedades y pandemias originadas en super patógenos, generados espontánea y naturalmente o por acción humana descontrolada.

"Un panorama menos predecible es una Pandemia. Por ejemplo, si el VIH mutara y llegase a ser tan transmisible como el resfriado común, las consecuencias serían fatales."

4) Procesos geológicos desastrosos de impacto planetario, como lo ocurridos ya antes, y que podrían volver a suceder en cualquier momento.

"La última ocasión que entró en erupción el supervolcán de Yellowstone, hace 74.000 años, el magma cubrió toda el área al oeste del río Misisipi en Norteamérica. Otra erupción como esta podía amenazar a la civilización. Tal erupción podría también lanzar grandes cantidades de gases que podrían alterar el equilibrio del dióxido de carbono en el planeta y causar un efecto invernadero," [1][1]

Y, con seguridad, que esto no es todo. Ni en la gama de peligros ni en el momento en que pueden desatarse. Nuestros conocimientos de la vida y sus procesos como del universo y el planeta son bastante pequeños aún, baste citar que el 96% del universo nos es del todo desconocido: la llamada materia y energía obscuras, de las que no tenemos ni idea de su consistencia, salvo que están ahí.

"La mayor parte del Universo es un misterio. La materia de la que estamos hechos nosotros, los planetas, las estrellas y todo lo que conocemos supone sólo el 4% del Cosmos. El 74% es algo que se conoce como energía oscura y el 22% restante es la llamada materia oscura. «La energía oscura es uno de los grandes enigmas de la ciencia», destaca Txitxo Benítez, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía y responsable científico del proyecto Javalambre-Física del Universo Acelerado (JPAS, por sus siglas en inglés)."[2][2]

Por lo visto, vivimos suspendidos en medio de lo desconocido, sujetos a múltiples peligros a desatarse en cualquier instante. Ciertamente, no sabemos la magnitud de los riesgos que acechan la existencia de la humanidad.

Bueno, entonces, si esto es así. Si la ciencia muestra la realidad de un universo (o pluriverso) que puede en cualquier momento desatar fuerzas catastróficas extinguiendo la vida del planeta --incluida, claro está, la especie humana--, cabe preguntarse, qué pasaría ante las previsiones establecidas por este proyecto, hecho Ley, cuando ocurra un desastre de esta magnitud. ¿Encausará el Gobierno judicialmente a la Pachamama imputándola por el delito de extinción de la vida y el ser humano en la tierra?

Tendría que hacerlo. Porque, en justicia y lógica es pertinente procede, al ser la Pachamama, según la hipotética Ley, sujeto de derechos, de deberes y obligaciones como cualquier otra entidad poseedora de conciencia y voluntad. Tal como se asienta en estas casi poético filosóficas determinaciones legales::

"DERECHOS DE LA MADRE TIERRA

Prevalecen los derechos y el beneficio de la Madre Tierra y de todos los seres vivos, con el fin de erradicar la depredación, la degradación, la crisis climática y la crisis ecológica, para acceder de manera equitativa a la armonía ecológica."

"ANIMISMO E INMANENCIA

Todo tiene vida, todo ser, toda fuerza, energía, toda partícula y toda estrella, todo átomo y toda constelación y todo componente del cosmos. Todo tiene voluntad, la vida misma es esta voluntad cósmica."

En todo caso… siendo que el planeta y la vida son parte de la Madre Naturaleza, se tendría que imputar a la Pachamama por suicidio, daño autoinflingido o algo parecido… Sea cual fuere el caso el juzgamiento procede.

Así, por hechas y derechas, nuestra ecuánime justicia terminaría condenando a la Pachamama en juicio expedito y justo, al estilo de los procesos aplicados a los opositores, luego de tener a la Pachamama en reclusión por medidas cautelares por unos cuantos añitos. No podría ser menos, en tratándose de un crimen de tal magnitud, se diría que de lesa humanidad o lesa vida… Y sería de este modo, aún cuando la Ley establezca la prevalencia de los derechos de la Pacha… por encima de los del hombre (lo que incluye a los fiscales, jueces y jurados)::

"II. Prevalecen los derechos y el beneficio de la Madre Tierra y de todos los seres vivos, con el fin de erradicar la depredación, la degradación, la crisis climática y la crisis ecológica, para acceder de manera equitativa a la armonía ecológica."

En este escenario, de poco valdrían los alegatos y esfuerzos en estricto derecho de los abogados de la Pachamama alegando este inciso y otros similares principios ante el conocido estilo masista del "yo le meto nomas… y que los abogados lo arreglen después… para eso han estudiado…".

Aunque, claro está se tendría que salvar un pequeño problema, para que esta ejemplar muestra de justicia se dé, esto es: que el sistema judicial sobreviva a contra de la masiva extinción de la vida en la tierra. O algo parecido… Pues, según se sabe, los seres extinguidos no pueden hacer ya de fiscales ni jueces. Al menos no en este nuestro pequeño universo. Con todo, el juicio, de llegar a ser una realidad, sería una gran cosa…! Un proceso judicial a la Pachamama. Fantasía sobre fiebre y mística (por el cambio), tanto o más fértil y rica en imágenes y figuras que el Apocalipsis de San Juan.

Y, sin embargo, algo que deriva lógicamente del contenido de este proyecto, hecho Ley ante una manifestación catastrófica de la naturaleza, similar a las otras cinco, ocurridas ya antes.

Aunque, para mejor y menos pior, como dicen los que saben, sería bueno no llegar a estos extremos. Una posibilidad abierta a condición de que "EL MINISTERIO DE CUIDADOS DE LA MADRE TIERRA " cumpliera al pie de la letra con las previsiones de la Ley:

"Promover el equilibrio y la armonía de la madre tierra."

En cuyo caso, claro está, la Pachamama podría inhibirse de ocasionar estos temibles e inhumanos desastres y darnos garantís... Cosa que sin embargo no parece fácil. ¿Cómo apelar a la conciencia de la Pachamama y hacerle entrar en razón, en qué idioma dirigirse (quechua o aymara…), por medio de qué nexo o procedimiento, etc.? Asunto jodido este… en el que podría ser invaluable el apelar al consejo de nuestros mejores amautas, y sin perjuicio de recurrir también a Harry Potter.

¡Qué tal metal! Y estos cuates, en su imparable espíritu de cambio revolucionario, tienen el tupé de llamarse cientístas sociales y organizan grandes seminarios internacionales con la participación de los aún más grandes personajes del mundo populista, juntándose para orientar el maravilloso proceso del cambio que tenemos la fortuna de estar viviendo: "el modelo civilizatorio y cultural alternativo al capitalismo [y al socialismo]" Ocasiones que de pasadita les sirven para acumular méritos y títulos como: "el Gramsci boliviano", "los intelectuales más grandes de Latinoamérica"… Gratificantes elogios que reciben cuando dan muestra de que parecen entender el galimatías postmoderno que les sueltan sus maestros.

II.

Otra perla del anteproyecto bienlogrado:

"La rotación es un principio estructurarte de las organizaciones e instituciones comunitarias, particularmente del ayllu. Comprende la circulación y rotación de los mandos, de las autoridades, de las jefaturas,"

¿Cómo harán para compaginar en conciencia este enfoque y aprecio justo por la rotación y alternancia en el poder, con la cerrazón del Presidente Evo Morales en su afán por orientar con su sabiduría al país por 3, 4 o más periodos de gobierno consecutivos…!!!!